Tres mujeres buscan un sillón en la Real Academia Española
  1. Cultura
DE LOS 46 PUESTOS SÓLO TRES ESTÁN ACUPADOS POR AUTORAS

Tres mujeres buscan un sillón en la Real Academia Española

La Real Academia Española debe decidir en los próximos meses los nombres de las tres insignes personas que ocuparán de forma vitalicia los sillones que han

placeholder Foto: Tres mujeres buscan un sillón en la Real Academia Española
Tres mujeres buscan un sillón en la Real Academia Española

La Real Academia Española debe decidir en los próximos meses los nombres de las tres insignes personas que ocuparán de forma vitalicia los sillones que han quedado vacantes en los últimos meses. El último representante de la Generación del 27, el escritor Francisco Ayala, ha sido el último académico de la docta casa en desaparecer. Pero su ausencia se suma a la de otros dos miembros a los que, todavía hoy, no se les ha encontrado sustituto: Antonio Colino, fallecido el 7 de marzo de 2008, y Carlos Castilla del Pino, muerto en mayo de este año.

 

Los sillones Z de Ayala, G de Colino y el Q, de Castilla del Pino siguen huérfanos. La RAE debe empezar en los próximos meses los procesos que conllevarán, finalmente, a la designación de los nuevos académicos. No hay una fecha exacta para el inicio de las deliberaciones, pero en la Academia admiten que el asunto debería plantearse “en una de las próximas juntas de gobierno”.

Los nombres en liza para los posibles candidatos se suceden en los corrillos de los célebres académicos, a falta de que la institución encargada de “limpiar, fijar y dar esplendor” a nuestro idioma establezca los plazos para la elección. En la terna de posibles figuran ya varias mujeres y algunos nombres de “los de siempre” para la primera vacante, la de Antonio Colino. Será ésta, previsiblemente, la primera silla en ser remplazada, aunque la Academia tampoco descarta que se aproveche para elegir a más de un académico a la vez.

Mientras tanto, varios nombres de mujeres figuran en primera línea de salida para completar el selecto grupo de guardianes de nuestra lengua. Soledad Puertolas, Adela Cortina o Clara Janés podrían entrar pronto en una Casa en la que, de momento, solo hay tres académicas: la escritora Ana María Matute, la historiadora Carmen Iglesias y la investigadora Margarita Salas.

Entre ellas, una de las que “suena con más fuerza” es la polifacética Clara Janés, poeta, ensayista, traductora e hija del conocido editor catalán Josep Jané. Sus poesías, faceta en la que más ha destacado, han sido traducidas a más de 20 idiomas.

Por su parte, la escritora aragonesa Soledad Puertolas fue ganadora del Premio Planeta en 1989 con su obra Queda la noche y cuenta en su haber con títulos como La vida oculta, o Adiós a las novias. Forma parte también, hasta 2012, del patronato del Instituto Cervantes.

Por último, la catedrática Adela Cortina es filósofa y autora de una decena de ensayos sobre ética y moral. El año pasado se convirtió también en la primera mujer en formar parte de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.

Joan Marsé “sería indiscutido”

 

“Es muy difícil saber quién tiene más posibilidades porque lo primero es que las personas propuestas acepten”, explica uno de los académicos consultados por El Confidencial. Según las normas de la RAE, cada candidato debe ser presentado por varios académicos en un proceso que, en su totalidad, puede llevar en torno a un mes y que, oficialmente, aún no ha comenzado. Una semana se dan a conocer los candidatos, en otra se leen sus elogios y, finalmente, los poco más de 40 académicos con derecho a voto deciden en un sufragio secreto.

A los nombres ya citados hay que incluir otros cuya unanimidad “sería indiscutida” en la institución. Tal es el caso del escritor y Premio Cervantes 2008, Joan Marsé. “Le votaríamos todos, pero tiene problemas en Cataluña y no sé si él lo va a aceptar”, reconoce la misma fuente. Marsé forma junto al también escritor Eduardo Mendoza el club “de los de siempre”, a la espera de que, más pronto que tarde, acaben entrando finalmente en la institución. Mendoza es otro prolífico escritor, autor de obras como Sin noticias de Gurb o 'El asombroso viaje de Pomponio Flato'.

Por último y, en representación del mundo del teatro y las artes escénicas, circulan en los corrillos de la Academia los nombres de dos dramaturgos: Juan Mayorga, que fue distinguido en 2008 con el Premio Valle Inclán de Teatro 2008 que concede el diario El Mundo por su obra La Paz perpetua; y José Luis Alonso de Santos, ganador del Premio Nacional de Teatro de 1986 y autor de una veintena de piezas de teatro, así como de varios libros y ensayos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
RAE Alberto Cortina