BAJO EL OCÉANO

Arqueólogos descubren la Atlántida egipcia, una antigua puerta de entrada

Fue uno de los lugares más bellos que existieron en el Antiguo Egipto y algunos textos clásicos ya confirmaban su existencia. Así es la ciudad de Thonis-Heraclion

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hace un par de años se localizaron más de 60 barcos y 700 tipos de anclas en el lecho marino de la antigua ciudad egipcia de Thonis, que emergió de las aguas en el año 2000. Tras dos años de búsqueda, un equipo franco-egipcio de arqueólogos submarinos descubrió esta urbe bajo las aguas de la bahía de Abu Qir, en el delta del Nilo.

Heracleon es el nombre en griego de esta antigua metrópoli egipcia, puerto principal del país, y desapareció tras un terremoto que arrasó la región hace más de 1.000 años. Fue la entrada y el puerto a Egipto en el primer milenio a.C., antes de la fundación de Alejandría (cuyo faro no ha sido localizado todavía).

Los primeros vestigios se localizaron a una distancia de 6,5 kilómetros de la actual línea de costa. Tras este descubrimiento en 2017, los investigadores han intentado descubrir nuevas partes de los asentamientos. Lo más reciente ha sido la ruina de un templo junto con varios barcos con tesoros llenos de monedas de bronce y joyas.

Cementerio de barcos

La Atlántida egipcia no es un invento. Es real y ofrece datos muy valiosos para confirmar algunas teorías que se tenían del puerto más importante de la zona: la erosión había acabado con muchas construcciones calizas, pero sí se consiguieron conservar elementos como estatuas, vasijas, joyas y, sobre todo, la mayor colección de barcos naufragados de la historia del Antiguo Egipto, tal y como reveló 'BBC'

"Esto es solo el principio, seguramente tendremos que trabajar aquí los próximos 200 años", asegura el investigador principal del descubrimiento

Usando un sofisticado dispositivo de escaneo revelaron una nueva parte del templo principal de la ciudad y descubrieron restos de un edificio griego completo más pequeño con columnas y alfarería de los siglos III y IV a.C.

Las monedas de bronce pertenecieron al reinado de Ptolomeo II (283 a 246 a.C.). "El estudio ha revelado un enorme paisaje sumergido que incluye los restos de al menos dos antiguos asentamientos de gran importancia, situados en una parte del delta del Nilo surcada por vías navegables naturales y artificiales", explicó Damian Robinson, director del Centro de Arqueología Marítima de la Universidad de Oxford (OCMA) en un comunicado.

Una década de excavaciones

Después de retirar capas de arena y barro, los buzos descubrieron evidencias de una riqueza extraordinaria, pintando una imagen de cómo era la vida en Heracleion. Aunque se mencionó en los textos clásicos, la ciudad permaneció inmóvil bajo las aguas de la bahía hasta que fue mapeada hace ya 19 años.

Desapareció tras un terremoto que arrasó la región hace más de 1.000 años y fue la puerta y el puerto de entrada a Egipto en el primer milenio a.C.

La importancia de esta urbe en Egipto fue creciendo con el paso de los años (también fue un gran centro religioso), pues fue la última ciudad que visitaron Paris y Helena antes de que comenzara la Guerra de Troya. Sin embargo, el mito aseguraba que los furiosos dioses terminaron por hundir la ciudad, sumergiéndola y condenándola al olvido de por vida, por lo que históricamente la metrópoli siempre fue considerada como una simple leyenda.

Franck Goddio, investigador principal, quería comprobar si la leyenda de Heracleion era solo eso o si, por el contrario, fue mucho más de lo que los historiadores daban por hecho. Tras años de investigaciones y análisis dio con la muralla, con un templo y después con toda la ciudad. "Esto es solo el principio, seguramente tendremos que trabajar aquí los próximos 200 años", aseguraba en 'The Daily Mail'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios