Salvar al soldado Cebrián: la patronal de la prensa saca la cara por 'El País'
  1. Comunicación
frente a las críticas de 'the new york times'

Salvar al soldado Cebrián: la patronal de la prensa saca la cara por 'El País'

La patronal de la prensa en España cierra filas en torno al diario 'El País' y a la prensa de papel tras las críticas sobre falta de independencia recogidas por 'The New York Times'

placeholder Foto: El presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián (EFE).
El presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián (EFE).

La patronal de la prensa en España cierra filas para salvar al 'soldado Prisa'. En un gesto insólito y sorprendente, la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), que aglutina a las principales cabeceras de papel y que hasta la fecha ha mantenido importantes controversias internas en aspectos clave para el sector como la aplicación de la 'tasa Google' o el'canon AEDE', ha decidido salir en defensa gremial del sector y en especial del diario 'El País' tras el enorme revuelo generado por la publicación de un reportaje en 'The New York Times' sobre el estado de la prensa en Españay su pérdida de independencia ligada asus problemas económicos.

El reportaje ha servido ya para que 'El País' haya despedido de forma fulminante a una de sus históricas firmas, Miguel Ángel Aguilar, unido al periódico por más de tres décadas, ytambiénpara que el diario haya decidido no distribuir este jueves el tradicional cuadernillo en español de 'The New York Times' que entrega desde hace años. Gesto que se ha acompañado también con una dura andanada a modo de pataleta contra el periódico norteamericano en la sección de comunicación de 'El País' de este jueves.

Ahora, lanota de la AEDE critica lo que considera una “caricatura” de la realidad del sector en nuestro país yasegura que eltexto de 'The New York Times' está “lleno de convencionalismos sin contrastar”. Y eso a pesar de que en el reportaje, escrito por el corresponsal en Madrid Raphael Minder, expresan su opinión, además de Aguilar, otras destacadas voces del periodismo español como el exdirector de 'El Mundo' Pedro J. Ramírez o su sucesor, Casimiro García Abadillo, que reconoce abiertamente que hay “artículos críticos sobre grandes instituciones que no se publican o se publican de manera amable”.

“La crisis económica general, junto con la particular reconversión de los medios en los últimos años, ha mantenido al margen lo más preciado de nuestro trabajo, la libertad de prensa”, sostiene la patronal en su duro comunicado, en el que recuerda tambiénque continuamente están naciendo nuevos diarios en papel y en formatos digitales o que la prensa tradicional ha destapado grandes escándalos políticos o empresariales en los últimos años. Según los editores,“el artículo no describe la realidad”, encontrándolo“desafortunado y lleno de convencionalismos sin contrastar”, algo “particularmente sorprendente en un medio de tanto prestigio” como 'The New York Times'.

Las críticas expresadas en el 'NYT' por algunos periodistas españoles hacen hincapiéen la transformación vivida en el sector en los últimos años a lomos de la crisis económica. Hay que recordar, por ejemplo, que el grupo Prisa, el principal damnificado por el reportaje, llegó a tener una deuda superior a los 5.000 millones de euros, que se ha reducido, en la actualidad, hasta los 1.880 millones. Eso ha permitido, igualmente, que los grandes bancos y corporaciones de este país están ahora representados en su consejo de administración como sus principales acreedores. Entre otros, La Caixa, Santander, el HSBC (hay que recordar que las informaciones sobre la Lista Falcianise publicaron en España a través de El ConfidencialyLa Sexta) o Telefónica.

“Los editores de prensa españoles reivindican su labor informativa y ponen en valor la investigación y la rigurosidad por las que se rigen sus redacciones para actuar como conciencia crítica del poder", añade el comunicado de la patronal. "Misión que ha sido especialmente notoria durante los años de crisis, cuando el cuestionamiento de las estructuras tradicionales ha sido especialmente intenso por parte de los medios de comunicación”, concluyen.

Esta respuesta tan contundente contra el 'NYT' y en defensa del conglomerado de Cebrián contrasta con el propio papel que el presidente del grupo Prisa ha llevado a cabo en los últimos meses en temas considerados clave dentro del sector. Y es que, en julio, Cebrián anunció que los diarios y medios de comunicación que se engloban dentro de sugrupo no cobrarán la cuestionada 'tasa Google' a la que, según marca la ley, no pueden renunciar. Un movimiento en solitario y por libre que amenazó con dinamitar la propia unidad interna dela AEDE, que ha hecho de este tema uno desusprincipales caballos de batalla. El desmarque de Cebrián -en un momento en el que todavía no existe siquiera un desarrollo de la propia Ley de Propiedad Intelectual- rompía de facto con la unidad en el seno de este 'lobby' y cuestionaba su propio valor como interlocutor de referencia de todala prensa de papel. La unidad parece haberse recuperado. Aunque sea para hacer frente al enemigo exterior.

El País AMI (Asociación de Medios Informativos) Prensa The New York Times Noticias del Grupo Prisa Tasa Google
El redactor recomienda