sistemas educativos

Grietas en el paradigma

Después del paso de la educación tradicional a otra más moderna, al autor le da la impresión de que estamos ante otro cambio fundamental en la óptica académica

Foto: Un grupo de niños sale del colegio. (iStock)
Un grupo de niños sale del colegio. (iStock)

En Teoría de la Ciencia, se denomina 'paradigma' a grandes marcos teóricos universalmente reconocidos que, durante cierto tiempo, proporcionan modelos conceptuales, problemas y soluciones a la comunidad científica. Cambian cuando el paradigma vigente es incapaz de resolver algunas cuestiones y aparece otro más potente y más eficaz. El paradigma newtoniano, por ejemplo, fue sustituido por el paradigma relativista. En sentido estricto, hay muy pocos cambios de paradigma. En educación, a lo largo de parte del siglo XX se fue gestando un cambio de paradigma educativo. La 'escuela tradicional' fue sustituida por la 'escuela nueva'. Este término fue acuñado por Edmund Demolin en 1898, consagrado con la fundación en 1921 de la Liga Internacional de las Escuelas Nuevas, y perfilado por muchas iniciativas que lo han convertido en el paradigma que ha sustituido al tradicional —al que se le llama modelo estándar (OCDE), instruccionista (Papert), reproductivo (Bourdieu), etc.—.

El paradigma cambió porque el tradicional no resolvía muchos problemas educativos. Mantenía un modelo pasivo de aprendizaje

También cambió la consideración jurídica del menor, como ha mostrado María de la Válgoma en '¿Padres sin derechos, hijos sin deberes?'. El paradigma cambió porque el tradicional no resolvía muchos problemas educativos. Mantenía un modelo pasivo de aprendizaje, el maestro era el referente supremo y única fuente de información, se descuidaba la autonomía del alumno, no se reconocían los derechos del niño, y no se atendía a la diversidad.

Estas son las características enfrentadas de ambos paradigmas, el tradicional y el nuevo moderno:

PARADIGMA TRADICIONAL

PARADIGMA MODERNO

Centrado en el enseñar

Centrado en el aprender

Educación pasiva y memorística

Educación activa, constructiva

Educación centrada en el maestro

Educación centrada en el alumno

Educación directiva

Educación no directiva

Educación centrada en el conocimiento

Educación centrada en la persona

Favorece la docilidad y la norma

Favorece la autonomía y la creatividad

Aprendizaje individual

Aprendizaje cooperativo

Relación con el saber

Relación con la vida

Relación de sumisión entre discípulo y maestro

Relación de afecto y camaradería

Enfatiza los contenidos

Enfatiza los procesos

Motivación extrínseca

Motivación intrínseca

Énfasis en el deber

Énfasis en el deseo

Creo que el 'paradigma moderno', al que debemos muchas cosas importantes, se está resquebrajando, lo que me hace presagiar que más pronto que tarde habrá un cambio de paradigma. Hoy les muestro algunas grietas importantes.

Una manifestación del 'paradigma moderno' fue la pedagogía libertaria, fundada en la idea de libertad del alumno. Tuvo su culminación en Summerhill, la escuela fundada por Alexander Neill. El niño, decía, aprende lo que le interesa, por eso hay que dejarle a su aire. La pedagogía debe ser negativa: “Vive y deja vivir”. (Neill, A., Summerhill. México, FCE, 2010. 106-107). No debe obligarse a los niños a ir a clase o a estudiar. Ya lo hará y aprenderá muy deprisa cuando le interese. La pedagogía radical de Neill se basa en el interés como gran motor educativo. La didáctica o los métodos pedagógicos son intrascendentes. Ochenta años después, Zoe Neill, la hija continuadora de Summerhill, ha escrito un libro titulado 'Summerhill hoy' (Valencia, Litera, 2012).

Exceso de indulgencia

Las cosas han cambiado. Neill padre intentaba liberar a los niños de la represión familiar. La hija se encuentra con que la educación familiar actual peca de un exceso de indulgencia, a consecuencia de lo cual los niños dejan de adquirir las referencias necesarias para limitar sus deseos. Por ello, la orientación de Summerhill ha de ser más disciplinaria y centrada en la tutoría en el aula, “enseñando a los niños que no pueden hacer siempre lo que quieren, que también tienen que prestar atención a los derechos y a los sentimientos de los demás. Un pequeño cambio de papeles que Neill hubiera encontrado interesante” (Neill, Z., op. cit., pág. 16).

No me parece un pequeño cambio, sino un cambio radical. “Antiguamente —continúa— los niños que estaban enfadados con sus padres tendían a ser algo introvertidos y callados, y a menudo les llevaba mucho tiempo pasar por el usual patrón Summerhill de liberación, pero en los últimos años he visto llegar a la escuela a muchos niños que tratan a sus padres con ira y autoritarismo, que los desafían abiertamente, les insultan a voz en grito o escenifican una rabieta más propia de un niño de dos años para conseguir lo que quieren" (Neill, Z., op. cit., págs. 53-54).

El adulto tirano

En Francia, Françoise Dolto tuvo una influencia poderosa en la escuela. También pensaba que toda imposición era castradora. No había ni siquiera que insistir al niño para que se lavara, porque ya descubriría la necesidad de hacerlo. Didier Pleux, un pedagogo experto, publicó en 2002 'De l’enfant roi a l’enfant tyran' y 10 años después un estudio sobre lo que había ocurrido a esos niños: 'De l’adulte roi a l’adulte tyran'. El estudio era una descripción de los fallos del paradigma moderno. Entre medias, publicó 'Generation Dolto', sobre los problemas que ha planteado ese modo de entender la educación.

Vivimos en un tiempo en el que la ética 'centrada en el niño' se ha convertido en una justificación de todo tipo de prácticas de crianza

Otra característica esencial del paradigma de la escuela moderna es estar 'centrada en el niño'. William Damon, autoridad mundial en psicología infantil y pedagogía, escribe: “Fue un avance científico cuando se introdujo hace casi un siglo.Nos permitió comprender que los niños no son simplemente 'pequeños adultos', sino que tienen una perspectiva propia sobre el mundo así como sus propias necesidades de desarrollo. Nos permitió reconocer las formidables habilidades y disposiciones con las que nacen los niños.(…). Pero cualquier verdad puede convertirse en imitación grotesca de sí misma si se lleva demasiado lejos o se saca de contexto.

"Vivimos en un tiempo en el que la ética 'centrada en el niño' se ha convertido en una justificación de todo tipo de prácticas de crianza excesivamente indulgentes. Ha centrado nuestra atención en capacidades indefinidas tales como la autoestima del niño, en lugar de sobre fuentes sustanciales de orgullo como el logro o la responsabilidad. Al final, la premisa que una vez fue válida —'centrarse en el niño'— ha sido utilizada (o utilizada de forma impropia) para favorecer que los niños y los adolescentes de hoy en día estén centrados sobre sí mismos”.

Inculcar autoestima

Refiriendose a la 'autoestima', un autor poco sospechoso de no ocuparse del mundo afectivo ha escrito páginas muy duras. “Ejércitos de profesores norteamericanos, además de los padres, se esfuerzan por inculcar la autoestima a los niños, Eso puede parecer bastante inocuo, pero el modo en que lo hacen a menudo erosiona el sentido del valor del niño. Al hacer hincapié en lo que el niño siente, a expensas de lo que él hace —aprender, perseverar, superar la frustración y el aburrimiento, abordar los obstáculos—, padres y profesores están haciendo a esta generación de niños más vulnerables a la depresión” ('Niños optimistas', DeBolsillo, 2005p. 65).

El paradigma de la escuela nueva muestra grietas que hacen pensar en un posible derrumbe. ¿Supondrá eso volver al paradigma tradicional? ¿Volveremos a “la letra con sangre entra"?¿Copiaremos los modelos orientales? No. Los cambios de paradigma siempre suponen un progreso, no un retroceso. Al futuro paradigma, hasta encontrarle un nombre, lo he denominado paradigma ultramoderno, porque está más allá de la modernidad y de la posmodernidad. De su posible contenido les hablaré otro día.

Educación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios