Cómo eliminar la tos que queda después de un largo y molesto resfriado
  1. Alma, Corazón, Vida
MEJOR PREVENIR

Cómo eliminar la tos que queda después de un largo y molesto resfriado

Es época de catarros, pero este año gracias a las medidas de seguridad frente al coronavirus, estaremos más protegidos. En caso contrario, lee atentamente

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los resfriados tienen una serie de procesos. Normalmente empiezan con un leve pero progresivo picor en la garganta. A los pocos días, vienen los mocos y toda tu nariz queda taponada. Este es el momento en el que más incómodo resulta y donde en algunos casos puedes experimentar unas pocas décimas de fiebre. Al cabo de unos días, todos estos síntomas desaparecerán y en su lugar aparecerá una molesta tos persistente y en la mayoría de los casos húmeda, que no te dejará tranquilo.

El tiempo en el que tarda en desaparecer un resfriado suele ser de diez días, pero en algunos casos pueden demorarse hasta los 18. El que más dura, sin duda es el de la tos: "Puede durar más tiempo porque el sistema inmune todavía está tratando de que las vías respiratorias vuelvan a la normalidad", asegura Nicole M. Tyer, médica especialista de Los Ángeles, en un artículo sobre el tema publicado en 'Prevention'.

Si alteramos demasiado nuestros hábitos de sueño tenemos más posibilidades de que nuestro sistema inmune se debilite

En caso de que dure entre uno o dos meses, lo mejor que puedes hacer es acudir al médico, pues puede tratarse de una enfermedad respiratoria más grave que un simple resfriado que estás pasando por alto, como por ejemplo asma o algún tipo de alergia. ¿Cómo quitarnos de encima la tos? La mejor forma de curarla es prevenir su aparición. ¿Cómo?

Más protegidos

Diríamos que este año, a raíz de las medidas de contención frente al coronavirus, estamos enfermando mucho menos de gripe o resfriado que otros años. Esto se debe a que vamos más protegidos, no solo contra el covid-19, sino contra otros virus y bacterias. Así lo reconocía el doctor Lorenzo Armenteros, portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en otro artículo del que hablamos sobre el resfriado. Por ello, la mejor forma de prevenir un incipiente catarro es cumpliendo a rajatabla con todas las medidas sanitarias para contener el avance del coronavirus.

La miel contiene un montón de propiedades antibacterianas que ayudan a combatir la infección

Otro de los factores clave para prevenir un molesto resfriado es dormir lo suficiente, ya que si alteramos demasiado nuestros hábitos de sueño tenemos más posibilidades de que nuestro sistema inmune se debilite. Por ello, recompensar al cuerpo y mente con un buen descanso es otra de las medidas clave a la hora de impedir que caigamos enfermos o resfriados.

Ahora, ¿qué hacer en caso de que ya lo hayamos cogido y estemos hacia el final del resfriado, cuando la tos se vuelve crónica y verdaderamente molesta? Existen multitud de remedios caseros dirigidos a calmar la tos, como por ejemplo las infusiones de té con miel. Esto ayudará a hidratar nuestra garganta irritada y así padecer en menor medida los síntomas relativos al constipado. Además, la miel contiene un montón de propiedades antibacterianas que pueden ayudar a combatir la infección.

Foto: Foto: iStock.

Otro de los trucos, que más que esto es un consejo, es darse una ducha de vapor, tal y como recomiendan en la revista 'Prevention'. Cuando estamos resfriados tendemos a sentir mucho más frío el cuerpo, de ahí que recibir el agua bien caliente de la ducha nos repare y caliente. Además, el vapor del agua caliente nos abrirá los conductos nasales y las vías respiratorias, facilitando así la respiración y liberando a la nariz de la congestión nasal.

Al final, uno de los mejores consejos tanto para prevenir como para curar los resfriados estacionales consiste en abrigarse lo justo y necesario. Si te pones demasiadas prendas encima y luego no hace tanto frío, corres el riesgo de sudar por lo que tu cuerpo se sentiría húmedo cuando fuera hace un ambiente seco. De igual modo, esto vendrá muy bien para prevenir los cambios bruscos de temperatura. El consejo mayoritario por parte de los médicos es mantenerse bien hidratado, bebiendo el agua suficiente todas las mañanas y, sobre todo, huir de vicios como el alcohol o el tabaco, los cuales no solo harán bajar nuestras defensas, sino que también irritarán nuestra garganta y vías respiratorias.

Salud Tos Vida saludable Nariz Coronavirus Resfriado