ENRÉDATE ENTRE LAS SÁBANAS

Cinco posturas sexuales que os llevarán a una rápida reconciliación

Para conseguir que tu pareja llegue al clímax más alto posible puedes recurrir a estas posiciones que os harán muy felices en la cama

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Una buena sesión de sexo después de una discusión es una de las formas más extendidas de las parejas para reconciliarse. Por lo general, se trata de sexo muy pasional, puesto que se mezclan todos los sentimientos encontrados que se han ido liberando durante la discusión junto con los propios de la relación amorosa y sexual.

Tanto es así que, para muchas personas, el sexo de reconciliación es uno de los mejores que se pueden practicar, llegando incluso a tener discusiones para poder tener este tipo de relación sexual después, como explican el blog especializado en psicología 'Psicoactiva'.

Tan importante es poner todas las ganas en el momento íntimo como recurrir a las mejores posturas. A continuación te recomendamos cinco posiciones que te podrían venir muy bien.

La amazona eléctrica

Foto: iStock
Foto: iStock

Para que esta posición sea eléctrica, el hombre debe ponerse un anillo vibrador en el pene. Ella se pone encima y comienza a "cabalgar" sobre él. No hace falta que cada pierna esté a un lado sentada a horcajadas. Se pueden mantener las dos piernas en el mismo lado. La postura procura un placer intenso entre ambos ya que se facilita la penetración casi total. Además, es posible practicarla a la inversa, la mujer no tiene por qué mirar al hombre, puede ponerse de espaldas a él y que este observe cómo ella leva el ritmo.

El broche de oro

Si el cabecero de tu cama está viejo y sabes que, con cada movimiento, estáis a punto de romper la pared, la mejor solución para estos casos es el broche de oro, un movimiento sencillo con el que os pegaréis como dos lapas (literalmente) y podréis gozar con movimientos suaves y lentos o más rápidos, colocándoos al borde de la cama.

Foto: iStock
Foto: iStock

Es más cómoda que las otras posturas y, además, podéis miraros a los ojos mientras lo hacéis, sin miedo a descoyuntaros la espalda.

La carretilla horizontal

.
.

En esta tendrás que trabajar un poco más, pero es muy cómoda. Ella debe estar boca abajo tumbada en la cama, mientras tú le coges las piernas y las elevas a la altura de tus caderas mientras la penetras desde atrás. Y, lo de siempre, puedes usar las manos para conocer otros montes femeninos, o darle cachetes. Eso ya al gusto del consumidor.

El túnel de lavado

Conocido también como "Truco o trato". Esta posición sexual es ideal para que la mujer llegue al orgasmo. Ella tiene que coger una almohada, colocarla debajo de las caderas y levantar la pelvis. Él debe doblar las rodillas para que ella pueda colocar las piernas sobre sus omóplatos. Pero como una imagen vale más que mil palabras...

.
.

El truco de 'El túnel' es sencillo y potencia el placer: mientras recorres con la lengua su clítoris debes usar la mano para "estirar" su abdomen hacia arriba. De esta manera la sensación de placer se incrementará. Ideal para las mujeres que prefieren los movimientos fuertes.

Misionero clitoriano

El clásico misionero, pero reinventado con la estimulación del clítoris. Ella se tumba boca arriba, y él se sitúa encima. Mientras la penetra, ella puede estimularse el clítoris y controlar asimismo el ritmo de la penetración con su movimiento de caderas. No falla.

.
.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios