59 detenciones y 18.000 piezas recuperadas

La Guardia Civil lidera una macroperación europea contra el tráfico de antigüedades

La Guardia Civil española ha liderado la operación de la EUROPOL 'Pandora III', que se ha incautado de más de 18.000 piezas culturales traficadas de manera ilegal

Foto: Objetos incautados. Fuente: Europol
Objetos incautados. Fuente: Europol

La Guardia Civil española ha liderado una macroperación a nivel europeo -con participación de organizaciones internacionales como la Europol, la Interpol y la Organización Mundial de Aduanas (OMA)- contra el tráfico de bienes culturales, desde antigüedades y obras de arte a piezas arqueológicas de gran valor. La conocida como 'Operación Pandora III' se ha saldado con la detención de 59 personas y más de 18.000 bienes culturales incautados, 10.000 en una única investigación exitosa coordinada por la Guardia Civil, según ha informado la oficina europea de Policía.

En esta ocasión, el foco de la investigación ha estado en los crecientes mercados de venta ilegal de antigüedades 'online', desde casas de subastas o galerías de arte a plataformas digitales como Amazon o Facebook, pasando por aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Telegram o Viber. El uso de nuevas plataformas agrega un desafío extra en el combate contra este crimen de naturaleza transnacional, por lo que autoridades policiales de hasta 29 países han asignado miles de agentes de policía y aduanas para monitorear el mercado 'online' y otros puntos calientes en el tráfico como aeropuertos, puertos o incluso yacimientos arqueológicos. En el marco de la operación Pandora III se han detectado casi 200 sitios web sospechosos.

Entre los objetos recuperados está una biblia del siglo XV de una rara edición que había sido robada en Alemania hacía más de 25 años y que ha sido devuelto a su país de origen por la policía neerlandesa, que además organizó una semana de 'ciberpatrullas' para controlar sitios webs sospechosos con la colaboración de 26 expertos internacionales. Por su parte, la policía rumana logró recuperar 128 piezas de equipamiento militar de soldados del imperio romano, y el personal de aduanas de Alemania interceptó un antiguo sello cilíndrico de cristal de época mesopotámica que había sido enviado al país por correo postal. La operación más destacada es, sin embargo, la de la Guardia Civil española, con 10.000 piezas recuperadas en una única macroinvestigación.

La mayoría de los objetos recuperados procedían de países europeos, aunque en algo más de una treintena se ha rastreado su origen en países como Colombia, Egipto, Irak y Marruecos. También se han incautado de herramientas útiles para este tipo de actividad ilegal como detectores de metales.

Facebook, un supermercado del tráfico ilegal de arte

La irrupción de plataformas sociales como Facebook ha diversificado los métodos del tráfico de antigüedades, que ya se aprovechaba de un robusto mercado del arte internacional (principalemente europeo -Francia, Bélgica o Suiza- y estadounidense, aunque Japón se está convirtiendo en los últimos años en un comprador emergente) muy poco regulado.

Los traficantes aprovechan el escaparate de las redes sociales, así como herramientas de localización, para ofrecer piezas, la mayoría expoliadas de países con crisis internas, según explican los expertos del instituto para la Investigación del Tráfico de Antigüedades y el Patrimonio (ATHAR).

"La función 'Grupos' de Facebook, que permite a los usuarios crear y controlar una red de personas con 'intereses compartidos', se ha convertido en un facilitador para la expansión de las redes de tráfico de antigüedades. Los Grupos proporcionan un entorno perfecto para las interacciones digitales y las redes transfronterizas entre los usuarios interesados en comprar y vender antigüedades, lo que les permite comunicarse de manera eficiente y discreta", explican desde ATHAR.

Fuente: Europol
Fuente: Europol

Tras la revolución de Tahrir en 2011 en Egipto, cientos de piezas fueron robadas de las salas del Museo Egipcio de El Cairo, pero otras tantas de yacimientos faraónicos en el sur del país. Los terroristas del Estado Islámico, en Siria e Irak, encontraron en la venta 'online' de piezas de época mesopotámica una fuente de ingresos menos vigilada que anteriores fuentes tradicionales de financiación del terrorismo como la venta de petróleo o armas. Hoy día, no es misión imposible encontrar grupos de Facebook con piezas provenientes de conflictos abiertos como el de Yemen o Libia.

Dada la dimensión transnacional de este crimen, que va más allá de fronteras y dificulta operaciones de un único cuerpo policial a nivel nacional, Europol, INTERPOL y la OMA han establecido unidades de coordinación operativa las 24 horas del día para apoyar el intercambio de información y facilitar la cooperación policial en este ámbito, así como realizar controles cruzados en diferentes bases de datos internacionales y nacionales.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios