Es noticia
Menú
Polanco acepta su derrota ante Roures y pide precio por el fútbol de pago a partir de 2009
  1. Comunicación

Polanco acepta su derrota ante Roures y pide precio por el fútbol de pago a partir de 2009

Cambio radical en la conocida como segunda guerra del fútbol, que enfrenta desde hace meses a Mediapro-Jaume Roures con Prisa-Sogecable-Polanco por los derechos de emisión en

Foto: Polanco acepta su derrota ante Roures y pide precio por el fútbol de pago a partir de 2009
Polanco acepta su derrota ante Roures y pide precio por el fútbol de pago a partir de 2009

Cambio radical en la conocida como segunda guerra del fútbol, que enfrenta desde hace meses a Mediapro-Jaume Roures con Prisa-Sogecable-Polanco por los derechos de emisión en televisión de los clubes de fútbol. Según ha podido saber este diario, las negociaciones que han mantenido ambas empresas en los últimas semanas no han sido para encontrar la manera de firmar la paz y que no se repitan escenas como la ocurrida hace dos jornadas, cuando Telecinco y la Sexta emitieron las dos en abierto el mismo partido de fútbol.

De acuerdo con las fuentes consultadas, en esas reuniones lo que se ha negociado es el precio al que Mediapro estaría dispuesto a venderle a Prisa los derechos del fútbol de pago a partir de la temporada 2009, fecha en la que Roures tendrá los derechos de todos los equipos de primera y segunda división y Sogecable, ninguno.

"Lo ocurrido hace dos jornadas, cuando Telecinco y la Sexta emitieron los dos el mismo partido, es más bien una consecuencia de la batalla, no la batalla en sí", explican fuentes conocedoras de la situación. "La verdadera razón de porqué Prisa hace eso y se busca a Telecinco para perjudicar a La Sexta es porque Mediapro no le quiere vender los derechos del fútbol de pago a partir de 2009", insisten estas fuentes.

El dato supone un cambio radical en la guerra del fútbol porque revela que Prisa ya ha dado por perdida esta guerra y lo que realmente busca es asegurarse la emisión del fútbol de pago a partir de 2009, algo clave para el desarrollo de su plataforma Digital Plus. Su guerra no es, por tanto, como se creía públicamente hasta ahora, la de conseguir que el juez le diera la razón en el pleito que mantiene con Mediapro ni que la productora de Roures le devuelva los 58 millones de euros que asegura le debe por incumplir el contrato firmado por ambas empresas en julio del año pasado.

"La verdadera cuestión nunca ha sido que Prisa crea que Mediapro ha incumplido el contrato de julio de 2006 y que por tanto no tenga efecto el acuerdo al que llegaron con los equipos de fútbol de primera y segunda división para comprar sus derechos a partir de 2009, dejando sin nada a Polanco. Prisa sabe que en caso de que el juez les de la razón y declare nulo ese contrato, al día siguiente lo van a volver a firmar", explican fuentes bien informadas. Durante todo el conflicto, la Liga de Fútbol Profesional y los clubes de fútbol han demostrado estar a favor de Mediapro.

La productora catalana, en cambio, no quiere saber nada de venderle los derechos del fútbol de pago a Prisa, al menos de momento. La estrategia de Mediapro pasa porque el Gobierno ceda al desarrollo de la TDT de pago, como han pedido en numerosas ocasiones públicamente los responsables de la productora. Si parte de la TDT es de pago, habrá ya más de un posible comprador para esos derechos que ahora quiere Prisa urgentemente, y el precio será más alto. Además, el comprador podría ser otra cadena, lo que daría un golpe de muerte a la plataforma de pago de Prisa, Digital Plus.

Negociaciones rotas

De acuerdo con las fuentes, las cosas se complican para Prisa porque las negociaciones han quedado aparcadas tras los últimos acontecimientos. "Sigue habiendo contactos porque todos conocen gente en la otra empresa y hablan, pero son contactos informales. Reuniones normales, sentados en una mesa con papeles delante, hace algún tiempo que se han parado", explican fuentes conocedoras de la situación.

Cambio radical en la conocida como segunda guerra del fútbol, que enfrenta desde hace meses a Mediapro-Jaume Roures con Prisa-Sogecable-Polanco por los derechos de emisión en televisión de los clubes de fútbol. Según ha podido saber este diario, las negociaciones que han mantenido ambas empresas en los últimas semanas no han sido para encontrar la manera de firmar la paz y que no se repitan escenas como la ocurrida hace dos jornadas, cuando Telecinco y la Sexta emitieron las dos en abierto el mismo partido de fútbol.