Así deberías estar guardando tu mascarilla cada vez que te la quitas
  1. Alma, Corazón, Vida
Ni al codo ni al bolsillo

Así deberías estar guardando tu mascarilla cada vez que te la quitas

El uso recomendado es de 4-8 horas seguidas. Cuando nos la quitamos, si no se ha cumplido este tiempo y vamos a reutilizarla, debemos tener cuidado de donde la guardamos

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

La mascarilla es obligatoria en casi toda España, una situación que se repite en muchos otros países del mundo con un mismo objetivo: frenar la propagación del coronavirus. Un cambio muy importante en nuestro día a día, en una sociedad occidental poco familiarizada con su uso.

David Díaz-Pérez, coordinador del Área de Enfermería de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), apunta a que “en una población no entrenada en el manejo de este tipo dispositivos, la obligatoriedad de su uso debe ir acompañada de formación a la población general que debemos hacer también los profesionales sanitarios. Por ello, es fundamental la divulgación de estas recomendaciones, motivo por el que sociedades científicas como la nuestra y la Organización Colegial de Enfermería hemos trabajado conjuntamente para concienciar a la sociedad sobre cómo deben utilizar correctamente las mascarillas”.

Uno de los principales errores que comete la población, por el desconocimiento del manejo de las mascarillas que indica el doctor, es el lugar donde guardarla cuando nos la quitamos al llegar a casa o comer en un restaurante.

Es importante no guardarla en un bolsillo, porque puede ser un vector de transmisión. Debemos llevarla en una bolsa transpirable, como un sobre

Las mascarillas quirúrgicas e higiénicas, que son las más recomendables para la población, lo que hacen es proteger a los demás, es lo que se denomina una protección comunitaria. “En un principio, la recomendación es que tengan una vida media de entre cuatro y ocho horas. No se recomienda llevar esta mascarilla de manera continuada más de seis horas seguidas porque la humedad que pueden captar hace que pierdan eficacia”, aclara el coordinador de enfermería de SEPAR.

.
.

“Cuando nos la quitamos, si no se ha cumplido este tiempo, es importante no guardarla en el bolso o en un bolsillo, porque la mascarilla es un vehículo de transmisión, de contaminación. Por eso, siempre debemos llevarla en una bolsa transpirable, como un sobre de papel, sabiendo que la parte limpia de la mascarilla es la interna, lo que llevamos pegada a la cara, y la parte sucia es la parte externa, que no debemos tocar”, explica Díaz-Pérez.

Otros errores que cometemos

Como explica Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería, “utilizar mal las mascarillas aumenta el riesgo de contagio de covid-19, pues la superficie externa de la mascarilla se considera un vehículo de transmisión, nos podemos auto contagiar. También genera una falsa sensación de seguridad en quien la usa, por lo que se olvidan medidas de prevención que siguen siendo fundamentales, como son mantener la distancia de seguridad de dos metros y el lavado frecuente de manos”.

Teniendo en cuenta su importancia, debemos estar atentos de no cometer otros errores, además de los ya señalados.

La mascarilla debe cubrir la boca, la nariz y la barbilla. Todo lo que no sea llevarla así es un mal uso de la mascarilla

A la hora de colocarla, la mascarilla debe cubrir la boca, la nariz y la barbilla. “Todo lo que no sea llevarla así, ponerla por debajo de la nariz, en la barbilla o en la frente, es un mal uso de la mascarilla. Además, es muy importante saber que no debemos quitarnos la mascarilla para hablar, toser o estornudar”, explica Díaz-Pérez.

GRAFAND213. ALMERÍA, 15 07 2020.- Un hombre con mascarilla camina por la playa de El Zapillo en Almería, hoy primer día en Andalucía de uso obligatorio en todos los espacios abiertos y cerrados bajo multas de 100 euros lo que incluye los paseos por playas y piscinas, con las excepciones del baño y disfrute en estos lugares, el deporte individual al aire libre y las unidades familiares, tras ser aprobado ayer por el Gobierno andaluz. EFE Carlos Barba

La mascarilla debe llevarse siempre correctamente colocada dentro de cualquier espacio público cerrado y también al aire libre cuando no esté garantizada la distancia de seguridad. “Si en los espacios abiertos existe la posibilidad de que en algún momento no se pueda cumplir con esa separación de dos metros, debemos utilizar la mascarilla”, incide este enfermero.

Por último, respecto de aquellas personas que son más vulnerables, que tienen enfermedades crónicas respiratorias, como asma o EPOC, o que están inmunodeprimidas, “tenemos que protegerlas especialmente de posibles transmisores, por eso, abogamos porque estos pacientes puedan usar, bajo la indicación de su profesional sanitario, mascarillas autofiltrantes, que además de la función de protección comunitaria protege al usuario frente a posibles transmisores”, destaca Díaz-Pérez.

Coronavirus Recomendaciones Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica
El redactor recomienda