Los succionadores de clítoris siguen triunfando en tiempos del coronavirus
  1. Alma, Corazón, Vida
se agotaron en tres horas

Los succionadores de clítoris siguen triunfando en tiempos del coronavirus

El pasado viernes se realizó una donación de 1.000 juguetes sexuales a todo el personal sanitario y hospitalario que lo pidiera en nuestro país

Foto: Homenaje al personal sanitario del hospital 12 de octubre de Madrid. (EFE)
Homenaje al personal sanitario del hospital 12 de octubre de Madrid. (EFE)

Por mucho que el coronavirus sea el protagonista absoluto de nuestros días desde hace un mes, lo cierto es que hay una cosa que seguirá moviendo el mundo: el sexo. O la ausencia de él. Es cierto que los estudios han demostrado que el famoso 'baby boom', (producido supuestamente tras un apagón en Nueva York) no era más que un mito, pero aunque las parejas prefieran en tiempos de crisis aquello de sofá, mantita y Netflix, no significa que el celibato haya llegado a nuestras vidas.

Por lo menos, el placer (aunque sea 'autodirigido') sigue estando vigente. Buena prueba de ello es la donación de 1.000 succionadores de clítoris recargables que la tienda erótica Amantis.net cedió el pasado viernes a todo el personal sanitario y hospitalario que lo pidiera en nuestro país. La intención de la empresa, según sus propias palabras, era "contribuir de la mejor manera al bienestar de este colectivo profesional clave para superar la pandemia del coronavirus en España. En estos momentos el colectivo se encuentra al límite de sus fuerzas físicas y psíquicas, tanto dentro de su entorno laboral como en el exterior".

La donación se basa en la importancia del bienestar sexual para poder reducir el estrés. Fue bien recibida y los pedidos se acabaron en tres horas

La donación, en estos tiempos tan difíciles (especialmente para el personal sanitario), ha sido bien recibida. La campaña, al fin y al cabo, se basa en la importancia del bienestar sexual para poder reducir el estrés, algo muy presente en los momentos actuales en los sanitarios del país. Y, desde luego, ha funcionado, pues en tres horas se agotaron.

Como explicaba la propia compañía: "La masturbación, las relaciones sexuales y los orgasmos provocan oleadas de dopamina y oxitocina que mejoran nuestro estado de ánimo. La oxitocina, en concreto, reduce el cortisol, hormona del estrés que aparece en momentos de ansiedad y medio. Por ello pensamos que los 1.000 succionadores animarán, relajarán y sacarán una sonrisa a este colectivo profesional en estos momentos. Es nuestra manera de dar las gracias".

Pensamos que los 1.000 succionadores animarán, relajarán y sacarán una sonrisa a los sanitarios en estos momentos

Por supuesto, la donación era exclusiva para aquellas personas que trabajasen como personal sanitario y hospitalario. Si solicitaban los succionadores, debían acreditar su condición laboral. "La demanda fue tal que durante 30 minutos la web colapsó y cayó", señalan desde Amantis. La donación será gestionada lo antes posible por el equipo de logística de la compañía y se entregarán los productos por mensajería, siguiendo unas estrictas medidas de privacidad, seguridad e higiene. Un regalo, sin duda, acertado, para uno de los colectivos que más difícil lo está pasando en la actualidad con la crisis del coronavirus.

Coronavirus Estrés Relaciones sexuales Masturbación Noadex
El redactor recomienda