El líder antidesahucios que se convirtió en el mayor empresario de turismo gay
  1. Alma, Corazón, Vida
una década de la crisis

El líder antidesahucios que se convirtió en el mayor empresario de turismo gay

Eloi Morte participó como coordinador y portavoz del primer "frente antidesahucios" de la PAH previo al 15-M. Después ha hecho una brillante y exitosa carrera como emprendedor

Foto: Eloi Morte, embajador LGBT en España. (Foto cedida por Eloi Morte)
Eloi Morte, embajador LGBT en España. (Foto cedida por Eloi Morte)

Eloi Morte Castelló hizo un cursillo “exprés de revolución”, según su propia definición, pero luego cambió de tercio. “Soy un tipo muy inquieto que nunca me canso de perseguir sueños”, comenta risueño. Este joven emprendedor de 35 años formó parte del equipo fundacional de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en Madrid en enero de 2011, poco antes de la célebre toma de Sol el 15-M. Entonces tenía 28 años. Ahora es el dueño de la mayor agencia de viajes orientada al público gay, con sede en siete ciudades, y se reúne con Ada Colau, pero al otro lado de la mesa, para defender a los hosteleros y recordar a la alcaldesa de Barcelona que “sus políticas no estaban bien enfocadas al patrocinio de la ciudad”.

También ha sido el director del Orgullo Gay en la capital catalana, organizado por ACEGAL, hasta este mismo año, “con récord de 300.000 personas, el más grande de la historia”, y embajador mundial del turismo LGBT en España. Además, ha puesto en marcha “una 'joint venture' con el Grupo Julià para asaltar el mercado europeo”. Su empresa tiene 12 empleados y no para de crecer. "Con Julià, nosotros ponemos el 'know how' en el campo LTGB y ellos su infraestructura y conocimientos del sector", precisa el empresario. La unión de las dos empresas tiene previsto facturar 1,5 millones de euros en su primer año de andadura.

Morte participó entonces en los primeros casos en los que se logró aplazar un desalojo. Por ejemplo, el de una mujer de 55 años con un hijo discapacitado

Pero no siempre fue así. Los momentos más crudos de la crisis sorprendieron a Morte en Madrid. Entonces trabajaba en la base de Easyjet. Era auxiliar de vuelo. No tenía grandes problemas económicos ni particulares inconvenientes para pagar su vivienda, pero quería ayudar. Escuchó que en su ciudad natal se había organizado un frente antidesahucios y buscó si había algo semejante en la capital. Lo había. Contactó con Rafael Mayoral, hoy diputado en el Congreso de Podemos, y este le explicó los entresijos legales del asunto. “Me volqué, le dedicaba muchísimo tiempo libre”, rememora.

Morte participó entonces en los primeros casos mediáticos en los que se logró aplazar un desalojo. Por ejemplo, el de una mujer de 55 años con un hijo discapacitado. “Lo más gratificante eran los abrazos y cuando podían dormir un día más en su casa”. Ejercía de portavoz ante los medios, coordinaba los distintos grupos de trabajo y también de las redes sociales de aquel incipiente movimiento que acabaría por convertirse en un actor recurrente de los telediarios. “Quería ayudar al prójimo y aportar mi granito de arena en la gran sacudida del 15-M”, reflexiona ahora. “Me centré en los derechos de la vivienda”, insiste.

Ayudar al prójimo

La explicación de esa sensibilidad, explica Morte, es que proviene “de una familia muy humilde de un pueblo de Cataluña”. El empresario vivió hasta los 18 años en un pueblo cercano a la montaña de Montserrat. Sus padres fabricaban retablos de madera. También acogían a gente en su masía: “Allí aprendí los valores de compartir y ayudar al prójimo”. Pero en algún momento, Morte, fiel a su estilo "inquieto", se marchó del pueblo para estudiar Turismo. Tampoco duró demasiado en las aulas y con 20 años volvió a partir, pero en esta ocasión a Reino Unido, "cerca de Brighton", para formarse mientras trabajaba como auxiliar.

A los cuatro años, decidió regresar a España "porque la calidad de vida es mucho mayor", y lo hizo a Madrid, donde estuvo tres años. Es en ese lapso de su biografía cuando se enrola en la PAH, donde coincide con Nacho Murgui, ahora concejal en el equipo de la alcaldesa Manuela Carmena y quien lo define así (aunque tras un rato de tratar de recordarlo sin éxito): “Era un tipo muy inquieto, no me sorprende que luego le haya ido muy bien en otros asuntos”.

Me di cuenta de que había una importante cuota de mercado y además en un colectivo en el que me muevo y conozco bastante bien

Efectivamente, Morte ha tenido éxito. Aunque esa parte de su vida, la de los logros empresariales, comienza con una mala noticia. "Estaba viviendo en Suiza y me diagnosticaron el síndrome de Ménière", relata. Una pésima revelación para quien se ganaba la vida volando: "Te dan vértigos porque es una dolencia del oído interno. Era incompatible con mi profesión". Así que el antiguamente joven activista decide otra vez regresar a España: "Tenemos la mejor Sanidad".

Esta vez se instala en Barcelona, más cerca de "casa". Y se percata de que no hay ninguna empresa que sea "receptiva con las demandas del público gay para venir a España", solo "algunas agencias que ofrecían viajes afuera para los homosexuales de aquí". Así que se puso manos a la obra y de ahí surgió Raimbow Barcelona Tours. "Me di cuenta de que había una importante cuota de mercado y además en un colectivo en el que me muevo y conozco bastante bien", revela el joven emprendedor.

Snow Gay Weekend

A partir de ahí, todo se fue acelerando. "Empezamos a posicionarnos y creamos un montón de actividades, además de situar Barcelona como un destino muy conocido para la comunidad gay", rememora. De ahí surgieron más proyectos, como el Snow Gay Weekend: "Nunca se había hecho un evento de nieve relacionado con el mundo LGBT", reivindica Morte, que subraya que esta actividad ha tenido un crecimiento del 40% en los últimos años.

"Soy una persona diplomática, de consenso, con buen talante y también hiperactiva", se define a sí mismo el empresario, que fue nombrado embajador del turismo gay en marzo de este año. "Me han pasado muchísimas cosas, y todas muy buenas últimamente", confirma. "¡Ha sido un año muy intenso, aunque con jornadas de trabajo todos los días de 13 horas!", dice. "Ahora somos un destino líder en el mundo", prosigue y, por eso, ha decidido "abandonar la organización del Pride y dedicarme de lleno al mundo empresarial".

Advierte de que la Barcelona de Colau estaba perdiendo protagonismo frente a ciudades como Miami, Estocolmo e incluso Tel Aviv

Sobre su relación con Ada Colau, compañera muy remota de la PAH, Morte niega que haya sido ni mucho menos tensa. "¡Al contrario!", recalca. "Creo que el consistorio entendió perfectamente lo que le dijimos los empresarios del sector, y es que lo que hace falta es un turismo de calidad en el que Barcelona estaba empezando a perder imagen", se explaya el emprendedor, que cree que la gran ventaja para el turismo gay de la capital catalana es que "puedes ser tú mismo". Sin embargo, advierte, "estábamos perdiendo protagonismo frente a ciudades como Miami, Estocolmo e incluso Tel Aviv".

Sobre la situación política en Cataluña, Morte cree que las cosas no han beneficiado desde el punto de vista económico. Sin embargo, el descenso en su mercado objetivo ha sido menor que en el generalista, reflexiona, porque es un público "que tiene menos reparos a las noticias que el familiar". Sin embargo, subraya que "ha afectado a todos y ha habido un descenso general en las reservas". Sobre su propia empresa, eso sí, dice que están bien con la sede principal en Barcelona, "pese a todo".

Diálogo en Cataluña

Acerca de su propia opinión sobre los acontecimientos, comenta que "no es todo ni blanco ni negro". También se declara "partidario del diálogo" y matiza que no es un tema "sencillo", por lo que concluye que prefiere no posicionarse. Aunque, eso sí, recalca que piensa que hay "una problemática real en la que la vía de solución vendrá de las dos partes". También que no está "nada de acuerdo con que haya políticos en la prisión por sus ideas políticas, que además son las de otras muchas personas".

Turismo Crisis Desahucios Orgullo Gay LGTB
El redactor recomienda