Descifrado el código 304: uno de los misterios del asesino del Zodiaco
  1. Alma, Corazón, Vida
EL MALO REAL DE 'HARRY EL SUCIO'

Descifrado el código 304: uno de los misterios del asesino del Zodiaco

Entre 1968 y 1969 un asesino en serie al que bautizaron como "Zodiac" mató en California a siete personas (confirmadas) y después envió distintos mensajes codificados a la prensa

placeholder Foto: Después de 51 años descifran un código del "asesino del zodiaco" (Foto: Twitter)
Después de 51 años descifran un código del "asesino del zodiaco" (Foto: Twitter)

Solo se confirmaron 7 de los 37 asesinatos que el mismo asesino confesó. Llamaba a la policía explicando sus crímenes y dando detalles muy precisos de cada escena. Además, mandaba a la prensa pistas sobre cuál era su identidad mediante extraños códigos.

Su último asesinato ocurrió en 1969, un taxista en California. La policía al principio pensó que se trataba de un robo, pero el asesino les envió un fragmento cubierto de sangre de la camisa de su víctima. Y lanzó una temible amenaza: "Creo que una mañana me voy a cargar un autobús escolar. Dispararé a la rueda delantera y luego liquidaré a los niños cuando salgan dando saltitos". Después, nada más se supo y su leyenda fue tal que inspiró películas como 'Harry el Sucio', de Clint Eastwood.

Foto:  Clint Eastwood en un fotograma de la mítica cinta

Sin embargo, el caso sigue abierto y el FBI no lo ha olvidado. En 1969, un maestro de escuela y su esposa descifraron un primer mensaje enviado en fragmentos a diferentes periódicos. Su contenido no aportaba muchos datos: "Me gusta matar porque es muy divertido". Ahora, 51 años después, han conseguido descifrar un mensaje mucho más complejo, el código 304.

El código 304

En esta ocasión, según informa Techsport, el FBI ha contado con la ayuda de un desarrollador de software en Virginia, un programador informático belga y un matemático australiano (David Oranchack, Jarl Van Eycke y Sam Blake).

Por un lado, han identificado cada letra con un símbolo, pero, además, han tenido que averiguar cómo combinarlas, ya que no estaban escritas de forma lineal. Seguían una codificación en diagonal. Llegaron a probar alrededor de 650.000 posibles soluciones, que luego fueron ejecutadas por un programa de descifrado de códigos creado por el informático belga.

Según sus pesquisas el texto dice lo siguiente: "Espero que se estén divirtiendo mucho al intentar atraparme... No le tengo miedo a la cámara de gas porque me enviará al paraíso mucho antes, porque ahora tengo suficientes esclavos para trabajar para mí. Cuando los demás lleguen al paraíso no tienen nada. Así que tienen miedo de la muerte. No tengo miedo porque sé que mi nueva vida es vida, que será fácil en el paraíso de la muerte”.

¿Está en libertad?

Todo bastante inconexo. Además, en el texto original aparece la palabra "paraíso" mal escrita, un error que los investigadores creen que era intencional y se repite en la mayoría de las cartas que el asesino mandó a los medios de comunicación. Como todos sus textos, la firma era un símbolo muy peculiar: el visor de una pistola.

"No le tengo miedo a la cámara de gas"

El FBI ha confirmado el mensaje, pero ha asegurado en un comunicado que "se abstendrá de hacer más comentarios debido a la naturaleza en curso de la investigación y por respeto a las víctimas y sus familias".

Solo tenían un sospechoso: Arthur Leigh Allen, un joven superdotado que vivía en una caravana y que era un apasionado de las armas. Tenía un reloj de la marca Zodiac y un anillo con la letra Z. Desde su captura, los asesinatos y las cartas cesaron. Murió de un infarto en 1992, en la cárcel. Sin embargo, sus huellas no coincidían con las encontradas en la carta ni con la de los escenarios del crimen. De estar vivo, el asesino en serie tendría entre 80 y 90 años.

Asesinatos Delincuencia California FBI
El redactor recomienda