PRECAUCIÓN ANTE TODO

El efecto positivo del ibuprofeno y la aspirina en el cáncer de cabeza y de cuello

Una nueva investigación descubre un considerable aumento de la esperanza de vida en aquellos pacientes con esta grave enfermedad

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ambos son nuestros grandes aliados frente al dolor. El ibuprofeno es un analgésico y antiinflamatorio utilizado para el tratamiento de dolencias leves. Se suele recomendar para sobrellevar el postoperatorio, el dolor delantal o las cefaleas La aspirina, por su parte, es usada sin prescripción para bajar la fiebre y aliviar el dolor de cabeza, los períodos menstruales, la artritis o el resfriado. Pero un nuevo estudio parace hallar otra función más: aumentar la tasa de supervivencia de pacientes con cáncer de cabeza y cuello.

El uso regular de ibuprofeno o aspirina aumenta la probabilidad de supervivencia del 25 al 78% de los pacientes cuyo cáncer contenía un gen alterado específico, conocido como PIK3CA, según los investigadores de la Universidad de California en San Francisco, quienes analizaron las tasas durante cinco años de personas diagnosticadas con esta enfermedad.

La magnitud del aumento de vida en los pacientes es notable y podría tener un gran impacto positivo en la salud humana

"Nuestros resultados sugieren que el consumo de estas pastillas podría mejorar significativamente los resultados no solo para pacientes con cáncer de cabeza y cuello, sino también para aquellos con otros cánceres que contienen la mutación PIK3CA", asegura Jennifer R. Grandis, una de las principales autoras del estudio, a 'The Telegraph'. En dicho cáncer, asociado al virus del papiloma humano (VPH), el gen PIK3CA.

Aunque puede darse en personas jóvenes, la mayoría de los pacientes tienen más de 50 años cuando se les diagnostica. Los principales factores de riesgo son el hábito del tabaco, el consumo de alcohol y el contagio por el VPH. En la investigación, publicada en el 'Journal of Experimental Medicine', se probó con 266 pacientes del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh cuyos tumores fueron extirpados quirúrgicamente. La mayoría (el 84%) eran fumadores, y el 67% ya había recibido quimioterapia o radioterapia después de haberse sometido a cirugía. La media de supervivencia total fue de 66 meses.

Los "flecos sueltos"

"La magnitud del aumento de vida frente aquellos que no lo tomaron es aparentemente grande y podría tener un impacto positivo en la salud humana", reitera Grandis. El carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello es una neoplasia compleja que conlleva un mal pronóstico: la tasa de supervivencia hasta los cinco años solo es de aproximadamente el 45%. Según la 'American Cancer Society', representa cerca del 4% de todos los cánceres de Estados Unidos, con una estimación de 65.000 personas.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

A partir del análisis celular y de los experimentos con ratones, los investigadores comenzaron a pensar que el ibuprofeno y la aspirina probablemente bloqueaban el crecimiento del tumor al reducir la producción de una molécula inflamatoria llamada prostaglandina E2. Todavía es pronto para confiar en la completa fiabilidad de los resultados, se trata de un estudio que posee algunas limitaciones, como por ejemplo el corto tamaño del grupo de estudio, así como el tipo, el momento y la dosis de los comprimidos que tomaron los pacientes.

"Dada la gran tasa de mortalidad que provoca esta enfermedad, los investigadores han diseñado un ensayo clínico prospectivo y aleatorizado para abordar los cabos sueltos del estudio inicial y evaluar la importancia clínica de este uso terapeútico", concluye Grandis, en 'Science Daily',

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios