Es noticia
Menú
¿Cuántas palabras por minuto puede hablar de media una persona?
  1. Alma, Corazón, Vida
BLA, BLA, BLA

¿Cuántas palabras por minuto puede hablar de media una persona?

Por encima de las 300 palabras por minuto, prácticamente nadie es capaz de distinguir bien las mismas, así que por ello se busca un rango útil para los discursos públicos

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

A menos que tu profesión requiera un discurso frecuente, por ejemplo si te dedicas a la comunicación, eres narrador de audiolibros o manejas la oratoria cual político, es posible que nunca te hayas parado a pensar en cuántas palabras sueles verbalizar al día, mucho menos por minuto.

Como cualquier otra gran pregunta aleatoria que de pronto nos viene a la mente o que leemos en alguna parte, esta cuestión puede parecer casi imposible de resolver porque, para empezar, está determinada por muchas variables.

Foto: Fuente: Pixabay.

Teniendo eso en cuenta, entra en juego la primera sub variable: todo depende del tipo de discurso que entables. Es decir, no es lo mismo llevar a cabo esta cuenta durante una presentación, una conversación cotidiana, una entrevista de trabajo o mientras hablas por teléfono con tu mejor amigo.

Una conversación normal

Los expertos afirman que si estás hablando con un amigo como de costumbre, probablemente en dicha conversación estás diciendo entre 100 y 130 palabras por minuto, aunque algunos apuntan a un rango algo mayor, entre 120 y 150.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Sin embargo, profesionales como los narradores de audiolibros, los locutores de radio o los podcasters suelen hablar algo más rápido que en una conversación normal. Esto equivale a entre 150 a 160 palabras por minuto. Si bien tampoco resulta una cifra fuera de lo común, ya que en términos generales, y de acuerdo con la firma de formación profesional del habla 'Successly Speaking', el habla conversacional suele incluir de 150-180 palabras en ese mismo intervalo de tiempo.

Esto último es un tanto relativo, pues lo cierto es que aún no existe un consenso claro sobre la velocidad media del habla habitual, así que simplemente suelen aceptarse aproximaciones. En base a ellas, eso sí, se gesticulan diferentes tipos de discurso.

El límite práctico del habla

Por ejemplo, se tiende a considerar que durante las presentaciones de estudio o trabajo deben hablarse más lentamente, es decir, manejando menos de entre 150 y 180 palabras por minuto. Esto se traduce en algo simple: cuando hablamos para un público, lo hacemos mediante un aparato y/o se trata de un discurso elaborado, es importante hablar despacio. A fin de cuentas, el límite práctico del habla no es otro que la comprensión.

No obstante, no suele ser así siempre. Un equipo de investigadores de la empresa 'VirtualSpeech' quiso ponerlo en relevancia procesando las cifras de palabras en cinco charlas 'TED' populares con distintas duraciones. Lo que encontraron es que las tasas de habla en realidad se encuentran entre 154 (según las palabras pronunciadas por Brené Brown en su charla) y 201 (en el caso de Tony Robbins) palabras por minuto. Esto apuntaba a una media de 173 palabras. Su conclusión es que los discursos públicos se dan con bastante frecuencia a un ritmo más rápido del que la propia comprensión del mismo requeriría.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Por encima de las 300 palabras por minuto, prácticamente nadie es capaz de distinguir bien las mismas, así que escuchar a uno de los oradores más rápidos es tarea complicada. Sean Shannon tiene el récord Guinness a la lengua más suelta. Sucedió en 1995, cuando Shannon fue capaz de recitar 260 palabras de Hamlet, la conocida obra de Shakespeare, en nada más y nada menos que 23,8 segundos, lo que equivale a 655 palabras por minuto.

Actualmente, otro gran récord de palabras por minuto más reciente (aunque de nuevo en inglés), lo tiene el comediante y presentador británico Steve Woodmore, con 637. Sí, aproximadamente cuatro veces más rápido de lo que la mayoría de la gente habla y el doble de rápido de lo que podemos leer.

A menos que tu profesión requiera un discurso frecuente, por ejemplo si te dedicas a la comunicación, eres narrador de audiolibros o manejas la oratoria cual político, es posible que nunca te hayas parado a pensar en cuántas palabras sueles verbalizar al día, mucho menos por minuto.

Noticias Curiosas Social
El redactor recomienda