SIN TAPUJOS

Sexo de escándalo en la comisaría: el affaire que sacude Gran Bretaña

El policía Ricky Price y la abogada Rachel Pudner armaron tanto ruido que no tardaron nada en pillarles. Además, los dos están casados

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Revuelo en la localidad británica de Swansea. Un suceso digno de cualquier serie en la que todo se va de las manos o bien un vídeo pornográfico desperdigado por la red. Un detective de policía ha sido sorprendido teniendo sexo con una abogada en la sala de interrogatorios. Menuda pillada. El inspector Ricky Price y Rachel Pudner estaban siendo tan ruidosos en la comisaría de Cockett que una unidad de apoyo policial se preocupó por lo que estaba pasando ahí dentro y acudió a investigar.

"Ha sido un poco escandaloso. La gente juró guardar el secreto cuando ya todo el mundo sabía lo que ocurrió", comentaba uno de sus compañeros a 'Metro'. El inspector Price era un policía de dilatada carrera profesional que además, estaba a punto de ascender en el cuerpo. Sin embargo, ahora este guardia de 42 años ya no volverá a ejercer a raíz de lo sucedido. Después de 22 años de servicio, ha presentado una dimisión irrevocable.

El policía se enfrenta a un proceso judicial por su mala conducta. A ella no la han despedido

"Lo que está claro es que asumieron un gran riesgo", opina otra fuente. "Estaban prácticamente desnudos cuando la unidad llegó a ver qué pasaba". Al parecer, fueron los gritos los que delataron a la pareja. Ella, una abogada especializada en derecho de familia llamada Rachel Pudner, se encontraba en la comisaría de policía representando a uno de sus clientes. Una de las cosas que tienen en común es que ambos están casados. Quizás por poco tiempo.

A pesar de su renuncia, se abrirá un proceso judicial por su mala conducta y él terminará recibiendo su pensión, ya que renunció antes de ser despedido. "Somos totalmente conscientes de las acusaciones contra el oficial y hay una investigación interna en curso", informó el jefe de la comisaría Dorian Lloyd. "El oficial no ha sido suspendido y una vez pasada la investigación, el asunto estará sujeto a una audiencia judicial por su mala conducta. Hasta que se complete este proceso, sería inapropiado seguir comentando todo lo relativo a las acusaciones".

El oficial está comprometido, su casa ya ha sido puesta en venta y todo huele a separación

Pudner, sin embargo, no ha dimitido, y seguirá siendo socia del bufete de abogados en el que trabajo. Según 'The Daily Mail', se comenta que la pareja que vive a tan solo ocho kilómetros de distancia, está luchando para salvar sus relaciones después de ser infiel. El inspector está comprometido con su mujer, Emma Kayes, de 33 años. Por el momento, su casa ya ha sido puesta en venta y todo huele a separación.

Por otro lado, la abogada también está luchando por salvar la relación que tiene con su marido, Matthew Hulme, de 42 años, jefe de la empresa BT. Fuentes policiales aseguran que Price estaba de servicio cuando Pudner llegó a la comisaría para representar a un cliente. Ninguno de los dos se ha ofrecido a comentar nada al respecto sobre este desafortunado suceso.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios