Laicismo cristiano, por S. Casto
  1. Área privada EC Exclusivo
  2. Cartas al director
ENVÍE SU CARTA EN EL FORMULARIO INFERIOR

Laicismo cristiano, por S. Casto

El laicismo es una idea nacida en el seno de las sociedades cristianas. Porque el cristianismo apenas influye en la vida civil de los creyentes

Foto: Laicismo cristiano, por S. Casto
Laicismo cristiano, por S. Casto

Estimado director,

en referencia al artículo "El laicismo francés es el mejor modelo social, pero cada vez es más ilusorio", el problema de base es que el laicismo es un concepto de la cultura cristiana. No solo porque surge en las sociedades occidentales de cultura cristiana, sino porque está presente en la misma teología cristiana (dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios) y desde el origen en la organización de las iglesias cristianas, en las que el papa y la jerarquía eclesiástica son diferentes e independientes del poder civil de reyes y nobles.

Todo ello, además, se traduce en que el ejercicio de la religión cristiana apenas tiene influencia en la vida civil de los fieles: no hay que vestirse de ninguna forma determinada, ni comer o dejar de comer unos alimentos determinados (salvo en Cuaresma, y con mucha flexibilidad y excepciones), ni descansar obligatoriamente en determinados dias, ni rezar a unas horas establecidas.

Eso no sucede en otras religiones. Y, concretamente, no sucede en absoluto en la religión musulmana. Empezando porque el profeta Mahoma fundó un Estado y lo gobernó como califa. El Islam, a todos los efectos, además de un sistema de creencias espirituales supone una organización social y económica que regula absolutamente todos los aspectos de la vida.

Severo Casto

Religión