EL 95% DE LOS PACIENTES SE CURA EN 3 MESES

Un hospital de Barcelona, pionero en detectar hepatitis C en la mitad de tiempo

El Hospital Vall d'Hebron ha implementado un nuevo sistema de detección rápida de la hepatitis C que logra reducir a la mitad los pasos a dar para diagnosticar la enfermedad

Foto: El Vall d'Hebrón implementa un nuevo sistema de detección rápida de la hepatitis C (EFE/Enric Fontcuberta)
El Vall d'Hebrón implementa un nuevo sistema de detección rápida de la hepatitis C (EFE/Enric Fontcuberta)

Expertos del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona han puesto en marcha un nuevo sistema de detección rápida del virus de la hepatitis C (VHC) que permite, gracias a la maquinaria de que dispone su laboratorio, simplificar de seis a tres las etapas del diagnóstico de la infección del virus.

Según ha explicado Francisco Rodríguez Frías, jefe del laboratorio de Patología Hepática de los Laboratorios Clínicos del hospital, gracias a dos máquinas automatizadas es posible detectar la presencia de anticuerpos del VHC y evaluar la carga viral del mismo, de forma que se tiene un diagnóstico en pocos días.

Los tratamientos del virus tienen una eficacia del 95 por ciento, pero actualmente se calcula que seis de cada diez personas con VHC activo no están diagnosticadas, por lo que "simplificar el diagnóstico es fundamental para detectar las personas infectadas", ha remarcado el doctor.

Pioneros y con magníficos resultados

El hospital catalán ha sido el primero en poner en marcha este programa y en cinco meses de actividad ha analizado 387 muestras de personas, de las cuales 193 han presentado cargas virales detectables. "Si no se hubiera implementado este procedimiento diagnóstico, probablemente la mitad de estos pacientes hubiese quedado sin diagnosticar", ha alertado Rodríguez Frías, que ha advertido de que el 50 por ciento de los pacientes no completan el proceso de diagnóstico.

El Doctor Francisco Rodríguez Frías, del Hospital Vall d'Hebron (EFE/Enric Fontcuberta)
El Doctor Francisco Rodríguez Frías, del Hospital Vall d'Hebron (EFE/Enric Fontcuberta)

Hasta ahora, cuando el paciente acudía a un centro de atención primaria (CAP) y el médico sospechaba que podía tener esta patología, pedía la detección de anticuerpos del virus, para lo que se procedía a una extracción de sangre que era analizada en un laboratorio especializado. En caso positivo, el enfermo debía regresar al CAP para que le comunicaran el resultado y el médico le encargaba un segundo análisis de sangre para evaluar la carga viral.

El paciente debía visitarse de nuevo con el médico para obtener el segundo resultado y, en caso positivo, finalmente, le programaban una visita en un centro hospitalario para iniciar un tratamiento.

La primera máquina puede hacer mil determinaciones por hora, mientras la segunda completa 300 estudios de carga viral cada 8 horas


Con la implantación de este nuevo sistema, cuando el laboratorio recibe la primera muestra de sangre, si la primera máquina con la que se hace el análisis detecta anticuerpos, se pasa directamente a una segunda que evalúa la carga viral y, si es positiva, ya se recomienda al médico de cabecera que derive directamente al enfermo al centro hospitalario.

Rodríguez Frías ha explicado que el 1,2 por ciento de la población española presenta el virus activo. Con el abaratamiento actual y la mayor accesibilidad a los tratamientos, el 95 por ciento de los pacientes se cura en menos de tres meses "sin presentar efectos secundarios" y tomando una pastilla diaria. Eso sí, es fundamental hacer un diagnóstico durante las primeras etapas de la enfermedad, "que no presenta síntomas", ya que a veces los pacientes llegan al especialista por casualidad y su patología ya está en una fase avanzada.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios