Así será la educación poscovid según la OCDE, Harvard o Salman Khan
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. Educación
Tercera edición de Enlighted

Así será la educación poscovid según la OCDE, Harvard o Salman Khan

Más de 46.000 personas reunidas en el evento sobre educación EnlightED concluyeron que es hora de explorar nuevas formas de aprender, enseñar y trabajar tras la crisis del coronavirus

placeholder Foto:

El pasado mes de marzo, los colegios, institutos y universidades de España y otros países tuvieron que echar el cierre. Lo hicieron empujados por un confinamiento que obligó a repensar el modelo educativo y a hacerlo, además, en un tiempo récord. Las herramientas digitales fueron un factor fundamental para que la actividad educativa no se paralizara en ese tiempo y demostraron que la digitalización en el ámbito académico es un fenómeno imparable.

Las lecciones aprendidas durante estos meses fueron el eje central de la tercera edición de EnlightED, el evento sobre educación, tecnología e innovación organizado por Fundación Telefónica, IE University, Fundación Santillana y South Summit. Celebrado de manera digital, el encuentro contó con la presencia de más de 46.000 personas de más de 40 países —y sigue despertando interés, superando las 320.000 visualizaciones en diferido—, entre quienes se encontraban nombres de la talla del psicólogo Steven Pinker; el profesor y creador de la Academia Khan, Salman Khan; la profesora del Instituto de Educación University Collegue London Rose Luckin; el presidente de Microsoft, Satya Nadella, o el investigador Nassim Taleb. Sobre la mesa, una reflexión común: los retos de aprender, enseñar y trabajar en nuestras sociedades después de 2020.

Satya Nadella, presidente de Microsoft, recordó que la tecnología “solo es una herramienta” y que para exprimir todo su potencial tiene que estar “en manos de la gente, estudiantes y profesores”. Si algo ha aprendido Nadella de esta pandemia, es que hay que “rechazar los dogmas”. Lo hizo al ilustrar que mientras el 30% o 40% de la población trabaja desde casa, el resto lo hace de manera presencial. “Ya vivimos en una economía híbrida, por lo que ningún dogma es bueno”, ya sea el de acudir sí o sí a la oficina o el que dice que toda actividad se puede hacer en remoto.

Explorar nuevas formas de aprender

En una sociedad hiperconectada, contar con competencias digitales se ha convertido casi en una obligación tanto para profesores como para estudiantes. Marina Umaschi, profesora de Child Development and Computer Science en Tufts University, apuntó la gran oportunidad del sector educativo para explorar nuevas formas de aprender y enseñar. Umaschi incluso se preguntó si no ha llegado el momento de replantear el papel de la escuela “a la luz de las capacidades tecnológicas” que se han desarrollado en los últimos años: "Si no cambiamos la manera de pensar, da igual el contenido que enseñemos".

¿Llegará esa respuesta de manera global o asistiremos a diferentes iniciativas en función de los territorios? Andreas Schleicher, director de Educación y Habilidades de la OCDE, y Fernando Reimers, director de la iniciativa global de Innovación en Educación de la Universidad de Harvard, se inclinaron por lo primero. Ambos creen que estamos en el buen camino para construir una respuesta global que ofrezca soluciones a este cambio de paradigma. “Gracias a la pandemia, va a haber una mayor concienciación para hacer cambios profundos en la educación. Hace 10 años, existían ciertas presiones locales o nacionales muy reacias a la idea de que hubiera una brújula global, a que hubiera un conjunto de objetivos para toda la ciudadanía. Eso ha cambiado”, argumentó Reimers.

En esa nueva escuela, y en esos nuevos objetivos globales, algunas herramientas van a ganar peso. La programación es una de ellas, con algunas voces que incluso llaman a que se imparta en la escuela primaria. Hadi Partovi, fundador y CEO de code.org, recordó que estos conocimientos se pueden aplicar a infinidad de ámbitos en el día a día: “El alumnado que se prepara en ciencias de la computación alcanza un mejor desempeño en áreas troncales, además de desarrollar destrezas fundamentales como la cooperación y la creatividad, claves para la educación actual”.

El premio Princesa de Asturias para la Cooperación Internacional en 2019, Salman Khan, fue el encargado de clausurar la conferencia. Lo hizo señalando la profunda brecha que ha abierto la pandemia en ciertos círculos sociales: “El covid-19 ha puesto de manifiesto que la gente que no tiene acceso a la tecnologí­a corre el riesgo de quedarse más y más atrás”.

"Hace 10 años, existían ciertas presiones locales o nacionales muy reacias a la idea de que hubiera una brújula global. Eso ha cambiado"

Para mitigar estas brechas, Khan propuso una educación a varias velocidades, en que cada alumno pueda aprender a su ritmo, sin limitaciones ni de espacio ni de tiempo: “Aprender más despacio no significa que no seas listo. Hay mucha gente que aprende más lento porque quiere hacerlo con más profundidad. Debemos dar a las personas la oportunidad de cubrir sus necesidades formativas a su propio ritmo, porque cada uno tiene unas necesidades y unas capacidades diferentes”.

Hora de reinventar la educación

Los últimos meses han servido para sacar conclusiones en todo tipo de sectores, desde el laboral al educativo. Para el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, la gran lección aprendida en este 2020 es el papel integrador de la tecnología. “El 90% de los estudiantes de todo el mundo, 1.600 millones de alumnos, se vio afectado por el cierre de los centros educativos. Esta situación ha revelado e intensificado el impacto de la brecha digital en términos de acceso a la educación para aquellos más desfavorecidos. Por eso, ahora más que nunca, urge aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece la tecnologí­a a favor de una sociedad inclusiva. Es hora de reinventar la educación para llegar a todos, poniendo las personas en el centro”.

Según Pallete, estamos entrando en “la edad de oro del aprendizaje”, un momento en que lo digital se ha convertido en un nuevo lenguaje universal. Ese aprendizaje es la esperanza de millones de niños en todo el planeta: “Para que construyan un futuro mejor, no solo para ellos, sino para todos nosotros”.

Modelo educativo ECBrands Educación BrandsTelecomunicaciones