Dónde come McCoy | Mawey, el lugar del que hablan los que saben de tacos
  1. Área privada EC Exclusivo
EXPERIENCIA GASTRONÓMICA

Dónde come McCoy | Mawey, el lugar del que hablan los que saben de tacos

Lo mejor es dejarse llevar por las sugerencias de la gente de la sala y, así, disfrutar de las diferencias entre las distintas viandas en función del ingrediente principal del mismo

placeholder Foto: Imagen: Irene de Pablo.
Imagen: Irene de Pablo.

Es un secreto a voces entre los 'foodies' de la capital. El lugar para tomar tacos en Madrid es Mawey Taco Bar en cualquiera de sus dos sucursales, ya sea la situada en la calle Olid, al lado de la plaza de Olavide, o en los alrededores de la Gran Vía madrileña, en el número 5 de la calle San Bernardo.

En contra de lo que se podría pensar, no son sus chefs gente trabada en la cocina de origen mexicano, salvo alguna incursión de Fernando Carrasco por los fogones de Punto MX. Tampoco los locales exhiben esa exagerada ambientación con que algunos 'tex-mex' tratan de suplir lo que la comida no aporta. Y, por último, hay poca variedad en una oferta en la que se agradece que no se abuse de ese queso que en muchos de estos restaurantes todo lo esconde, matando sabores y destrozando estómagos. Hasta los fueras de carta giran alrededor del taco, plato estrella de la casa.

Por tanto, ya saben lo que tienen que pedir.

Foto: Ilustración: Irene de Pablo.

Lo mejor, como siempre hemos repetido en estas mismas líneas, es dejarse llevar por las sugerencias de la gente de la sala y, de este modo, disfrutar de las diferencias entre las distintas viandas en función del ingrediente principal del mismo, ya sea carne, pescado o… lo que se tercie.

Así, sin más preámbulo que la quesadilla club Mawey con huevo y chipotle —muy rica, pero demoledora en su contundencia, parecía casi más una lasaña que otra cosa—, arrancamos con los tacos del gobernador, de camarón con queso Oaxaca y polvo de kikos, increíble; seguimos con los de suadero, carne de ternera, salsa de aguacate y tomatillos, muy muy ricos; saltamos después al árabe, cordero con adobo de chile pasilla y crema, original y delicioso; nos paramos luego en los de atún rojo con salsa pipián, una pieza de pleno sabor; pasamos con menos alegría por el de panceta glaseada con chipotle y tamarindo, que se quedó atrás; nos entretuvimos después con el de pulpo yucateco con adobo de tres chiles, superbien resuelto, que el pulpo no es fácil, y concluimos la jugada con el brisket, 'wagyu', cebolla caramelizada y puré de maíz que, paradójicamente, pese a ser la propuesta del día, fue el que menos nos gustó.

Es verdad que se puede correr el riesgo de que, en un recorrido tan extenso, las percepciones se acaben confundiendo. Pero la realidad es que no fue así. Cada taco llegaba a la mesa con una idiosincrasia propia que lo hacía diferencial. Y suficientemente espaciados como para no tener que correr, otro defecto propio de los 'tex-mex' que te llenan la mesa de condumio generando un agobio innecesario en el comensal. Nos quedaron en el tintero los clásicos del pastor, el de cochinita pibil, el de carnitas de pato o el de pez mantequilla, amén de los postres. Ya tenemos excusa para la siguiente visita.

De bebida, Pacífico a tutiplén, aunque la carta de cócteles y micheladas es extensa.

Al igual que las hamburguesas en Madrid se llaman Bistroteca, algo parecido está llamado a suceder con Mawey y sus tacos. O sea que ya saben, déjense caer por sus predios y me cuentan.

La semana que viene más y, seguro, mejor.

Es un secreto a voces entre los 'foodies' de la capital. El lugar para tomar tacos en Madrid es Mawey Taco Bar en cualquiera de sus dos sucursales, ya sea la situada en la calle Olid, al lado de la plaza de Olavide, o en los alrededores de la Gran Vía madrileña, en el número 5 de la calle San Bernardo.

Gastronomía Madrid México Restaurantes
El redactor recomienda