Anna Politkóvskaya, la muerte del periodismo llega al cómic
  1. Cultura
Un libro indaga en la vida de la periodista

Anna Politkóvskaya, la muerte del periodismo llega al cómic

Un cómic recupera las tribulaciones de la reportera rusa y reconstruye el conflicto checheno

Foto: 'Cuadernos rusos', de Igort (Salamandra Graphics)
'Cuadernos rusos', de Igort (Salamandra Graphics)

El asesinato de Anna Politkóvskaya supuso un duro golpe para la sociedad rusa y para el mundo del periodismo. Se callaba una voz empeñada en denunciar injusticias. Su trabajo lehabía llevado a lugares muy peligrosos, a situaciones cercanas a la muerte, pero nunca tan lejos como el 7 de Octubre del 2006. Al entrar en el ascensor de su casa, fue asesinada a tiros.

Un acontecimiento que el dibujante italiano Igort rescata para hacer un profundo análisis. Cuadernos Rusos: la guerra olvidada del Cáucaso (Slamandra Graphic) recupera las intenciones de la periodista rusa y reconstruye algunos de sus recuerdos más importantes para aproximarse al conflicto checheno. Recoge los testimonios relacionados con el asesinato de la periodista rusa, busca lugares y personas próximos a lo sucedido y, finalmente, reconstruye los acontecimientos para aproximarnos a la verdad.

La publicación sigue el camino de su anterior trabajo Cuadernos Ucranianos: memorias de los tiempos de la URSS. Utiliza el mismo formato de libretas o cuadernos de apuntes, donde traza de manera esquemática anécdotas y relatos del horror. El tono documental y el rigor periodístico intercalan diferentes tiempos y sucesos que crean una idea simple pero absoluta de la lucha. Esclarece las diferencias ideológicas del conflicto, partiendo de un asesinato tan significativo para la historia reciente rusa.

El peso más didáctico del cómic se deja ver eninclusión dedatos relevantespara entender el contexto histórico. Las viñetas esbozanuna tragedia que llega a ser sobrecogedora gracias a la dureza de las imágenes, pero al tratarse de apuntes losespacios en blanco que dejan hueco a la esperanza y aligeran algunos fragmentos.

Igort (Cagliari, 1958) es uno de los nombres más importantes del cómic contemporáneo. La recreación del trauma ruso le transporta a sus orígenes familiares y él mismo se transforma en un personaje más del relato.

El dibujante (como personaje) buscacomprendera lasvíctimas de la democradura rusa, altiempo que relata cómo Anna Politkóvskaya indaga en territorio checheno. Ambosquieren hacer justicia con los damnificados: por un lado,los periodistas, abogados e intelectuales que lucharon contra la mentira; y por otro,las víctimas directas de las atrocidades producidas por el ejército y los campos de refugiados. Ambos basan sus convicciones en los testimonios de la gente corriente y se dirigen al lector para cuestionar las responsabilidades.

Esta doble investigación, que nollegará a concluir, encontrará, no obstante, numerosas respuestas por el camino.

Cómic
El redactor recomienda