Cinco cosas que deberías saber sobre el punto G
  1. Alma, Corazón, Vida
en la cima del placer

Cinco cosas que deberías saber sobre el punto G

Fue descubierto por la doctora Beverly Whipple cuando notó que, moviendo los dedos a lo largo del interior de la vagina, producía una respuesta física en las mujeres

Foto: Cinco cosas que deberías saber sobre el punto G
Cinco cosas que deberías saber sobre el punto G

El punto G, ese gran desconocido. Parece la clave y el misterio a resolver, en el caso femenino, se trata de ese botón pequeño que ha dado miles de quebraderos de cabeza a los hombres mientras trataban de buscarlo, y una vez encontrado, ha proporcionado un placer inigualable a ellas, y además vaginal. Eso es importante, pues muchas mujeres se consideran únicamente clitorianas, quizá porque el desconocimiento de este pequeño punto es aún grande.

Por proporcionar un poco de historia: el punto G en realidad se llama Gräfenberg, y fue descubierto por la doctora Beverly Whipple cuando notó que, moviendo los dedos a lo largo del interior de la vagina producía una respuesta física en las mujeres. Consideró entonces que esta región podría ser la clave para que las mujeres lograsen orgasmos durante las relaciones sexuales, pues, como ya sabes, el clítoris ha sido vilpendiado durante muchos años y condenado al ostracismo.

Es casi imposible que ellas lo descubran con sus propios dedos, pues el ángulo de autoexploración es difícil si no lo intenta otra persona

Los expertos no se ponen de acuerdo del todo, pues mientras que algunos aseguran que el punto G es el 'culpable' de que puedas llegar al clímax durante la penetración, otros indican que los orgasmos vaginales ni siquiera existen. Sin embargo, para que no albergues dudas (tanto si eres hombre y quieres perfeccionar tus artes amatorias como si eres mujer y deseas conocerte a fondo), aquí van algunas dudas resueltas sobre el gran desconocido.

¿Es real?

El punto G no es como el Ratoncito Pérez, existe. Sin embargo, las evidencias son un poco misteriosas, porque no se trata de un punto real que puedas tocar con los dedos, sino más bien un grupo de nervios y tejidos que se dilatan o presentan cambios cuando se estimulan. Ah, y no todas las mujeres lo sienten. El grado de sensación sexual varía ampliamente de mujer a mujer y puede variar incluso dentro de la misma mujer, esto depende del punto de excitación, la hora del día, el momento del mes y la etapa de la vida.

¿Dónde está?

Según indica la sexóloga Laurie J Watson en 'Psychology Today', el punto G se ubica en la parte superior de la vagina. Si te imaginas un reloj, podríamos decir que está 'a las 12 en punto' (considerando que la mujer está acostada boca arriba). Se encuentra en la vagina, aproximadamente entre 6 y 12 centímetros directamente debajo de la uretra. Es casi imposible que ellas lo puedan descubrir con sus propios dedos, pues el ángulo de autoexploración es difícil si no lo intenta otra persona.

¿Cómo tocarlo apropiadamente?

Los dedos son la mejor opción. El movimiento debe ser suave pero firme, moviéndolos como si estuvieras diciéndole a alguien que viniese donde estás. Notarás entonces un ligero aumento.

Al estimularlo, no siempre se siente lo mismo. Esto depende del punto de excitación, la hora del día, el momento del mes y la etapa de la vida

Pero, ¿y el coito puede proporcionar estimulación del punto G? La respuesta es positiva. Ciertas posiciones hacen que el pene entre en contacto con el punto G más que otras. Existen dos maneras de intentarlo: o bien la mujer puede acostarse boca arriba con las piernas dobladas y la pelvis inclinada hacia arriba, o puede colocarse arriba en un ángulo de 45 grados (más difícil de calcular).

¿Estoy tocando el punto correcto?

Es una duda bastante común, como algunos hombres aseguran que no notan nada al tocar, pueden ser ellas las que les guíen diciéndoles dónde sienten más placer. También notar ganas de orinar puede ser una señal de que se ha tocado el punto correcto, aunque tienes que tener en cuenta, por supuesto, que tarda un poco en estimularse.

¿Y si soy mujer y no siento nada?

Según Watson, se puede intentar con estimulación inmediatamente antes del orgasmo. También se puede probar con un juguete sexual con estimulador del punto G para encontrarlo por cuenta propia sin presiones alrededor. La práctica hace al maestro.

Vida sexual Noadex
El redactor recomienda