'Periodismo 3.0: El Confidencial, un caso de éxito'

"No podéis imaginar las presiones a El Confidencial por la venta del Popular"

La segunda jornada del curso de verano de El Confidencial y la UNIA analizó el periódico desde un punto de vista académico y profundizó en cómo se preparan las informaciones que se publican

Foto: Agustín Marco, redactor de información económica de El Confidencial. (Carmen Castellón)
Agustín Marco, redactor de información económica de El Confidencial. (Carmen Castellón)

Este martes tuvo lugar la segunda jornada del curso de verano 'Periodismo 3.0: El Confidencial, un caso de éxito', organizado conjuntamente con la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA). El encuentro, que dura tres días, radiografía el éxito del diario digital nativo más leído de España.

Ramón Salaverría, profesor de la Universidad de Navarra y Director del Center for Internet Studies and Digital Life, fue el primer ponente de la jornada. “El caso de El Confidencial es enormemente significativo. No es un medio cualquiera dentro de los medios digitales en España”, explicó el docente.

Para poner el diario en contexto, el investigador trajo a colación el 'Digital News Report' que elabora el Reuters Institute cada año y que señala a El Confidencial como “uno de los grandes medios nativos digitales” a nivel europeo. De hecho, es el que tiene la plantilla más amplia.

"No podéis imaginar las presiones a El Confidencial por la venta del Popular"

Salaverría puso de relieve la diversificación de ingresos practicada por el diario y abrió el melón sobre el pago por contenidos, una opción que El Confidencial no contempla a día de hoy. “Aunque el pago es algo minoritario, los datos muestran que cada vez más gente paga por leer prensa digital”. Un crecimiento que, en cualquier caso, es todavía muy lento.

Durante su intervención, el prestigioso investigador aprovechó para avanzar en primicia algunos datos de un estudio que está ultimando junto a la Universidad de Santiago de Compostela. La investigación, que analiza los cambios en los hábitos de consumo, incluye una cartografía de los medios digitales en España.

Ramón Salaverría, profesor de la Universidad de Navarra. (Carmen Castellón)
Ramón Salaverría, profesor de la Universidad de Navarra. (Carmen Castellón)

“A nivel nacional, hemos identificado 3.278 medios digitales, siendo 315 medios inactivos (9,6%) y 2.963 medios activos (90,4%)”. Salaverría explicó que casi el 75% de los medios activos se dedica a la información local, y que por territorios es Cataluña la comunidad con más medios: 591. Por tipo de contenidos, el 30% publica información especializada, frente a un 70% que está centrado en información generalista.

Y con todos estos datos, ¿qué es lo que hace diferente a El Confidencial? Salaverría cree que es la suma de varios factores: es un medio veterano (más de 15 años en marcha), multiplataforma, de información general, de autoría colectiva y dispone de varias fuentes de financiación.

Preguntado por los asistentes, el profesor se atrevió a dar un par de pinceladas sobre el futuro de los medios: "La verdadera batalla de los medios no se va a lidiar entre plataformas, sino en cómo vamos a ser capaces de hacer un contenido creativo con las herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance". Acerca de la sempiterna cuestión sobre el futuro del papel, Salaverría no cree que vaya a desaparecer, pero sí perderá la hegemonía que hasta ahora ostenta.

El Confidencial, objeto de estudio académico

La segunda charla de la jornada fue impartida por Bella Palomo, profesora de la Universidad de Málaga, quien destacó la presencia de El Confidencial en numerosas investigaciones académicas, al tiempo que subrayó la desconexión existente entre los medios y las instituciones educativas.

Palomo, que trabajó durante una década en el diario 'Sur', señaló que “estudiar periodismo y estudiar el periodismo no son modas pasajeras”. Una afirmación que los datos acreditan, a tenor de los 3.000 estudiantes que cada año se gradúan en periodismo en toda España.

Bella Palomo, profesora de la Universidad de Málaga. (Carmen Castellón)
Bella Palomo, profesora de la Universidad de Málaga. (Carmen Castellón)

Pese a ese aparente interés por el oficio, la profesora cree que los medios y la universidad no han sabido conectar lo suficiente. La falta de autocrítica de la prensa, los contenidos universitarios desfasados y la desmotivación de los alumnos son algunos de los motivos que Palomo esgrimió para explicar esa falta de comunicación.

Una realidad que, sin embargo, no ha excluido a El Confidencial de participar en la vida universitaria. La profesora señaló que el periódico ha sido objeto de estudio en numerosas investigaciones y propuso una serie de aspectos que podrían investigarse con mayor profundidad, desde las funciones metaperiodísticas del diario hasta la gestación de los diferentes premios recibidos, por citar dos ejemplos.

En el turno de preguntas, un estudiante 'recuperó' la citada desconexión prensa-universidad y quiso saber si la Universidad de Málaga se planteaba actualizar los temarios. “He abierto la caja de los truenos”, bromeó Palomo. Aunque la profesora es partidaria de introducir cambios cada pocos años para mantenerse a la vanguardia, admitió que estos procesos suelen dilatarse mucho.

Periodismo político en Andalucía

Tras una primera parte de corte académico, Isabel Morillo, periodista de la delegación de Andalucía de El Confidencial, recogió el testigo para contar cómo se cubre la información política en la comunidad autónoma.

La redactora, que cuenta con una dilatada trayectoria en prensa, lleva en esto de la información desde 1999. “Del periodismo se puede vivir, pero no os vais a hacer ricos”, explicó a los estudiantes. “Lo que sí os puedo decir es que es una profesión apasionante”.

Isabel Morillo, periodista de la delegación de Andalucía de El Confidencial. (Carmen Castellón)
Isabel Morillo, periodista de la delegación de Andalucía de El Confidencial. (Carmen Castellón)

Aunque Morillo está especializada en política, ella se autodefine como periodista "todoterreno" y quiso dar a los futuros periodistas varios consejos antes de pisar cualquier redacción. “Somos periodistas, no amanuenses. No hay que ser vocero de nadie. Si hacéis bien vuestro trabajo, ningún político os querrá”.

La redactora recordó que los periodistas deben ser “incómodos” para el poder y que por encima de todo deben preservar su independencia. Sobre el manido debate de la objetividad, Morillo afirmó que lo que hay que hacer es trabajar siempre con rigor y hacer un ejercicio de autoexigencia diario. “Y no os autocensuréis nunca”, apostilló.

Morillo aconsejó a los jóvenes presentes que se acerquen mucho a los veteranos para aprender de ellos y les recordó qué es lo más valioso que tienen: la firma. "Es tu bien más preciado y el mayor capital de tu firma es el rigor”.

Sobre la relación con las fuentes, la redactora explicó que es clave mantener una vinculación “sana” y no olvidar que las fuentes pueden dar información falsa. “Me ha pasado, y lo que hago es tacharle de la lista", aseguró.

Sobre la presencia de mujeres en el periodismo, Morillo admitió las dificultades para conciliar y se mostró confiada en que en el futuro habrá más mujeres en puestos directivos, incluido El Confidencial. “Nosotras podemos liderar equipos”, señaló.

Informar sobre empresas (y no morir en el intento)

La ponencia sobre información económica corrió a cargo de Agustín Marco, redactor de El Confidencial. “La principal diferencia entre la información política y la económica es que cuando escribimos de una empresa, tiene una repercusión económica: las acciones suben y bajan, el dinero se mueve”.

Para articular su charla, Marco se refirió a la exclusiva que publicó hace unas semanas sobre la quiebra y puesta en venta del Banco Popular. “Conseguir esta información requiere mucha calle, mucho trabajo y un poquito de suerte”, explicó a los asistentes. El redactor admite que tuvieron dudas de cómo hacer pública la información y que sabían que les iban “a caer tortas por todos lados”.

Agustín Marco, redactor de El Confidencial. (Carmen Castellón)
Agustín Marco, redactor de El Confidencial. (Carmen Castellón)

Unos temores que se vieron cumplidos. Minutos después de publicar la noticia, Marco recibió numerosas críticas hacia la exclusiva y a su trabajo. Hubo quien incluso tachó al periódico de ser “el 'Sálvame' de las finanzas”. Bastaron unos días para que quedase acreditada la autenticidad de la exclusiva y el buen hacer periodístico de El Confidencial.

Como se podía esperar, durante la evolución de los acontecimientos, los teléfonos del periódico no dejaron de sonar. "No os podéis imaginar las presiones que recibió El Confidencial tras publicar la noticia", señaló Marco. Hasta la CNMV llegó a amenazar al periódico con acciones legales si no revelaba sus fuentes, algo que no llegó a ocurrir.

Sobre si habría sido más prudente mantenerse en silencio, Marco señaló que el trabajo de los periodistas es contar lo que las empresas quieren ocultar. “Y el Popular estaba ocultando su quiebra”.

Uno de los asistentes se interesó por saber si el resto de medios conocían esta información y prefirieron callarse, algo que Marco ignora. Lo que sí confesó a los presentes es que la venta del Popular ha sido la información “más delicada” que ha publicado en su vida. Para terminar, un último recordatorio a los oyentes: “El periodismo, el derecho a la información y la dignidad están por encima de todo".

El SEO es tu amigo

Para cualquier medio de comunicación digital, el mantenimiento y la adquisición de tráfico es una de las partes más importantes en el día a día. Ese es el trabajo que desempeña Irene Gómez, responsable de Desarrollo de Audiencias de El Confidencial. El pasado mes de julio, el diario firmó una cifra récord de 11,9 millones de lectores.

¿Y por qué es importante conocer tu audiencia? La periodista explica que el número de usuarios es la cifra que los anunciantes utilizan a la hora de decidir dónde ponen su publicidad, de ahí que sea fundamental trabajar este aspecto de forma constante. “El producto digital tiene vida, internet está vivo. Las noticias no mueren al día siguiente de ser publicadas”, explicó.

Irene Gómez, responsable de Desarrollo de Audiencias de El Confidencial. (Carmen Castellón)
Irene Gómez, responsable de Desarrollo de Audiencias de El Confidencial. (Carmen Castellón)

“Nuestro trabajo consiste en que nuestro contenido llegue a nuevas audiencias, además de mantener nuestra audiencia actual”. Con un equipo de 35 profesionales, una parte del Laboratorio de El Confidencial se centra en saber cómo llegan los usuarios, qué hacen en la web, cómo se les puede hacer volver, etc.

'Grosso modo', la responsable de audiencias divide en dos partes las fuentes de tráfico del diario: orgánico (Google) y redes sociales. A día de hoy, el 60% del tráfico de El Confidencial llega a través del móvil, el 30% vía ordenadores de sobremesa y el 10% por 'tablets'.

En cualquier caso, la importancia del tráfico no choca con la producción informativa del diario: “El tráfico no condiciona los contenidos. Los redactores hacen su trabajo, el equipo de audiencias no interviene en el trabajo editorial”.

Irene explicó que en El Confidencial se elaboran analíticas diarias, semanales, mensuales y también por secciones. También destaca la labor de evangelización de los redactores para que conozcan este trabajo y puedan sacarle todo el provecho. “No escribimos para Google, escribimos para los lectores. Pero los lectores muchas veces buscan en Google”. De ahí que sea importante que las noticias tengan bien hecho el SEO.

A lo largo de su intervención, la periodista contó su trayectoria profesional e instó a los estudiantes a ampliar su formación digital y contar con un extra que les pueda diferenciar el día de mañana cuando den sus primeros pasos profesionales.

La creciente importancia de las redes sociales

Cerró la terna de ponentes Álvaro Rigal, responsable de redes sociales de El Confidencial. “Aquí tenemos tres objetivos: tráfico, marca e ingresos“.

Durante su charla, el periodista desglosó los componentes de cada uno de esos objetivos. “El tráfico social es el 15% del total. No es demasiado, queremos que sea más”. Por plataformas, el peso de Facebook es abrumador: el 75% de los lectores que llegan por redes sociales lo hacen desde ahí.

Álvaro Rigal, responsable de redes sociales de El Confidencial. (Carmen Castellón)
Álvaro Rigal, responsable de redes sociales de El Confidencial. (Carmen Castellón)

“Estamos en un proceso de evangelizar a la redacción de que Facebook es una entrada de tráfico muy importante”, explicó. Y es que aunque en esta red no mucha gente sigue a medios, los usuarios sí comparten muchas noticias. “En Twitter, por ejemplo, sí es más habitual seguir a medios de comunicación”.

El segundo objetivo pasa por crear marca, algo complejo en el caso de El Confidencial al no contar con una línea editorial. “Por un lado es un medio riguroso y fiable, y al mismo tiempo rompedor y alternativo”. Para Rigal, ser serio no implica ser aburrido y ser cercano no implica colegueo.

El Confidencial cuenta con tres editores para los perfiles de El Confidencial y uno para Vanitatis. Además, hay una redactora para hacer temas. “Hace piezas que pensamos que pueden funcionar bien en las redes sociales”.

Rigal explicó que el objetivo no es solo que se lean las piezas, sino también que se compartan. El periodista ejemplificó muy bien la importancia de medir los tiempos con las noticias sobre la popular serie 'Juego de tronos'. ”Aunque no haya 'spoilers' en el titular, si publicas la pieza demasiado pronto, te expones a una reacción negativa de la audiencia. Hay que medirlo muy bien”.

Para todas las plataformas en las que está presente El Confidencial, Rigal aconseja no ser muy insistente con las publicaciones y primar la calidad sobre la cantidad, amén de ser consciente de que cada red tiene su público y que una pieza que se lee bien en Facebook no tiene por qué funcionar en Twitter.

A modo de cierre, Rigal quiso concluir su intervención hablando de la difícil relación entre medios y redes sociales. Ambos se necesitan pero al mismo tiempo compiten por la atención de los lectores. “Si estás en Facebook, no estás en la web del medio”, apuntó. Y es que las redes sociales, al igual que los medios, no quieren que los usuarios salgan de sus plataformas.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios