Las señales que indican que tu pareja es demasiado controladora contigo
  1. Alma, Corazón, Vida
PROBLEMAS CONYUGALES

Las señales que indican que tu pareja es demasiado controladora contigo

¿No paráis de discutir o se ha vuelto una persona huraña que siempre quiere saber todo lo que haces? En caso de que esta actitud sea muy palpable, no dudes en pedir ayuda

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Estar en una relación en la que existe un fuerte sentido de control entre una o ambas partes puede ser muy desagradable. Muchas personas están atrapadas en historia amorosas que se basan en una excesiva dependencia emocional y acaban derivando en el control. Una nueva investigación, incluso, asegura que también tiene repercusiones físicas, y no solo mentales o emocionales.

A la hora de la verdad, es bastante difícil caer en la cuenta de que la relación se ha vuelto un campo de minas. En cualquier caso, lo mejor que puedes hacer es comentar tus inquietudes al respecto con algún amigo o amiga de confianza para poder tener una opinión externa sobre cómo se os ve desde fuera, ya que eso puede llegar a ser determinante. Por supuesto, todos tenemos derecho a la intimidad y la privacidad, y si reproduce comportamientos como revisarte el móvil cada poco o atosiga a tus contactos más cercanos para saber qué haces o qué piensas, lo mejor es que te replantees bien las cosas.

Las discusiones son sanas en la pareja porque se barajan los intereses de cada uno, pero si se cronifican es cuando llegan los problemas

Si tienes la certeza de que existe un fuerte componente de control que puede llegar a ser hasta violento, contacta con alguien de tu entorno cercano para que te aconseje qué pasos debes tomar. 'Business Insider' ha hablado con Melissa Robinson-Brown, una experta psicóloga en el tema de las parejas para saber si tu situación ha llegado a un punto crítico y necesitas poner punto y final a una historia que más que sumar en tu vida, no hace más que restarte la fuerza y el impulso para continuar.

Siempre tenéis conflictos

¿Cada cuánto tiempo soléis alzar la voz? Las discusiones son sanas en la pareja porque se barajan los intereses de cada uno y lo que en ese momento demandas del otro. O también para solucionar aquello que salió mal y por lo que os enfadasteis. Sin embargo, si se cronifican y hay un ambiente bastante caldeado entre vosotros, esto es una muy mala señal que puede llevar a cualquiera de las partes a sentir una mayor necesidad de control. Si bien la crítica puede estar justificada, también actúa como mecanismo de defensa de un problema más profundo.

No hay apoyo mutuo

Si no felicitas a tu pareja cada vez que hace algo bien o nunca pareces ver lo bueno que hay en ella, es posible que vuestra relación se encuentre resentida o bien necesitéis ambos un respiro. Por lo general, las parejas que se suelen enfocar tanto en lo malo no acaban bien. Es mejor que habléis las cosas de una manera franca, sincera y tranquila para ver si en realidad necesitáis un respiro que continuar a riesgo de haceros más daño. "Esto no solo es perjudicial para vosotros, sino que también puede originar posibles traumas", aduce Robinson-Brown.

Se enfada porque no le haces caso

Si te sientes muy ofendido cuando le lanzas un consejo y no lo acepta, esto puede denotar un creciente sentimiento de inseguridad que puede derivar inevitablemente en una relación de control. En ese caso, si sospechas que se enfada demasiado por lo que él o ella dice, tal vez esté siendo mucho más injusto contigo de lo que crees. Sobre todo en los detalles más simples, como por ejemplo en cómo quiere que coloques tus cosas. Al final, es posible que acabéis cayendo en el chantaje emocional, un rasgo nada sano en cualquier relación, ya sea de pareja, de amistad o familiar.

No confía en los demás

La necesidad de control puede provenir también de la falta de confianza en terceras personas, incluso de alguien tan cercano como es la propia pareja. Si suele ver a la gente que os rodea como potenciales enemigos o les está criticando todo el rato, es un muy mal signo fruto de una personalidad muy insegura y que siempre se muestra a la defensiva. Por ello, tenderá a controlar al máximo lo que hagan o digan los demás.

Qué hacer para solucionarlo

Como siempre, el consejo estrella en todas las relaciones de pareja es fomentar la conversación. La comunicación es esencial para que os podáis entender, y en este sentido, lo que hay que hacer es asumir la responsabilidad de los hechos. Si crees que se ha vuelto más controlador, debe reconocerlo, ya que ese es el primer paso para poder resolver la situación. "Es muy importante escuchar la opinión de tu pareja", asevera la psicóloga. "Comienza a describir dónde crees que se ha comportado de una forma en la que has sentido ese control. Hazle ver que eres consciente de que hay un problema y debéis resolverlo".

Privacidad Derecho a la intimidad Relaciones de pareja
El redactor recomienda