Es noticia
Menú
Los perros podrían estar reduciendo los niveles de robos en tu vecindario
  1. Alma, Corazón, Vida
GUAU GUAU

Los perros podrían estar reduciendo los niveles de robos en tu vecindario

Habrás oído eso de que el mejor antídoto contra la soledad es compartir tu vida con un perro, pero estos animales ofrecen mucho más que su apoyo emocional

Foto: (iStock)
(iStock)

Habrás oído eso de que el mejor antídoto contra la soledad es compartir tu vida con un perro. Estos animales tan vinculados a las personas ofrecen una compañía fiel y, desde luego, sana, pero no solo porque estén a nuestro lado entreteniendo nuestro tiempo de la mejor manera posible, sino porque, literalmente, nos protegen.

No hablamos de una protección emocional, que también, sino en el sentido más material de la palabra. Los perros son auténticos guardianes de nuestra seguridad. Así lo ha constatado ahora un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, que ha encontrado que una mayor concentración de dueños de perros en un vecindario está relacionada con niveles más bajos de delincuencia en el mismo.

Foto: Fuente: iStock

La hipótesis de los investigadores, inspirada en el trabajo de la teórica urbana Jane Jacobs, se inspira en su concepto de "ojos en la calle": la idea de que las personas en lugares públicos ayudan a mantener el orden y la seguridad simplemente a través de su presencia, ya que les da una oportunidad para la vigilancia de su entorno. ¿Perros, personas…? ¿En qué quedamos entonces?

Más vida en las calles

A ver, no es que los perros por sí mismos tengan esa especie de superpoder inmediato. No todos ahuyentan a los ladrones, pero sí lo hace el ritual de pasear con ellos para que hagan sus necesidades. Según los nuevos datos recogidos, los autores del estudio creen que la razón por la que existe este curioso vínculo es porque tener un perro significa precisamente que debes sacarlo a pasear, y pasear perros implica salir y caminar por tu vecindario.

placeholder (iStock)
(iStock)

Ahí es donde entra la idea de un flujo continuo de "ojos en la calle" que mantienen indirectamente la tranquilidad de los vecinos. Los propios animales, junto con las interacciones entre las personas a las que dan pie, refuerzan una red de respeto público y confianza dentro de un vecindario, explica Jacobs, lo que en conjunto puede ayudar a impedir que ocurran delitos. "La gente que pasea a sus perros esencialmente está patrullando sus vecindarios", dice el sociólogo Nicolo Pinchak, autor principal del estudio.

Para probar esto, los investigadores se centraron en la propiedad de perros como hecho cada vez más creciente, razonando que las rutinas diarias de las personas con perros encajan con teorías como las de Jacobs sobre la existencia de actividades que podrían contribuir a la vigilancia y seguridad de los espacios comunitarios.

Múltiples fuentes y estadísticas

Si bien los resultados hasta ahora solo se han podido comprobar en la ciudad estadounidense de Columbus, en el estado de Ohio, reconocen que no pueden descartar la influencia de varios sesgos en los datos, por lo que se necesitan estudios futuros para explorar el tema con más detalle.

placeholder (iStock)
(iStock)

Concretamente, utilizaron datos de múltiples fuentes y estadísticas, así como una encuesta de marketing que muestra la concentración de vecindarios con dueños de perros en dicha ciudad o datos de un proyecto sociológico dirigido por el coautor del estudio, Christopher Browning, en el que se midieron los niveles de confianza y el clima social de los vecindarios del área.

placeholder (iStock)
(iStock)

"La confianza no ayuda tanto a los vecindarios si no hay gente en las calles que se dé cuenta de lo que está pasando. Eso es lo que hace pasear perros", sostiene Pinchak al respecto.

Habrás oído eso de que el mejor antídoto contra la soledad es compartir tu vida con un perro. Estos animales tan vinculados a las personas ofrecen una compañía fiel y, desde luego, sana, pero no solo porque estén a nuestro lado entreteniendo nuestro tiempo de la mejor manera posible, sino porque, literalmente, nos protegen.

Animales Investigación Delincuencia Social
El redactor recomienda