Los colegios de EEUU declaran la guerra al baile de Miley Cyrus
  1. Cultura
La ley llega a la pista de baile

Los colegios de EEUU declaran la guerra al baile de Miley Cyrus

Universidades e institutos vetan los bailes sexuales de la nueva reina del porno pop. Llega el código de conducta para las fiestas de fin de curso

Foto: Miley Cyrus en su famosa actuación en los premios de la MTV. (EFE)
Miley Cyrus en su famosa actuación en los premios de la MTV. (EFE)

Quizás hayan visto ustedes el último videoclip de Miley Cyrus. ¿No? Es sencillo de explicar: la cantante (semidesnuda) se columpia en una bola de demolición mientras canta una desgarradora balada de desamor (Wrecking Ball). Contornearse en paños menores abrazada a una bola de derribo parece una excentricidad, pero se ha convertido en el nuevo deporte de moda en algunas universidades estadounidenses, como la progresista Gran Valley State (Michigan), cuyos encargados han procedido a retirar una bola de demolición que había en el campus alegando razones de "seguridad". Resulta quelos estudiantes llevaban varias semanas tomando la bola al asalto para imitar a Miley Cyrus.En protesta por la retirada, los estudiantes se dedican a iren peregrinación al lugar donde estaba la bolay berrear Wrecking Ball como si no hubiera un mañana. En dos palabras: la juerga.

Todoesto no sería más que una chorrada sin importancia de no ser porque frenar las imitaciones de MileyCyrus, sexuales ohumorísticas, se ha convertido en tendencia en los centros educativos de EEUU. Una paranoia que podríamos denominar así: Peligro de contagio sexual. Hace unos días supimos que un colegio, el River Ridge High School (Lacey, Washington), había prohibido a sus alumnos el twerking (el baile primo del perreo que hizo Cyrus en la MTV) en lossaraos escolares. Los que quieran pisar ahora la pista de baile escolar tendránque firmar un papel comprometiéndosea "no bailar como si estuvieran haciendo el amor" so pena de ser expulsados de por vida del baile de fin de curso. Lo verdaderamente alucinante de la misiva es el meticuloso grado de descripción del twerking, hasta el punto de que se prohíbe al alumnado "flexionarse a 45 grados" en la pista.

Los estudiantes tienen que comprometerse a no bailar como si estuvieran haciendo el amor so pena de ser expulsados de por vida del baile de fin de curso

Este nuevo contrato de baile escolar se ha extendido como la pólvora a otros colegios estadounidenses. Ejemplo:El South River High School (Maryland) ha preparado una circular en la que se proscribe el perreo gringo con estas palabras: "Cualquier baile que pueda ser interpretado como vulgar o provocativo, incluido el 'twerking'"

El nuevo contrato de baile escolar

El contrato del South River High School no está exento de comentarios surrealistas. Se asegura, por ejemplo, que los vehículos con los que los estudiantes llegan al baile "podrán ser registrados" en cualquier momento, "incluidas las limusinas".

El contrato de baile también ha llegado al Annapolis High School (Maryland) con ligeras variaciones. Aunque no se menciona directamente el término twerking, las autoridades educativas advierten que no se permitirán "los bailes sexuales explícitos". Y proceden a explicar lo que entienden por tal cosa: "Frotarse partes íntimas como pechos o genitales", pero también "las muestras de afecto prolongadas en público". Lo que, si lo piensan, es un torpedo contratodo un icono cultural estadounidense: los liguesen los bailes de fin de curso ¿Qué sentido tendríauna comedia de instituto en la que no se produzcan muestras de afecto prolongadas en público?

La paranoia antitwerking ha llegado a tal nivel en EEUU que en septiembresaltó la noticia de que un pueblo de Luisiana (De Quincey) se había convertido en la primera localidad del país en castigar con 30 días de cárcel a todo aquel que hiciera el baile. La noticia incluía las siguientes declaraciones de las fuerzas vivas del pueblo a la CNN: Alcalde: "Es un acto de desafío contra Jesús y sus enseñanzas. No podemos obviar este acto sexual fuera del matrimonio".Sheriff: "No se va a volver a bailar twerking en mi ciudad". Chaval del pueblo: "En serio, no hay absolutamente nada que hacer en este pueblo. El twerking era lo único que nos quedaba y ahora nos lo han quitado. Gracias al twerking no laestábamos liándoen la calle, esnifando pegamento y rompiendo cosas...". En efecto, demasiado hilarante para ser cierto. La noticia, que circuló (y sigue circulando) bastante por la red en EEUU, era en realidad una parodia creada por la web National Report.

Lo interesante de esta noticia inventada es que anticipó la actual ola de prohibiciones escolares del twerking. Una vez más, lo que empezó como una broma puede acabarcomo el rosario de la aurora. Los creadores del chisteinformativotambién pasarán a la historia por la mejor definición del twerkingjamás hecha: "Acto sexual fuera del matrimonio".

Aquellos que vaticinaron que Miley Cyrus había acabado con su carrera al bailar como una adolescente en celo, se han lucido.

Resumiendo: Aquellos que vaticinaron que Miley Cyrus había acabado con su carrera al bailar como una adolescente en celo en la gala de la MTV, se han lucido. Su nuevo disco (Bangerz), que salió a la venta el pasado 4 de octubre, va camino de convertirse en el segundo más vendido del año tras el Random Access Memories de Daft Punk. De juguete roto a icono de las nuevas costumbres juveniles.

Miley Cyrus, nueva reina del porno-pop, no inventó ni mucho menos el twerking, pero si lo institucionalizó al llevarlo a todos los hogares del mundo vía televisión globalizada. Consecuencias: El perreo gringo como fenómeno mainstream que se cuelahasta en el último instituto perdido de EEUU.

El redactor recomienda