cree que sus palabras se sacaron de contexto

La británica que se quejó de los españoles en Benidorm: "La gente me llama racista"

Freda Jackson, de 81 años, se ha convertido en famosa dentro y fuera de Inglaterra, pero su familia se queja de que la están acusando de racista y de que es ‘el hazmerreír’

Foto: Freda Jackson enseña la queja que presentó a la agencia de viajes (Foto: Lancashire Telegraph)
Freda Jackson enseña la queja que presentó a la agencia de viajes (Foto: Lancashire Telegraph)

“¿Por qué los españoles no se van a otro sitio de vacaciones?” Esas declaraciones de una turista inglesa incendiaron las redes sociales hace apenas una semana. Freda Jackson había pasado una semana en Benidorm, pero no había satisfecho sus expectativas y puso una reclamación en la que hacía público su descontento con la agencia de viajes, el hotel, los turistas y todo lo que tuvo que ver con lo que iban a ser unos días de relax.

Ahora, la protagonista de la historia se queja de que esas declaraciones le han cambiado la vida porque “es todo una sarta de mentiras” y ha concedido una entrevista al Mirror en la que explica lo sucedido: “Nunca dije que los españoles deberían irse a otro hotel, sólo que ese hotel no se preocupaba de los turistas ingleses. Se ha sacado todo de contexto”.

Esta antigua auxiliar de enfermería reconoce sus críticas, pero “no a los españoles. Pedí un hotel en la zona nueva, cerca de las tiendas y en liso, pero me dieron un hotel en la zona vieja, subiendo una colina y lejos de todo”, relata Jackson, que ha sido operada esta semana en Inglaterra de artritis en una rodilla.

La familia no lo entiende

Freda asegura que a sus 81 años es la primera vez que pone una queja por unas vacaciones y se ha visto abrumada por la repercusión de la noticia. Tanto, que pidió a su nieta Lindsey, de 32 años, que le comprara un ejemplar del Lancashire Telegraph el día que iba a salir su entrevista, pero el hijo de esta, Leon de 7 años, le avisó la tarde antes de que la abuela “estaba saliendo en la tele”.

Todo el mundo se estaba riendo de ella y poniéndola a caer de un burro”, señala Lindsey, que desvela que fueron ella y su pareja quienes escribieron la queja a la mayorista de viajes Thomas Cook.

La compañera de viaje defiende a Freda

Jackson se fue de viaje con una amiga, cuyo nombre no ha trascendido, aunque se sabe que tiene 60 años. La compañera de aventuras relata al Mirror cómo las vacaciones se estropearon desde que llegaron a Benidorm: “El hotel estaba en una colina, pero el autobús no llegaba hasta la recepción, así que tuvimos que apearnos abajo, en la carretera. Al descender había medio metro entre el escalón del autobús y el suelo y Freda se torció la rodilla”.

Freda no pudo disfrutar de su visita a Benidorm (EFE/Manuel Lorenzo)
Freda no pudo disfrutar de su visita a Benidorm (EFE/Manuel Lorenzo)

La amiga de la octogenaria defiende a su compañera de viaje ya que opina que sus declaraciones se han exagerado “de forma desproporcionada. Freda es una mujer encantadora y es triste la forma en la que la están tratando, hasta la han amenazado online. Se ha convertido en un hazmerreír”, concluye.

Desde la mayorista de viajes se confirma que, debido a un error, cambiaron las fechas del viaje sin avisar hasta pocos días antes de la salida, y por eso han decidido ofrecer una compensación de 75 libras a cada pasajera (unos 85 euros) “como gesto de buena voluntad. Esperamos que las acepten”, afirma un portavoz. Freda y su compañera se gastaron en su viaje 1265 euros por persona.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios