Es noticia
Menú
¿Una teocracia en Estados Unidos?: parte desde el Territorio Amón
  1. Área privada EC Exclusivo
DATE DE ALTA GRATIS

¿Una teocracia en Estados Unidos?: parte desde el Territorio Amón

El Territorio Amón abre sus puertas todos los domingos por la mañana. Suscríbete gratis para recibir en tu bandeja de correo electrónico todos los envíos de esta newsletter

Foto: Imagen: EC Diseño
Imagen: EC Diseño

Este es un fragmento de la newsletter Territorio Amón que se envía de forma gratuita todos los domingos por la mañana. Si quieres recibirla en tu correo electrónico solo tienes que hacer click aquí o en el módulo que aparece a continuación.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Ahora que se ha personado entre nosotros el presidente de Estados Unidos, tiene sentido mencionar la regresión de la llamada primera democracia del mundo. O de la mal llamada primera democracia, pues la influencia del Tribunal Supremo en el recorte de derechos y de libertades identifican América como una anómala y extraña teocracia.

Y no porque Biden sea un teócrata, pero sí porque los togados del Supremo se han convertido en siervos de Dios. Y en propagandistas de la “cultura de la vida”. Con matices. Porque puede llevarse un rifle al hombro, pero no es concebible interrumpir un embarazo. Ni siquiera cuando han pasado unas horas de gestación. O cuando ha habido una violación. O cuando ha mediado un incesto. O cuando han sobrevenido malformaciones irremediables

In God we trust. Confiamos en Dios. El eslogan del billete de dólar es tan elocuente como el triángulo masón en el que aparece un ojo metafísico que nos escruta, redundando en las supersticiones de una sociedad en fase de involución, hasta el extremo de que las mujeres de 2022 disponen de menos derechos que sus abuelas.

Por eso aludo sarcásticamente al juez Clarence Thomas, no solo miembro del Tribunal Supremo y de la Inquisición, sino promotor de otras iniciativas que denuncian el matrimonio gay y hasta los anticonceptivos.

Lo mismo piensa el Papa Francisco, quede claro. Pero el Vaticano es una teocracia de verdad, inequívoca, mientras que Estados Unidos es una democracia que ha degenerado en el oscurantismo y en la superstición.

Y que ha propagado en ultramar la ortodoxia ciega y extremista de los primeros pastores del Mayflower. Lo sabemos en España con la trágica parodia de VOX. Y con la afinidad confesional de su líder, cuya reacción a la decisión del Supremo demuestra los peligros que supondría su influencia en la Moncloa. Palabra de Abascal.

Este es un fragmento de la newsletter Territorio Amón que se envía de forma gratuita todos los domingos por la mañana. Si quieres recibirla en tu correo electrónico solo tienes que hacer click aquí o en el módulo que aparece a continuación.

El Confidencial