¿APRUEBAS O SUSPENDES?

Así es la polémica prueba de ortografía que fallaron 10.000 opositores a Guardia Civil

El examen de ortografía consiste en determinar qué palabras están bien o mal escritas en 10 frases, incluyendo términos en desuso como frange, sayal o alodio

Foto: Agente de la Guardia Civil (EFE)
Agente de la Guardia Civil (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Las últimas oposiciones para ingresar en la Guardia Civil han generado una tremenda polémica. ¿El principal causante? Un test de ortografía que han suspendido más de 10.000 candidatos de las 27.000 personas que se presentaban a examen, que ya se han quejado de la dificultad de la prueba y han pedido su anulación ante el tribunal de selección de las oposiciones.

La prueba consta de 10 frases con palabras poco comunes a analizar, teniendo que identificar cuatro términos por cada enunciado. La misión es señalar cuáles están bien escritos y cuáles contienen faltas de ortografía, todo ello sin acumular muchos errores y en un margen de tiempo de diez minutos. De las 40 palabras que conforman la prueba, hay que conseguir 30 respuestas correctas o más para aprobar, con un margen de error de diez preguntas.

¿Te atreves a demostrar tus conocimientos en el examen de ortografía de la Guardia Civil? Desde este blog han elaborado un test para evaluar quién sería capaz de resolver la prueba de ortografía de estas oposiciones, al que se puede acceder desde aquí.

La ambigüedad y la poca frecuencia con la que se emplean actualmente los vocablos elegidos es lo que más ha irritado a los opositores que, a causa de no aprobar el test, se han quedado fuera del proceso. De hecho, un filólogo especialista en corrección y edición ha analizado el examen para la reclamación interpuesta al tribunal por un grupo de opositores suspensos, señalando que no todas las preguntas se podían resolver con lógica y aplicando reglas ortográficas básicas.

Un error tipográfico en el examen

Todo dependía de la competencia y el bagaje lector de cada aspirante, aunque algunos de los términos del test no suelen ser habituales hoy en día. Palabras como frange, sayal, alodio o abate son el caldo de cultivo de novelas clásicas, expresiones lingüísticas que, en su mayoría, han caído en desuso. A pesar de ello, el tribunal ha defendido la adecuación de la prueba. No obstante, ha sido tal la confusión que ha provocado el examen que se ha colado hasta un error tipográfico al incluir "jabeque" como "javaque", convirtiéndola en una de las palabras que había que corregir pero con errata incluida.

Educación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios