X

EL CONFIDENCIAL puede usar cookies para recordar tus datos de inicio de sesión, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basándose en tus intereses.

6'

EDUCACIÓN DEPENDE DE CIUDADANOS

Moreno Bonilla recibe una denuncia por enchufismo tras el ascenso de su hermana

El Gobierno andaluz de PP y Cs afronta su primera denuncia por enchufismo en un caso que afecta directamente al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno. La adjudicación de una plaza como directora de un conservatoria a su hermana, María Dolores Moreno, y la denuncia de otra aspirante con más puntos han motivado la reclamación a la Delegación de Educación en Málaga y la impugnación del procedimiento, según avanzó este miércoles 'El País'.

Hay que recordar que el PP y Cs hicieron bandera de la lucha contra la corrupción del PSOE para pedir el cambio político en la Junta y que Moreno no se cansó de sentenciar, tras las elecciones de diciembre y la formación de Gobierno, de que con su llegada "se acabó el enchufismo en la Junta de Andalucía".

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, consideró que "los tiempos en los que la gente entraba a trabajar en la Junta por la puerta de atrás se acabaron con este Gobierno". "Solo habrá procesos de igualdad, mérito y capacidad. La hermana [del presidente] es funcionaria desde hace 14 años y ella ha optado con más personas a un puesto en concurso público para dirigir un conservatorio de la Junta y quedó segunda. La primera ya fue directora y fue cesada por distintos problemas", señaló Bendodo. Según su versión, la inspección educativa "desaconsejó" que se volviera a contratar a quien fue cesada. "La hermana del presidente es una funcionaria, con 14 años de experiencia, cuatro carreras y que tiene el mismo derecho que cualquier otra persona, siempre con criterios de igualdad, mérito y capacidad", dijo el dirigente del PP, que admitió que el concurso público no era necesario pero se realizó para dotar al proceso de más transparencia. "La hermana del presidente es una más entre los 276.000 trabajadores públicos que hay en la Junta de Andalucía", señaló, dejando claro que la decisión fue de los técnicos de Educación.

En la reclamación de este nombramiento, al que ha tenido acceso este periódico, la demandante expone que tras la jubilación del director del Conservatorio Superior de Danza Ángel Pericet, en Málaga, el inspector hizo una consulta sobre el perfil más adecuado para cubrir esta vacante "por un periodo transitorio de un año". Hasta diciembre, cuando haya convocatoria oficial, la plaza se cubrirá de manera interina.

Una de las profesoras de ese centro, que ahora impugna el procedimiento, presentó su candidatura y contó, según su versión, con el aval del director que dejaba la plaza. La catedrática de Música y Artes Escénicas, Mónica Romero, insiste en que fue el inspector de Educación quien postuló el nombre de María Dolores Moreno, "que el director rechazó de forma reiterada por la trayectoria desde hace años de faltas de puntualidad no justificadas y quejas de los alumnos, que el director nunca quiso materializar en apercibimientos por miedo a represalias, al estar su hermano metido en política", según consta en la reclamación presentada a la Delegación de Educación.

La demandante sostiene que la inspección educativa abrió una convocatoria para que se presentaran candidatos interesados a la dirección. Se valorarían la antigüedad como funcionario y en la carrera docente, la formación directiva y los méritos académicos y profesionales habituales para cualquier plaza pública.

En realidad, según ha confirmado este periódico, la plaza se podría haber adjudicado a dedo de forma provisional siempre que el candidato cumpliera los requisitos y sin abrir un concurso de méritos, lo que solo es estrictamente necesario en caso de la adjudicación definitiva. Sin embargo, se optó por abrir un concurso y la demandante asegura que el inspector le trasladó que se hacía así "por transparencia" y "para no perjudicar a María Dolores Moreno Bonilla por ser quien es".

La tercera en discordia

Hasta aquí no hay ninguna supuesta irregularidad. En su reclamación a Educación, la denunciante asegura que el inspector le trasladó que había una tercera aspirante, Esperanza Utrera, que "tenía la máxima puntuación, 49 puntos sobre 50. Con una gran diferencia respecto al resto de candidatas". La puntuación de Moreno Bonilla era de 38,20, cuenta con 14 años de docencia y cuatro carreras, un máster en liderazgo educativo y un doctorado en Psicología. "Tras el hermetismo y la falta de transparencia absoluta en este asunto por parte de la Delegación territorial de Málaga", reseña la denuncia, los aspirantes demandan que se publiquen los méritos.

"Se entiende, se espera y es deseable, más cuando con el reciente cambio político se hace alarde de la transparencia que va a marcar este periodo y de la erradicación de los enchufismos", señala el texto registrado ante la Junta, que se hubieran hecho públicos la puntuación y el baremo de méritos. Sin embargo, la inspección educativa se niega a ello. También se solicitó a través del portal de transparencia de la Junta.

Esa reclamación motivó una resolución, con fecha de 18 de junio, donde se deniega el acceso a esa información y se concluye que los documentos solicitados no son públicos. La delegación insiste también en que no era necesario el concurso y que la ley permitía la designación a dedo para una cobertura provisional "de un profesor funcionario, preferentemente del centro docente".

El PP ha defendido que "no hay caso". Según las explicaciones dadas, no de manera oficial aún, la otra candidata con mayor puntuación ya había sido directora en 2005 y "tuvo que ser destituida", lo que motivó que no se le adjudicara la plaza. "La hermana de Moreno Bonilla es funcionaria de carrera desde hace 14 años, es catedrática de Música y Artes Escénicas y el puesto al que ha accedido es de libre designación y temporal, hasta que se cubra por el proceso ordinario", reseñan.

Ánimos encendidos en Educación

La denuncia caldea los ánimos de los interinos de Educación, convocados a salir a la calle para protestar por una nueva instrucción que cambia el sistema de adjudicación de plazas y que, según este colectivo, genera "caos e incertidumbre" en la apertura del curso. A las puertas del Parlamento andaluz, donde este miércoles se celebraba una Diputación Permanente que interrumpe las vacaciones de sus señorías, se oyeron gritos en defensa de la escuela pública y acusaciones a PP y Cs de beneficiar a la concertada.

El portavoz del PSOE, Rodrigo Sánchez Haro, exigió explicaciones públicas al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, al consejero de Educación, Javier Imbroda, de Ciudadanos, y al vicepresidente, Juan Marín, recordando que este partido dijo que había venido "a regenerar la vida pública". El PSOE lamentó que la hermana del presidente haya entrado "por la puerta de atrás para ser directora" y denunció "un posible caso de nepotismo".

Desde Adelante Andalucía, Ángela Aguilera comunicó que van a pedir que el expediente se haga público para "despejar la incógnita" y "ver los criterios de la adjudicación".

Hoy en portada