uno de los países más herméticos del mundo

La absurda, inútil y totalitaria técnica de Turkmenistán para frenar el Covid-19

Evitar al máximo la palabra "coronavirus" y fulminarla de los folletos de información sanitaria que se reparten en colegios, centros sanitarios y lugares de trabajo

Foto: Asjabad, la faraónica capital de Turkmenistán. (EFE/Noel Caballero)
Asjabad, la faraónica capital de Turkmenistán. (EFE/Noel Caballero)

Estados de emergencia, desinfecciones masivas, confinamiento, prohibición de reuniones, toques de queda,… Cada país ha utilizado distintos métodos para tratar de frenar el Covid-19. Y luego, a su bola, está Turkmenistán.

El país de Asia Central, uno de los más herméticos del mundo, ha decidido combatir la pandemia –entre otras medidas, algunas bastante absurdasevitando al máximo el término "coronavirus" para disuadir la propagación de informaciones sobre el Covid-19. Reporteros Sin Fronteras denuncia el peligro que esto supone para la ciudadanía. Del mismo modo indican que los medios controlados por el Gobierno turcomano ya no pueden escribir sobre el virus. Asimismo, la palabra ha sido fulminada de los folletos de información sanitaria que se reparten en colegios, centros sanitarios y lugares de trabajo.

Imagen: 'Hronikatm'
Imagen: 'Hronikatm'

Pero no solo eso, sino que los ciudadanos que usen mascarillas o hablen sobre el Covid-19 en la calle podrían ser detenidos por policías vestidos de civil, según informa el corresponsal de 'Radio Azatlyk' en la capital de Turkmenistán, Asjabad. Esta emisora pertenece a Radio Free Europe / Radio Liberty, una organización de radiodifusión financiada por el Gobierno de los Estados Unidos que afirma transmitir noticias, información y análisis (en su idioma) a países de Europa del Este, Asia Central y Medio Oriente "donde el libre flujo de información está prohibido por el gobierno o no está completamente desarrollado".

"Método extremo para erradicar información"

"Las autoridades turcomanas han hecho honor a su reputación al adoptar este método extremo para erradicar toda la información sobre el coronavirus", señala Jeanne Cavelier, responsable de Reporteros Sin Fronteras en Europa Oriental y Asia Central.

Los ciudadanos que usen mascarillas o hablen sobre el Covid-19 en la calle podrían ser detenidos

“Esta negación de información no solo pone en peligro a los ciudadanos turcomanos, también refuerza el autoritarismo impuesto por el presidente, Gurbanguly Berdymukhammedov. Instamos a la comunidad internacional a reaccionar y juzgarlo por sus violaciones sistemáticas de los derechos humanos", declara Cavelier.

Turkmenistán se encuentra en el último lugar del Índice Mundial de Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras. Según denuncian desde la organización, el Gobierno del país asiático controla todos los medios de comunicación nacionales y persigue activamente a los periodistas que escriben en clandestinidad para los exiliados. Además, las pocas personas que acceden a la Red, solo pueden hacerlo a un internet censurado, en cibercafés que exigen identificarse.

CLASIFICACIÓN MUNDIAL DE LA LIBERTAD DE PRENSA 2019
CLASIFICACIÓN MUNDIAL DE LA LIBERTAD DE PRENSA 2019

Cabe destacar que el país turcomano no ha informado de ningún caso de coronavirus, a pesar de compartir frontera con Irán (con la que cerró comunicaciones el 3 de febrero), una de las zonas más afectadas por la pandemia. Las personas que viajaron al extranjero y regresaron fueron puestas en cuarentena, aunque pudieron saltársela con sobornos, según el medio ruso 'Ferghana'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios