Es noticia
Menú
E. Hernández: "La guerra fría ya está aquí y no hay posibilidad de evitarla"
  1. Área privada EC Exclusivo
SOLO PARA SUSCRIPTORES

E. Hernández: "La guerra fría ya está aquí y no hay posibilidad de evitarla"

El jefe de Opinión de El Confidencial repasa los principales temas de la actualidad geopolítica con especial atención al conflicto entre Estados Unidos y China

Foto: Esteban Hernández. (Carmen Castellón)
Esteban Hernández. (Carmen Castellón)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La tragedia de las grandes potencias de que avisaba John Mearsheimer se está cumpliendo. El orgullo, tanto de un Estados Unidos que no está dispuesto a ceder su posición hegemónica como de una China que busca utilizar su ascenso para dar la vuelta a la supuesta humillación histórica a que se ha visto sometida, nos ha llevado de vuelta a un conflicto geopolítico abierto entre dos colosales poderes. Sin embargo, la enorme interdependencia económica propia de nuestra era hace que esta pugna, a diferencia de la que hubo entre Washington y Moscú, que definió la segunda mitad del siglo XX, no se esté librando mediante guerras 'proxy' y amenazas nucleares, sino a través, principalmente, de la tecnología y la innovación. Esta es la nueva guerra fría sobre la que ha reflexionado Esteban Hernández, jefe de Opinión de El Confidencial, quien también se pronuncia sobre un abanico de temas de la actualidad geopolítica mundial en el cuarto y último de los encuentros Horizonte 21, un proyecto de Área Privada exclusivo para suscriptores.

"Estamos en un escenario de guerra fría. Estamos en él por una voluntad decidida de Estados Unidos y por una conciencia de la situación por parte de China. Cada uno de ellos está desplegando sus fuerzas de la manera que entiende más adecuada, pero siendo conscientes los dos de que la guerra fría ya está aquí y no hay posibilidad de evitarla", explica en la charla que tuvo lugar este miércoles en El Confidencial con el moderador y periodista Ramón González Férriz. "El impulso belicoso va a estar ahí, tiene aristas diplomáticas, sociales y comerciales, pero es improbable que las tenga bélicas a corto o medio plazo. Eso nos llevaría a un escenario de confrontación como el que había con la Unión Soviética. China no es un país que quiera extender su ideología, como ocurría con la URSS, eso nos deja menos lugares para hacer guerras 'proxy", indica Hernández.

placeholder Esteban Hernández (izq.) y Ramón González Férriz (dcha.). (Carmen Castellón)
Esteban Hernández (izq.) y Ramón González Férriz (dcha.). (Carmen Castellón)

¿Cuáles serán los frentes de esta nueva guerra? Serán "el 5G, el 6G, la inteligencia artificial, lo militar...", enumera el analista. "En todos esos ámbitos, la intención expresa de EEUU es repatriar todo lo posible, no solo por el hecho de tener las capacidades productivas en su mano, sino también por el hecho de cerrar puertas a la expansión china. Si tú te fijas ahora mismo en Europa, hay una intención clara de que el 5G chino no se instale aquí. Eso está absolutamente ligado a la geopolítica, y es en esos ámbitos en los que se está dando la gran pelea.

La Unión Europea, precisamente, se encuentra ahora mismo entre la presión de dos grandes potencias que quieren actuar como imperio, dependiendo enormemente de ambas y sin la capacidad de ejercer como un actor del tamaño que le corresponde en el tablero geopolítico. Hernández desea un escenario diferente. "Sería absurdo desperdiciar la potencia que tienen los países principales de la UE para liderar una recuperación europea que nos situase de verdad en términos de poder dialogar con las grandes potencias", opina. Significativos cambios son necesarios para que el bloque comunitario se erija como este tercer poder, y ante todo se necesita una voluntad política que, señala el periodista, todavía no está ahí. "Hasta ahora, la UE no ha tomado una decisión. Está como Angela Merkel: manteniendo un equilibrio pero sin apostar por nada en concreto".

La indecisión que afecta a los Veintisiete también se refleja en otros aspectos, como los problemas que han afrontado durante la pandemia, como la escasez en el suministro de las vacunas o la necesidad de importar material sanitario. "La UE está dividida entre dos almas: una que sigue pensando en términos de libre comercio, financiarización o relaciones globales, y otra que está prestando mucha más atención a la industria, al desarrollo de las regiones y a la conservación del estado de bienestar. Ambas no son compatibles en este instante. Una de ellas tiene que imponerse sobre la otra", señala Hernández.

A Europa le pasa como a España, reflexiona el jefe de Opinión de El Confidencial: "Cada uno está pensando en términos propios en lugar de pensar más en los términos comunes". "Para que eso cambie y que realmente haya un desarrollo que permita otro tipo de política, lo primero tiene que ser un plan económico de salida que permita asentar la sociedad y a partir de ahí generar los consensos. Hay que empezar por la economía para transformar la política", sentencia. En este sentido, Hernández concluye el encuentro con un llamado no solo a volver a una economía real, sino también a la cultura. "Si hay un cambio en Europa, este tiene que ser cultural. Introducir una serie de ideas que vayan impregnando el espacio público. Sin ese impulso primero, el resto de fuerzas no se alinean".

La tragedia de las grandes potencias de que avisaba John Mearsheimer se está cumpliendo. El orgullo, tanto de un Estados Unidos que no está dispuesto a ceder su posición hegemónica como de una China que busca utilizar su ascenso para dar la vuelta a la supuesta humillación histórica a que se ha visto sometida, nos ha llevado de vuelta a un conflicto geopolítico abierto entre dos colosales poderes. Sin embargo, la enorme interdependencia económica propia de nuestra era hace que esta pugna, a diferencia de la que hubo entre Washington y Moscú, que definió la segunda mitad del siglo XX, no se esté librando mediante guerras 'proxy' y amenazas nucleares, sino a través, principalmente, de la tecnología y la innovación. Esta es la nueva guerra fría sobre la que ha reflexionado Esteban Hernández, jefe de Opinión de El Confidencial, quien también se pronuncia sobre un abanico de temas de la actualidad geopolítica mundial en el cuarto y último de los encuentros Horizonte 21, un proyecto de Área Privada exclusivo para suscriptores.

Unión Europea
El redactor recomienda