SIN DEJARSE EL SUELDO EN REGALOS

Tres ideas para que los padres demuestren un amor infinito por sus hijos

No es necesario gastar mucho dinero en ropa de marca o llevarlos a viajes extraordinarios: con cumplir algunas reglas básicas a diario, los padres demuestran su amor por sus hijos

Foto: Disfrutar a diario de nuestros hijos es uno de los grandes placeres de la vida (EFE/Mohammed Saber)
Disfrutar a diario de nuestros hijos es uno de los grandes placeres de la vida (EFE/Mohammed Saber)

A todo padre se le cae la baba con su hijo en incontables momentos a lo largo de su vida. Desde que son bebés y nos alegran la vida hasta que dan sus primeros pasos, comienzan a ir a la escuela y, poco a poco, se van convirtiendo en las personas que un día serán adultas y tendrán su propia familia.

Pero hasta que llegue ese momento, para el que afortunadamente falta mucho tiempo cuando hablamos de niños pequeños, lo mejor es disfrutarlos. Pasar tiempo con ellos es una de las pequeñas grandes cosas que los padres pueden hacer a diario y casi siempre, con los años, nos arrepentimos de no haber estado las suficientes horas cuando eran menores.

Por eso, cualquier momento es bueno cuando se trata de demostrar nuestro amor por nuestro hijo. Además, no es necesario hacer regalos o gastar dinero constantemente para querer a los pequeños de la casa: hay fórmulas mucho más sencillas que no solo nos sirven para mostrarles el cariño que les tenemos, sino también para ser felices junto a ellos.

Amor de padres a hijos

Lo primero que un padre debe hacer con un hijo es escucharle. Los pequeños tienen una constante necesidad de decirnos multitud de cosas, desde que son unos bebés y van descubriendo infinidad de cosas cada día, hasta que se vuelven mayores. Pero en ese intervalo de tiempo, necesitarán una persona en quien confiar.

Uno de los mejores regalos que puedes hacer a un hijo es escucharle y, además, no te costará nada

¿Quién mejor que los padres? Escuchando a nuestros hijos no solamente estarás creando un vínculo con ellos, sino que, además, les estarán ayudando a mejorar sus habilidades comunicativas, tan necesarias en el futuro para relacionarse. Uno de los mejores regalos que puedes hacer a un hijo es escucharle.

La segunda idea es acompañarlo. Serán infinidad las veces en las que tu hijo te pida que vayas con él a los lugares más diversos: al parque, a un cumpleaños, a un partido del deporte que practique, etc. Estar ahí, junto a él, será una prueba irrefutable de tu amor… y, además, no te arrepentirás en el futuro de haberte perdido sus momentos importantes.

Disfrutar de todos los momentos del bebé es único (EFE/Mohamed Hossam)
Disfrutar de todos los momentos del bebé es único (EFE/Mohamed Hossam)

Porque al acompañarlo en los momentos importantes de su vida les estarás dando toda la confianza que necesita: en la responsabilidad de su obra de teatro en el colegio, al jugar con su equipo de fútbol o al participar en cualquier otro evento. Tu compañía es fundamental para que el niño se sienta respaldado y saque lo mejor de sí mismo.

Cumplir las promesas

La tercera y última idea (de las muchas que se pueden proporcionar) es la de cumplir con las promesas que se hacen. Prometer algo a un hijo y no cumplirlo es una de las peores cosas que puede hacer un padre: por un lado está dañando al pequeño, ya que se sentirá herido, pero además, estará minando su confianza en él.

Por eso, cuando se hace una promesa, hay que estar seguro de lo que se hace: nadie nos obliga a prometer nada a un hijo, más allá de cuidarlo siempre y quererlo por encima de todas las cosas. Así que si nos embarcamos en una promesa, sea del tipo que sea, tenemos que estar convencidos de que podremos cumplirla cuando llegue el momento.

Da igual que se trate de un regalo por unas buenas notas o de ir a verle a su partido de baloncesto o a la representación en el colegio: si cumples con lo que has prometido estarás demostrando que tu palabra es ley y que siempre podrá confiar en ti, porque nunca le fallas. Es uno de los actos de amor más grandes de un padre hacia un hijo.

Si en el algún caso no puedes estar con ellos o cumplir lo que prometiste, explícaselo antes de que llegue el momento

Lo importante es que no siempre es necesario hacer grandes regalos para ganarnos el corazón de los pequeños: con seguir algunas sencillas reglas es suficiente para que crezcan con una referencia de amor. Y si en el algún caso no puedes estar con ellos o cumplir lo que prometiste, explícaselo antes de que llegue el momento: lo entenderán mejor que si no apareces cuando te espera o no cumples tus promesas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios