Revolución en la Cope: Jiménez Losantos y César Vidal abandonan la cadena

La suerte está echada. Si no media un milagro, Federico Jiménez Losantos y César Vidal, los dos conductores estrella de la cadena Cope, abandonarán la emisora

Foto: Revolución en la Cope: Jiménez Losantos y César Vidal abandonan la cadena
Revolución en la Cope: Jiménez Losantos y César Vidal abandonan la cadena

La suerte está echada. Si no media un milagro, Federico Jiménez Losantos y César Vidal, los dos conductores estrella de la cadena Cope, abandonarán la emisora de la Conferencia Episcopal antes del verano.

Las negociaciones que desde hace meses llevan a cabo las dos partes no han dado resultado alguno. El miércoles por la noche, el presidente de la emisora, Alfonso Coronel de Palma, se entrevistó con Jiménez Losantos a quien, a cambio de abandonar la conducción del programa de la mañana, el más oído de la cadena y responsable de buena parte de sus ingresos publicitarios, le ofreció que compartiera el programa La Linterna con César Vidal, su director, a razón de dos horas cada uno. 

Ayer noche, la entrevista de Coronel de Palma volvió a repetirse, pero esta vez con César Vidal como interlocutor, y con idéntica propuesta. Ninguno de ellos ha aceptado la oferta, aunque la respuesta definitiva no se producirá hasta la vuelta de la semana santa. Lo que está claro es que Losantos y Vidal, a quienes une una estrecha amistad, han ligado su suerte, decididos a actuar de forma conjunta en esta pelea.

En la marcha de ambos comunicadores parece haber jugado un papel capital, según fuentes de toda solvencia consultadas por este diario, el mismísimo Vaticano y, en concreto, el nuevo secretario de Estado, monseñor Tarcisio Bertone, con la ayuda directa del cardenal español monseñor Cañizares. La presión vaticana, aliada con la parte de la Conferencia Episcopal menos conservadora, habría tenido como consecuencia el dejar en minoría al presidente de la Conferencia Episcopal, Rouco Varela, tradicional baluarte de los comunicadores.

A aquella alianza se habrían sumado algunos sectores vinculados al Opus Dei y muy presentes en el Consejo de Administración de la propia COPE, deseosos de defenestrar a Jiménez Losantos desde hace mucho tiempo. La Obra como institución, sin embargo, ha señalado a este diario que se mantiente al margen del asunto. La marcha de Losantos y Vidal podría tener efectos demoledores para la cuenta de resultados de COPE, que el año pasado perdió 15 millones de euros como consecuencia de la crisis publicitaria, y para la propia plantilla de la emisora.

En la partida que se acaba de jugar en la llamada "emisora de los Obispos" también ha podido tener su influencia -en realidad ha sido la gota que ha colmado el vaso- la reciente adjudicación de una emisora de radio a Jiménez Losantos y Unidad Editorial (Pedro J. Ramírez) por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Se trata de la ‘joya de la corona’, ya que es la única emisora que podrá escucharse en la capital, lo que ha levantado suspicacias en los propietarios de Cope, que también aspiraban a esa emisora. Ese acuerdo entre Pedro J. y Losantos podría ser el germen de una colaboración a futuro mucho más amplia entre el periodista aragonés y el diario El Mundo, del que ya es columnista.

 

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
300 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios