El emotivo recibimiento de una escuela a un niño tras su última sesión de quimioterapia
  1. Alma, Corazón, Vida
Se incorporaría a las clases en otoño

El emotivo recibimiento de una escuela a un niño tras su última sesión de quimioterapia

Cuando su padre acudía al colegio para dejar a sus hermanos, siempre se acercaba todo el personal a preguntar si el niño se encontraba mejor

placeholder Foto: Nathan Herber fue diagnosticado de linfoma de Hodgkin en 2018 (Unsplash)
Nathan Herber fue diagnosticado de linfoma de Hodgkin en 2018 (Unsplash)

Nathan Herber es un niño al que se le diagnosticó linfoma de Hodgkin de células T, un tipo de cáncer, en 2018. Con apenas cuatro años, inició varios tratamientos agresivos, como la quimioterapia, con la esperanza de salvar su vida. Sin embargo, este 25 de marzo Herber recibió la última dosis de esta dolorosa técnica.

Durante estos años en los que la familia ha visto a su hijo acompañado de una vía, la escuela de Rochester, en Minnesota (Estados Unidos), a la que estaba inscrito, no cesó en preguntar por el niño. Andy Herber, padre de Nathan, contó a CNN lo implicado que ha estado el centro: “Cada vez que dejaba a sus hermanos en la escuela se acercaban el director, los profesores y el resto de personal a preguntar por Nathan”.

Hace menos de un mes, ese 25 de marzo que la familia Herber probablemente habrá marcado en el calendario, el pequeño puso fin a 900 días de quimioterapia. A modo de celebración, los Herber planearon pasar el día con Nathan y hacer una parada en la escuela. En un principio, los padres del niño solo esperaban que se reuniera con algunos compañeros de clase.

Incorporación el próximo otoño

Sin embargo, el recibimiento que encontraron fue una auténtica sorpresa: “Estaba toda la escuela… había 300 personas coreando su nombre”, recordó Andy Herber. La familia pasó en coche por delante del edificio para que Nathan pudiera asomarse y asimilar el momento que estaba viviendo: “Fue muy emotivo”, confesó el propio Nathan.

Este recuerdo, que quizá compense parcialmente lo vivido en esos años de dolor, fue compartido igualmente en el perfil de Facebook del centro Rochester Catholic Schools. Si todo sale bien, lo más probable es que Nathan Herber pueda ir a clase con sus compañeros el próximo otoño.

Cáncer Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda