cuidado con llevar la música alta

Cómo correr de noche con seguridad: consejos para hacer 'running' nocturno

Llevar un frontal y ropa reflectante son algunos de los elementos que nos ayudarán a crear una carrera segura

Foto: Correr de noche requiere unas medidas de seguridad extra. (iStock)
Correr de noche requiere unas medidas de seguridad extra. (iStock)

Cada corredor tiene su horario para entrenar y son muchos los que tratan de compaginar el 'running' con el trabajo, la familia y el resto de obligaciones del día a día. Cuando no queda más remedio que salir a correr de noche, o si directamente te gusta hacerlo en ese horario, aquí tienes consejos, trucos y accesorios para hacer 'running' con total seguridad durante la noche.

Puede parecer que correr de día y de noche es lo mismo, y lo cierto es que sí estamos practicando el mismo deporte, pero las condiciones cambian y hay que prepararse. Además, dependiendo de la época del año en que estemos, no queda más remedio que salir a entrenar sin sol porque anochece muy temprano.

Si eres un corredor nocturno, debes preocuparte mucho por la visibilidad por doble motivo: nuestra visibilidad del entorno por el que corremos, ya sea ciudad o montaña, se reduce; y la visibilidad que el resto del mundo tiene de nosotros —sobre todo si en nuestra zona de entrenamiento suele haber tráfico— también baja considerablemente.

Correr de noche requiere unas medidas de seguridad extra. (Foto: Pedro Moya)
Correr de noche requiere unas medidas de seguridad extra. (Foto: Pedro Moya)

Más visibles para el resto del mundo

La visibilidad del entorno no suele ser un problema cuando corremos por ciudad de noche, ya que el alumbrado público debería ser suficiente para iluminar nuestro camino. Sin embargo, si la ruta por la que corres no está correctamente iluminada, haces 'running' por caminos a oscuras o directamente te vas a disfrutar de la montaña en plena noche, deberías llevar contigo una luz.

En ese caso, la opción más correcta es buscar un buen frontal de 'running'. Hay muchos modelos en el mercado y los más comunes son los que se colocan en la cabeza: el ajuste es muy bueno y la batería dura varias horas, pudiendo elegir distintos niveles de intensidad o modos de iluminación (patrones, parpadeos, luz continua, etcétera).

Con estos frontales, conseguiremos iluminar directamente el lugar por el que pasamos, pero también debemos ser visibles por la espalda: lo ideal es llevar una luz de seguridad visible desde detrás, ya sea integrada en la parte trasera del propio frontal o también mediante alguna luz de clip, un brazalete o tobillera de LED. Estos accesorios no pesan más que unos gramos y tienen una gran autonomía.

Carrera nocturna. (Foto: Pedro Moya)
Carrera nocturna. (Foto: Pedro Moya)

Una luz frontal o una gorra

Puede parecer una tontería, pero todo esto es de vital importancia si corremos por la montaña, alejados del núcleo urbano. Hay que pensar que, en caso de tener un accidente o una emergencia, debemos ser visibles para que puedan encontrarnos.

Al correr de noche por zonas con otros vehículos, lo ideal es hacerlo de cara al tráfico y siempre por el arcén cuando no tengamos acera disponible. Hay un accesorio que todo el mundo tiene por casa y que va genial para correr de noche: la gorra. Una simple gorra puede ayudarnos a no deslumbrarnos con los focos de los vehículos que vienen de frente.

Preparados ante emergencias

Nadie piensa en la posibilidad de sufrir un accidente cuando sale a correr, pero puede ocurrir y hacer 'running' de noche aumenta las probabilidades. Por esto, no está de más llevar siempre con nosotros un documento de identidad, así como nuestro teléfono móvil por si tuviésemos una emergencia.

Además, gracias a los 'smartphones' de hoy en día, tenemos multitud de aplicaciones que nos permiten estar localizables en caso de accidente, y nuestros familiares o amigos pueden ver la ruta que hemos seguido (aunque lo ideal es tratar de decir por dónde vamos a correr antes de irnos).

Utiliza ropa reflectante y cuidado con la música

Ya hemos hablado de la importancia de utilizar un buen equipamiento para correr en otros artículos —el material textil técnico se agradece— y, si se trata de correr de noche, cobra una importancia todavía mayor que puede resumirse en una palabra: reflectante.

(Foto: Pedro Moya)
(Foto: Pedro Moya)

Más allá de la tecnología, de luces y brazaletes de todo tipo, la ropa reflectante es nuestra gran amiga al hacer 'running' de noche. Además, por suerte, prácticamente todas las zapatillas de 'running' hoy en día incluyen elementos reflectantes en distintas zonas de su diseño (incluso en la suela, viéndose en cada zancada).

Por último, recordar que durante la noche hay que agudizar todos los sentidos para correr con seguridad, y eso también influye en lo que escuchamos o dejamos de escuchar. La música es genial para hacer los entrenamientos más amenos y motivarnos, pero no podemos aislarnos por completo del entorno, así que lo mejor es que mantengas un volumen bajo que permita escuchar todo lo que ocurre a tu alrededor o directamente que solo utilices uno de los dos auriculares.

Correr por la noche puede ser una gozada: permite disfrutar del silencio de la ciudad, de la calma, y nos aleja durante un rato del ajetreo diario, pero también debemos prestar atención a algunos de estos puntos para volver siempre a casa pensando únicamente en lo bien que nos han sentado esos kilómetros.

[Pedro Moya es autor del blog 'Palabra de runner']

La salud del deporte

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios