PROVIDENCE EQUITY QUISO TOMAR LA COMPAÑÍA HACE APENAS MESES

Prisa rechaza una oferta del capital riesgo por Santillana de 2.150 millones

El Grupo Prisa se resiste a reducir su creciente deuda a costa de vender activos. Según ha podido saber El Confidencial por fuentes próximas a la compañía,

Foto: Prisa rechaza una oferta del capital riesgo por Santillana de 2.150 millones
Prisa rechaza una oferta del capital riesgo por Santillana de 2.150 millones

El Grupo Prisa se resiste a reducir su creciente deuda a costa de vender activos. Según ha podido saber El Confidencial por fuentes próximas a la compañía, el grupo de medios rechazó hace apenas meses una oferta de 2.150 millones por parte de la firma de capital riesgo Providence Equity para adquirir el 100% de la editorial Santillana. Una operación que hubiera proporcionado alivio a las cuentas de la empresa de los Polanco, después de que su agujero se disparara en el primer semestre del año hasta los 3.465 millones de euros. La sociedad negocia actualmente con la banca para reestructurar los vencimientos más allá de 2013.

“Las cuentas eran claras. Prisa atesora el 75% de Santillana. La transacción le proporcionaba más de 1.600 millones de euros. De ellos, 1.400 iban para los bancos y otros 200 para paliar sus problemas de tesorería. Pero los gestores la rechazaron”, explican estas fuentes. Desde Prisa se explica, sin entrar en pretendientes ni ofertas concretas, que en los últimos tiempos “se han recibido muchas propuestas por la compañía”. Sin embargo, añaden que la intención del grupo “no pasa por perder perímetro ni por vender un activo importante”, que además es “una máquina de hacer dinero”. En esta línea, se zanja que “la filosofía de todo el plan de refinanciación se basa en mantener la estructura del grupo”.

Providence Equity, que gestiona un capital 23.000 millones de dólares, se define en su propio sitio web como la “firma de capital riesgo líder en los sectores de media, comunicación, información y educación”. Ha invertido en más de 100 compañías en sus 22 años de historia y tiene sedes en Nueva York, Los Angeles, Londres, Hong Kong o Nueva Delhi. No hubiera sido su primera relación con España. No en vano ya participó en la compra a Pearson del Grupo Recoletos (Marca o Expansión) al apoyar en 2005 una opa lanzada por un grupo de directivos, con Jaime Castellanos a la cabeza. La firma declinó hacer comentarios sobre la información. No obstante, fuentes próximas a la sociedad admitieron que Santillana “se miró en el pasado” y aseguraron que tanto ese como otros activos “son ahora una oportunidad”.

El cortejo de Pearson

Como publico El Confidencial, Prisa ya rechazó a finales de 2009 una oferta por Santillana del Grupo Pearson. El propietario de Financial Times y la editorial Penguin ofrecía entonces 1.300 millones de euros por el 100% de la división de educación de Prisa. El cortejo de Pearson se prolongaba desde mediados de ese año, con los bancos apretando. “Se podría haber considerado si la oferta fuera mareante, si estuviera fuera de mercado, pero no es el caso”, aseguraban en ese momento fuentes conocedoras del episodio. El generoso planteamiento económico hecho por Providence sí podría haber generado más dudas. No en vano el ebitda (beneficio operativo) de Santillana se situó en 166,35 millones en 2010.

Prisa consiguió lo que quería en abril del pasado ejercicio, fecha en que cerró la venta de un 25% de la editorial al desconocido fondo DLJ South American Partners. La operación, por la que obtuvo casi 280 millones de euros, le permitía conseguir cash sin perder el control de la compañía. Eso sí, la transacción se constituía como un mero intercambio financiero, una suerte de préstamo. “El epígrafe otra deuda financiera incluye a diciembre de 2010 109,63 millones de euros correspondientes al pasivo registrado como consecuencia de la obligación generada por el dividendo preferente anual comprometido con DLJ South American Partners LP por el 7% de su inversión en Santillana, calculado como una renta perpetua”, rezan las cuentas de Prisa correspondientes al pasado ejercicio.

Santillana es una de las joyas de la corona del grupo. No en vano la editorial aportó casi un 28% del ebitda de la sociedad en 2010, por delante de las divisiones de radio o prensa. En esta línea, el área de educación incrementó sus ingresos un 6,3% en el primer semestre de 2011. Una evolución que le permitió anotarse un ebitda de 78,04 millones, el 6,6% más. Un desempeño que contrasta con el conjunto del grupo, cuyo beneficio operativo cayó un 27,5%, hasta los 220,21 millones. “Estamos sabiendo aprovechar las oportunidades que ofrece la educación. Con un potencial enorme en Latinoamérica y en los proceso digitales”, puntualizan fuentes oficiales de la firma.

Mientras, el grupo trabaja para cerrar una inyección de fondos imprescindible para resolver sus problemas de tesorería y convencer a los bancos de que refinancien su creciente deuda. La idea es ingresar 150 millones, con la ayuda de sus socios americanos. “Timón, accionista de referencia de Prisa, ha suscrito un acuerdo con los señores Martin Franklin y Nicolas Berggruen, accionistas significativos y consejeros de Prisa, para constituir una sociedad (Special Purpose Vehicle–SPV), participada al 50% por ambas partes y controlada por Timón, destinada a convertir 75.000.000 de warrants, por importe de 150.000.000 euros, en acciones de la sociedad”, explicaba la compañía la semana pasada en una nota remitida a la CNMV.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios