una incógnita con más de 30 años

Resuelto el misterio: por qué aparecían teléfonos de Garfield en una playa francesa

Desde los años 80 las costas bretonas se inundan de artefactos con la cara del simpático gato que odiaba los lunes. Ahora sabemos por qué

Foto: Un teléfono con la forma de Garfield.
Un teléfono con la forma de Garfield.

En 1978 el dibujante de cómics estadounidense Jim Davis inventó la simpática historieta de Garfield, un gato anaranjado, irónico, bastante perezoso, que odiaba los lunes y al que le apasionaban la lasaña. Todos le conocemos, pues ha sido sin duda el antecesor de muchos otros gatos de viñetas que han continuado con su legado. Lo cierto es que es probablemente la mascota más recurrente en las tiras cómicas, un animal calculador e imprevisible. Entre todas ellas, el digno sucesor de Garfield es 'The business cat', porque ¿puede haber algo más hilarante que tu jefe sea un minino?

Viñetas aparte, sin duda lo que ha sucedido en Francia haría las delicias de los fanáticos de Garfield y de los gatos en general. Desde hace 30, se produce un misterioso fenómeno que hasta ahora no se había resuelto: cientos de teléfonos con la forma del gato más famoso (con perdón a Félix) aparecen anualmente en las playas bretonas, al oeste del país. Hasta 2018 las autoridades recolectaron un total de 200.

Cientos de teléfonos con la cara del gato amante de la lasaña aparecen desde hace 30 años en las playas bretonas del oeste francés

Quizá uno o dos teléfonos no habrían llamado la atención excesivamente, pero la repetición es la que tenía a la gente completamente extrañada. Que fuera fruto de la casualidad parecía algo improbable. "Nuestra asociación existe desde hace 18 años y en ese momento hemos encontrado piezas de teléfonos de Garfield casi cada vez que limpiamos", dijo a la AFP Claire Simonin, jefa del grupo local de limpieza de playas Ar Viltansou en Bretaña. La contaminación por culpa de los extraños objetos era tan grande, que el año pasado decidieron utilizar el juguete como símbolo de su campaña contra la contaminación plástica en las playas de la región de Finistère.

La campaña fue lo que marcó el principio para la solución del misterio. Fue difundida por los medios de comunicación locales y atrajo la atención de un granjero llamado René Morvan, que ha sido una pieza fundamental para descubrir qué había detrás. "Recordé que hace muchos años, a principios de los 80, me resguardé en la playa con mis hermanos por culpa de una tormenta" relató. "Encontramos un contenedor roto (había que conocer bien el lugar para saber dónde ir), y ahí encontramos un montón de objetos que eran, como habréis imaginado, los teléfonos de Garfield".

¿De dónde vino?

Efectivamente. Tras indagar un poco descubrieron que el contenedor se encontraba en una zona muy peligrosa, en una cueva parcialmente sumergida. Al descender por las resbaladizas rocas, comprobaron que el contenedor se encontraba encajado en aquel lugar y que solamente se podía acceder cuando la marea estaba baja. Dentro del contenedor estaban los teléfonos que anualmente habían sido arrastrados por el agua hasta las playas.

Todavía no se ha resuelto todo el misterio y quedan piezas por encajar. "No tenemos idea de lo que sucedió en aquel momento, de dónde vino, de qué barco, no sabemos si cayeron varios contenedores al agua o solo uno", explicó Fabien Boileau, director del Parque Natural Marino de Iroise, que también visitó la cueva. Según el World Shipping Council (WSC), la asociación de armadores de contenedores de todo el mundo, solo en 2017 cayeron 1.390 contenedores al mar, y es una estimación a la baja, pues en algunas ocasiones los incidentes son deliberadamente ocultados. Habrá que ver cómo termina el misterio. Al menos la gente ya no se sorprenderá cuando aparezca la simpática cara de Garfield entre la arena.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios