Los bomberos entran por error en la casa de un abuelo sordo y se van sin despertarle
  1. Alma, Corazón, Vida
SE HABÍAN EQUIVOCADO DE CASA

Los bomberos entran por error en la casa de un abuelo sordo y se van sin despertarle

Llamaron a su puerta y no contestaba, por lo que usaron la escalera para entrar por la terraza rompiendo un cristal, pero el hombre no se despertó en ningún momento

placeholder Foto: Los bomberos tuvieron que utilizar su escalera para acceder a la vivienda por la terraza (Facebook)
Los bomberos tuvieron que utilizar su escalera para acceder a la vivienda por la terraza (Facebook)

El pasado 25 de abril, los bomberos de Toledo recibían el aviso de que una persona de avanzada edad se había caído en su domicilio. Un equipo se dirigió a la vivienda que la víctima les había facilitado y, al no disponer de llaves, tuvieron que entrar por la terraza rompiendo un cristal después de utilizar su escalera. Sin embargo, allí no había nadie que tuviera lesiones.

En el parte de incidencias que recoge Diario Sur, los bomberos explican que "nos llama el 112 sobre una persona que se ha caído en su domicilio hacia la una de la madrugada. Al final se accede por la terraza con la escala y nos encontramos con el residente sin lesiones". Pero como el hombre estaba plácidamente dormido, decidieron no despertarle.

Sin embargo, detrás habían dejado un cristal roto, que el anciano descubrió a la mañana siguiente al despertarse. Pensó que le habían robado, pero sus vecinos le explicaron todo lo que había sucedido la noche anterior. Él no escuchó nada porque padece una sordera muy severa, pero no utiliza los audífonos para dormir, por lo que no se despertó en ningún momento.

Un error de dirección

El problema se produjo porque el anciano que llamó alertando de su caída se había equivocado al facilitar su dirección. Vive en el barrio de Santa María de Benquerencia, pero facilitó una ubicación errónea al 112, por lo que los bomberos se presentaron en otra vivienda, la de José Luis Carbonell, al que rompieron el cristal de su casa sin que se enterara de nada.

El anciano que sí necesitaba ayuda se equivocó de dirección al llamar al 112

La familia de José Luis se presentó al día siguiente en la comisaría para pedir explicaciones y allí les explicaron lo sucedido. Los bomberos habían determinado, además, que había un fuerte olor a alcohol, por lo que pensaron que el hombre estaba dormido por su estado de embriaguez. Sin embargo, lo que olieron fue el hidroalcohol que utilizaba para desinfectarse al llegar a casa.

José Luis es una persona muy conocida en el ámbito deportivo de Toledo. Además de haber sido muchos años profesor de Educación Física, fundó el Club Atletismo San Ildefonso, al que han pertenecido varios atletas de élite en los últimos 20 años. El 112 ya ha pedido perdón por lo sucedido y todo quedará como una anécdota que el anciano podrá contar próximamente a sus nietos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Toledo Bomberos Emergencias
El redactor recomienda