líbrate de ellas

11 maneras de tratar las migrañas sin necesidad de pastillas

No existe cura para esta enfermedad y es una de las causas más comunes de absentismo laboral, pero quizá con estos consejos puedas disminuirlas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las migrañas son una enfermedad neurológica que afecta a entre el 11 y el 16% de la población mundial y que provoca recurrentes dolores de cabeza moderados o intensos que pueden derivar en náuseas, malestar general y hasta provocar episodios de alta sensibilidad a la luz, el sonido o los olores.

Lo más misterioso es que no tiene una causa conocida ni un tratamiento fijo, pero siempre se le atribuyen razones relativas a las hormonas o una actividad cerebral anómala. En España, aproximadamente un 13% de la población las padece, es decir, unos 5 millones de personas. Este tipo de cefalea primaria, considerada la segunda causa de incapacidad en los países desarrollados, afecta sobre todo a mujeres y su franja de edad más frecuente está entre los 25 y los 55 años.

Aunque todavía no se conozca qué las provocan y se cree que son hereditarias, algunos expertos aseguran que surgen por cambios hormonales o como resultado de la activación de las células del nervio cerebral conocido como trigémino, uno de los principales nervios de la cara encargado de transmitir las señales de dolor al cerebro, lo que provoca la liberación de sustancias químicas que irritan y causan que los vasos sanguíneos de la superficie del cerebro se hinchen y estos envíen señales al tallo, un área que procesa la información del dolor.

Detenlas sin medicamentos

"No existe una cura específica para esta enfermedad, pero la condición se puede manejar tomando los medicamentos correctos y teniendo un estilo de vida saludable, al igual que en otras enfermedades crónicas", asegura Zubair Ahmed, neurólogo en la Clínica Cleveland. De todas formas, si quieres tratar de disminuirlas sin medicamentos, pon atención a estos consejos.

Los suplementos de riboflavina o magnesio suelen funcionar: "Algunos de los que incluyen estos componentes han demostrado ser beneficiosos para prevenirlas", asegura Ahmed. Una revisión de 2018 publicada en la revista 'Headache' descubrió que aquellos que tomaron 600 mg de magnesio redujeron la ocurrencia de esta afección. Y se ha demostrado que ingerir 400 mg de riboflavina las disminuye en aproximadamente 2 por mes.

En España sufren migrañas 5 millones de personas y son más frecuentes en mujeres

Si eres una persona con una vida estresante deberías calmarte un poco. El estrés puede ser un disparador significativo. "Este libera muchos químicos en el cerebro que pueden desencadenarla o empeorarla. Durante los momentos de mucho nerviosismo, la epinefrina y el cortisol se liberan en la sangre y cuando bajas el ritmo el fin de semana puedes experimentar una "migraña de bajada".

Tener sexo es muy importante. No hay quien no sepa que tiene muchos beneficios para la salud y uno de ellos es que reduce la aparición de esta enfermedad. Un estudio de 2013 encontró que el 60% de las personas que tuvieron relaciones sexuales durante la migraña informaron mejoras y disminución del dolor. Además, deberías empezar a cuidar tu alimentación y no tomar nada procesado. El hábito de ingerir comida basura puede empeorarlas: cada paciente es diferente, pero numerosos estudios han demostrado que influye mucho.

Y no solo eso, también tendrías que dejar de evitar algunos tipos de alcohol. "Algunos contienen una serie de componentes que pueden provocarlas", explica el experto. "Los congéneres son un subproducto que aparece en el vino, la cerveza o el whisky, aunque licores blancos puede que no tengan los mismos efectos", añade.

Redúcelas

Si es demasiado tarde y están comenzando los dolores inaguantables, hay una serie de medidas que puedes tomar. Lo primero será apagar las luces y cualquier aparato electrónico que haga ruido. Muchas se producen por estímulos sensoriales, así que baja las persionas y baja todos los interruptores posibles. Permanece en una habitación a oscuras hasta que desaparezca y disminuya y si tienes que salir irremediablemente, usa una gafas de sol polarizadas.

Todavía no se conocen las causas exactas que las provocan y se cree que son hereditarias

Túmbate y relaja tus músculos. Cierra los ojos e intenta descansar. Respira profundamente para liberar la tensión. Recuéstate sobre tu espalda y coloca una almohada debajo de tu cabeza y otra debajo de tus rodillas (tus piernas deben estar ligeramente dobladas). Coloca tu mano dominante sobre tu pecho y la otra por debajo de tu caja torácica e inhala y exhala lentamente durante cinco minutos.

También puedes ponerte una toalla mojada en la frente, esto puede hacer que los vasos sanguíneos se contraigan y que el flujo de sangre hacia tu cabeza sea más lento. Tomar una ducha fría podría ser bueno. Sin embargo, debes tener en cuenta que, en algunos casos, las temperaturas bajas pueden empeorarlas. Si el dolor aumenta en los primeros 5 minutos de tratamiento, detente de inmediato y prueba un método distinto.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios