y no es reclinarte en tu asiento

Las cosas menores que no deberías hacer nunca en un avión

¿Te toca viajar en un vuelo muy largo y quieres estar cómodo? Es normal, pero debes tener en cuenta que no son los lugares más higiénicos del mundo...

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

'Life vest under your seat' reza un texto delante de ti. Intentas estirar tus piernas, aunque tampoco te atreves a reclinarte mucho no vaya a ser que el pasajero que hay detrás se enfade. Te ha tocado ventanilla así que podrás disfrutar de las maravillosas vistas aéreas, aunque también implica que tendrás que molestar a dos personas cada vez que quieras ir al baño. Surcas las nubes y pones el modo avión. Te vas de viaje.

Pero hay una cosa que no debes olvidar, como informa 'The Active Times'. No tiene nada que ver con que te lleves las mantas o incluso las bandejas de la comida, con que te olvides de dónde está la puerta del baño y pretendas salir del avión en medio del vuelo o con que haya escenas de sexo increíbles entre pasajeros y tripulación. Tiene más que ver con la higiene. ¿Nunca te habían dicho que los aviones también son focos de infecciones?

¿Me quito los zapatos?

Es cierto que quitárselos durante los vuelos, sobre todo si son de larga duración, parece una buena idea. Esto es porque los pies se pueden hinchar, por lo que también es ideal dar pequeños paseos por el avión. Sin embargo, a nadie se nos ocurriría descalzarnos y amenizar a nuestro compañero de vuelo con el hedor de nuestros pinreles. ¿O sí? Si pretendías hacerlo porque el civismo no es para ti, antes debes tener en cuenta una cosa.

Los aviones están llenos de gérmenes y bacterias desconocidas, por lo que una de las peores cosas que puedes hacer durante tu vuelo es caminar descalzo. Los baños se suelen desinfectar entre los trayectos, pero más allá de una limpieza rápida y el reabastecimiento de papel higiénico, rara vez se atiende el piso mientras se está volando, así que no se te ocurra pasar por ahí.

Aunque los pies pueden hincharse durante los vuelos de larga duración, quitarse los zapatos no es una buena opción

Lo recomendable, por tanto, es que si te los vas a quitar porque no quieres escuchar nuestros consejos, al menos lleves contigo unas babuchas o unos calcetines gordos para poder desplazarte por el avión sin pensar en todos los hongos y papilomas que estás coleccionando, como si fueran Pokémon.

Si te cambias de calzado por uno más abierto, ya sabes: un desodorante nunca está de más en el bolso o la maleta de mano. Tus pies te lo agradecerán, y la persona que se siente al lado también.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios