ten cuidado

Claves para saber cuándo debemos de cambiar de desinfectante de manos

Si tienes dudas acerca de si sigue siendo efectivo o no, aquí van algunas señales que te ayudarán a descubrirlo

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

El desinfectante de manos se ha convertido en un preciado amigo durante esta pandemia. Aunque no tiene tanta efectividad como el agua y el jabón, es un buen aliado cuando nos encontramos en la calle y hemos tocado algo susceptible de haber pasado por muchas otras manos. Eso sí, es importante recordar que para que sea verdaderamente efectivo su mezcla tiene que tener al menos un 70% de alcohol.

Además, si no lo encuentras en el mercado o te parece que está excesivamente caro, siempre puedes fabricarlo tú. No es raro, pues como ha sido uno de los protagonistas de la pandemia del coronavirus, junto a las mascarillas, 'The New York Times' ya advirtió a principios de marzo que su venta había alcanzado un pico del 73% en comparación con el año pasado, lo que llevó a pequeñas locuras, como que sus precios se disparasen en plataformas como Amazon. Si quieres aprender a hacer uno casero, aquí te explicamos cómo.

Asegúrate de que tu desinfectante tiene al menos un 70% de alcohol y desconfía de él si huele raro, lo has dejado abierto o te agrieta las manos

Quizá has aterrizado en este artículo porque tu desinfectante no pasa por su mejor momento. A lo mejor se está acabando o lo conservas aún de cuando la gripe A de 2009, y pensabas que seguiría funcionando. Sea como fuera, si tienes dudas acerca de si sigue siendo efectivo o no, aquí van algunos signos que te ayudarán a descubrirlo.

Lo has olvidado al sol mucho rato

Mala señal. Según informa la revista 'Best Life', el desinfectante para manos a base de alcohol generalmente contiene alcohol etílico, que "se evapora a temperatura ambiente". Por tanto, si por un descuido lo has dejado al sol, podría haber perdido su efectividad, y si se te ha olvidado en el coche y se ha calentado, podría ser peligroso, según informa el profesor Greg Boyce, de Química. Guárdalo en un sitio fresco.

Te seca las manos

El desinfectante para manos tiene alcohol, glicerina, peróxido de hidrógeno y agua, y todos esos componentes, al ser sustancias químicas, pueden resecar la piel y crear grietas. Lo peligroso es que, si lo hacen, están contribuyendo a que las bacterias y los virus rompan la barrera natural que proporciona la piel.

Has dejado la tapa abierta

Si, accidentalmente, te lo has dejado abierto durante mucho rato (o quizá la tapa está rota), entonces tenemos malas noticias para ti: el alcohol se evapora rápidamente, por lo que deberías preocuparte por su efectividad.

Está caducado

Quizá no lo sabías, pero los desinfectantes de manos también tienen una vida útil y, por tanto, tienen una fecha de vencimiento. Por lo general no duran más allá de dos o tres años, por lo que el que compraste en 2009 es normal que esté caducado... no obstante, por si hay dudas, mira la parte trasera por si aclara tus dudas.

Huele raro

Si no has encontrado la fecha en la que expira, otra manera de adivinar si está pasado es justamente por el olor. Cuando el desinfectante caduca, ciertos ingredientes se vuelven menos efectivos y pueden emitir un olor que no existía antes de su vencimiento.

Tiene menos de un 70% de alcohol

Lo hemos dicho antes pero lo repetimos: si tiene menos de ese porcentaje, no es efectivo. No significa que pueda ser perjudicial, pero sí podría dejar escapar algunas bacterias. Además, cuando solo tiene un 70% y algo de alcohol se evapora, también podría acabar perdiendo su efectividad, por lo que la recomendación es que te hagas con el que tenga un porcentaje mayor para estar seguro.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios