sobrevivirás

El curioso truco de los Navy Seal para salvar tu vida si te vas a ahogar

Es muy difícil que te ocurra, pero imagina que te quedas a la deriva en alta mar. ¿Cómo podrías mantenerte a flote y sobrevivir? Pon mucha atención

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Imagina que por el motivo que sea te quedas en medio del mar sin ninguna forma de volver a tierra. ¿Cuánto aguantarías vivo? ¿Sobrevivirías o te volverías loco? Hace unos días un alemán cayó al oceáno Pacífico y logró salvar su vida gracias a sus pantalones vaqueros.

El naúfrago viajaba con su hermano a bordo de un velero y cuando cayó al agua la corriente le arrastró. Gracias a su ingenio improvisó un chaleco salvavidas con sus 'jeans'. El protagonista de esta historia viral de Facebook recordó que existía esta técnica en la que se utilizaban los pantalones para poder flotar. Aunque tuvo muchas dificultates, sufrió bajas temperaturas y se sintió muy cansado, pensar en sus seres queridos le mantuvo con fuerza.

¿Qué harías tú? ¿Sabes de alguna forma en la que pudieras salvar tu vida? ¿De dónde viene la técnica que usó este germano? De los Navy Seal. Este método en que se utilizan las prendas inferiores para permanecer a flote y conservar la energía te permite descansar con la cara hacia arriba para que puedas aguantar más tiempo y las unidades de rescate puedan encontrarte más fácilmente.

¿Cómo se hace?

Lo primero, como es obvio, es quitarse los pantalones. Permanece boca arriba para no ahogarte y haz un nudo en los extremos de cada pierna. La marina de EEUU aconseja atar las dos juntas y lo suficientemente ajustadas para que se pueda atrapar el aire. Y recuerda subir la bragueta también.

El naúgrafo recordó la técnica de los Navy Seal y gracias a su ingenio improvisó un chaleco salvavidas con sus pantalones vaqueros

El segundo paso es intentar inflarlos. Coloca la abertura de la cintura sobre tu hombro y después con un movimiento (seguro que la teoría es genial, pero la práctica bastante más difícil) levanta la parte abierta por encima de tu cabeza para recoger el aire. Una vez hecho ponlo en el agua de nuevo y cierra la cintura debajo para mantenerlo en el interior.

Si no está lo suficientemente lleno, repítelo. Puedes intentarlo sumergiéndote bajo el agua y respirando el aire con la parte de la cintura abierta. Una vez hecho, pasa tu cabeza por las piernas infladas y mantén la parte de la abertura bajo el agua. Permanece calmado y espera que llegue la ayuda. Si ves que se desinfla, repítelo hasta que consigas que estés flotando bien.

Los movimientos parecen sencillos, pero es difícil hacer que los pantalones se inflen al pasarlos por la cabeza. Y depende también de la tela. Puedes practicar primero en una piscina para ver si funciona, así no corres riesgos. "Mientras estaba en el agua pensaba en que no podía dejar a mi hija sin un padre. Esa fue la mayor motivación", asegura este superviviente.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios