¿Se nos pueden quedar las orejas de soplillo por llevar mascarilla?
  1. Alma, Corazón, Vida
Responde una cirujana

¿Se nos pueden quedar las orejas de soplillo por llevar mascarilla?

Nos habíamos fijado en que toma protagonismo el tercio superior del rostro, pero ¿te has dado cuenta de que resalta las orejas por culpa de las gomas?

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

La mascarilla es ya para todos una segunda piel. Pero, aunque sea necesaria, hay que reconocer que produce ciertas incomodidades y puede acentuar posibles defectos estéticos. Nos habíamos fijado en que toma protagonismo el tercio superior del rostro, pero ¿te has dado cuenta de que resalta las orejas por culpa de las gomas?

Antes de nada queremos despreocuparte. Aunque te veas más las orejas, “el uso continuado de la mascarilla no nos dejará las orejas más de soplillo”, según explica a El Confidencial la cirujana plástica Conchita Pinilla.

Foto: Fuente: iStock

“Pero durante el uso se separan mucho y esto se hacen más visible, molestan por la goma y esto hace que seamos más conscientes de esta zona de la anatomía. Pero el uso continuado de la mascarilla no produce una deformidad, además hay mascarillas que se sujetan a la cabeza por cintas y no por detrás de las orejas, si se prefiere”, relata la cirujana.

La oreja perfecta

El 5% de la población tiene orejas grandes o de soplillo según recoge la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE). De ellos, 37 de cada 100 se han planteado corregirlas alguna vez, pero solo el 8% tiene una intención real de hacerlo, informa el laboratorio Allergan. ¿Los motivos? El miedo a la cirugía y sus posibles efectos secundarios.

placeholder
The InfoVisual.info site uses images to explain objects.

Pinilla tranquiliza al respecto, exponiendo las técnicas (quirúrgicas y no quirúrgicas) más efectivas para conseguir unas orejas bonitas. “El tamaño del pabellón auricular (oreja) representa aproximadamente 1/3 de la longitud de la cara, y está orientado de forma más o menos paralela en su eje mayor al eje de la nariz. La distancia máxima entre el Hélix (reborde prominente de la oreja) y el cráneo debe oscilar entre 18 y 20 mm para ser armónico”, explica la Dra. Pinilla, que añade que una de las preocupaciones estéticas más frecuentes es la separación excesiva de las orejas del cráneo, lo que popularmente se llama “orejas de soplillo”.

Cómo corregir las orejas de soplillo

La técnica a utilizar depende de si el pabellón auricular está separado en su tercio superior, medio o inferior (o en combinación).

1. Otoplastia: Es la técnica quirúrgica que corrige la excesiva separación de la oreja respecto al cráneo, y da una apariencia normal a las curvaturas de su estructura.

La técnica es sencilla, puede realizarse con anestesia local y requiere un análisis pormenorizado de la estructura del pabellón auricular. Es capaz de corregir completamente la separación de la oreja del cráneo y armonizarla; además, en ocasiones la deformidad es mínima y solo necesita una cirugía leve. La intervención dura unos 20 minutos por oreja.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

2. Earfold, la “grapa” sin bisturí: Hay ocasiones en las que no es necesario recurrir a la cirugía convencional y basta con optar por un dispositivo quirúrgico con forma de grapa llamado Earfold. Previamente y gracias a unos simuladores el paciente puede ver cómo sería el resultado final para valorar si coincide con sus expectativas.

Se considera cirugía menor. Earfold está compuesto de una aleación de metal de níquel y titanio recubierta de oro que consigue realzar el pliegue del hélix y aproximar el pabellón auricular en casos seleccionados (sobre todo en los de separación del tercio superior). Earfold se coloca bajo anestesia local con una mínima inyección. El procedimiento dura unos 20 minutos, se realiza de forma ambulatoria, elimina los posibles riesgos quirúrgicos y solo requiere 2 o 3 puntos.

Cirugía plástica Nariz Salud Coronavirus
El redactor recomienda