¿Crees que cada vez te cuesta más superar una resaca? Hablemos de la intoxicación subjetiva
  1. Alma, Corazón, Vida
Contra el mito del alcohol y la edad

¿Crees que cada vez te cuesta más superar una resaca? Hablemos de la intoxicación subjetiva

Una investigación echa por tierra las teorías que apuntaban a que, según vamos envejeciendo, nos sienta peor el exceso de alcohol

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Quien más o quien menos de las personas que hayan superado los 40 se habrá dado cuenta de que, con el paso del tiempo, cada vez es más difícil superar una resaca después de un día de excesos. Ya no se es la misma persona que antes, cuando podías terminar una juerga a las 5 de la mañana y levantarte como una rosa a las 9 para ir a jugar un partido de fútbol.

Sin embargo, aunque la lógica (y la experiencia) dice lo contrario, un grupo de científicos asegura que, con la edad, es más fácil superar las resacas. El estudio que han realizado revela que, según envejecemos, tendemos a beber menos y con menos frecuencia; pero, sin embargo, somos capaces de sobreponernos a los factores derivados de un exceso de alcohol.

Foto: Foto: iStock

La investigación, publicada en la revista Alcohol y alcoholismo, cree que esto puede deberse bien a la reducción de la sensibilidad al dolor que se produce con el envejecimiento o a que el cuerpo se ha acostumbrado a beber una cierta cantidad de alcohol. Pero lo cierto es que también coinciden con un aumento de las responsabilidades laborales y familiares, lo que podría explicar el proceso.

Intoxicación subjetiva

El estudio que recoge LadBible señala que "la gravedad de la resaca disminuye con la edad, incluso después de controlar la cantidad de alcohol consumida. Las diferencias por sexo fueron mayores en los grupos de edad más jóvenes, pero se volvieron significativamente más pequeñas o ausentes en los grupos de mayor edad".

"La sensibilidad al dolor, menor con el envejecimiento, podría ser un mediador"

Los investigadores reconocen que "la relación entre la edad y la gravedad de la resaca está fuertemente mediada por la intoxicación subjetiva. La sensibilidad al dolor, menor con el envejecimiento, podría ser un mediador". Es decir: no sentimos los mismos síntomas físicos con 20 años que con 50, lo que podría ser definitivo en este estudio.

A pesar de estos resultados, lo normal después de pasarse con el alcohol es tener resaca, por lo que no se recomienda excederse, se tenga la edad que se tenga. Puede que la respuesta esté en el cerebro: cuando más mayores somos, mejor conocemos nuestros límites y, por tanto, es más fácil detenerse. Algo que, en plena juventud, no es tan sencillo.

Alcohol Alcoholismo Resaca
El redactor recomienda