Es noticia
Menú
¿Por qué brillan las estrellas?
  1. Alma, Corazón, Vida
misterios astronómicos

¿Por qué brillan las estrellas?

Muchos factores afectan cuánto parecen titilar, pero en realidad tiene más que ver con su lejanía y cómo las vemos nosotros

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Brilla, brilla, estrellita. Si te encuentras en un sitio donde, por suerte, no hay mucha contaminación lumínica y observas el cielo, las estrellas parecerá que titilan. Por ello todos conocemos la canción, aunque si nos vamos a la práctica dejando a un lado la teoría, quizá deberíamos plantearnos si realmente las estrellas brillan o se trata de un concepto inapropiado.

Efectivamente, es inapropiado.

Según informa 'Live Science', el centelleo que vemos no tiene nada que ver con las estrellas en sí. Es el resultado más bien de cómo las vemos desde nuestra perspectiva en la Tierra: como están tan lejos, las vemos como pequeños puntos de luz en el cielo nocturno. La luz de las estrellas viaja una gran distancia para llegar a nuestros ojos en una noche despejada (la más cercana después del sol es Próximo Centauri, a más de cuatro años luz de la Tierra).

Ese brillo es el resultado más bien de cómo las vemos desde nuestra perspectiva en la Tierra

En ese camino, esta luz de estrellas distantes se encuentra con la atmósfera de la Tierra, el impulsor clave detrás del efecto de centelleo. Cuando llega a la atmósfera, atraviesa capas de aire oscilante antes de llegar a nuestros ojos, lo que hace que brille. Así que, en definitiva, es la atmósfera tambaleante de la Tierra la que hace que parezcan titilar. En el espacio, muy por encima de la atmósfera, las estrellas no producen ese efecto en absoluto. (Esa es una de las razones por las que el telescopio espacial Hubble se puso en órbita: podía obtener imágenes más nítidas del espacio sin que las imágenes se distorsionaran por la turbulencia atmosférica).

Foto: El hotel-gasolinera en Suiza (Youtube)

Pero hay otra pregunta pertinente. Entonces, ¿por qué algunas brillan más que otras? Muchos factores afectan cuánto parece titilar una estrella. Una variable es el lugar de la estrella dentro de nuestro campo de visión. De hecho, titilarán más si su luz viaja a través de más aire antes de llegar a nuestros ojos, por lo que las estrellas cerca del horizonte parecen titilar más porque su luz tiene que viajar a través de más atmósfera para llegar a nosotros.

Las estrellas cerca del horizonte parecen titilar más porque su luz tiene que viajar a través de más atmósfera para llegar a nosotros

El tiempo también juega un papel. Las noches húmedas también harán que el aire sea más denso, lo que hará que las estrellas parezcan titilar más. Esto ayuda a los astrónomos a decidir dónde colocar los telescopios: los lugares ideales incluyen el seco desierto de Atacama en Chile, así como los picos volcánicos de Hawái y las Islas Canarias españolas. Estos lugares son ejemplos de lugares con lo que los astrónomos llaman buena "visión". "El aire denso, que causa mucho bamboleo o centelleo, es una mala visión, mientras que el aire seco, tranquilo y delgado crea una buena visión".

Cuando miras hacia el cielo nocturno, también puede notar que algunas estrellas parecen cambiar entre diferentes colores a medida que parpadean. Sirius, la estrella más brillante en el cielo nocturno de la Tierra, es un ejemplo clásico. También puede notar algunas "estrellas" que no parpadean en absoluto. Eso es porque en realidad son planetas: son demasiado grandes en el cielo nocturno para que la atmósfera los haga parpadear.

Brilla, brilla, estrellita. Si te encuentras en un sitio donde, por suerte, no hay mucha contaminación lumínica y observas el cielo, las estrellas parecerá que titilan. Por ello todos conocemos la canción, aunque si nos vamos a la práctica dejando a un lado la teoría, quizá deberíamos plantearnos si realmente las estrellas brillan o se trata de un concepto inapropiado.

Noticias Curiosas
El redactor recomienda