La mayoría de los bebés nacen a las 4 de la mañana, y los científicos creen saber por qué
  1. Alma, Corazón, Vida
cuestión de herencia evolutiva

La mayoría de los bebés nacen a las 4 de la mañana, y los científicos creen saber por qué

Una nueva investigación ha estudiado todos los nacimientos británicos y ha descubierto cuándo dan a luz las madres, y curiosamente en España ocurre lo mismo

placeholder Foto:

Los bebés prefieren nacer por la noche. Al menos eso es lo que ha concluido un nuevo estudio, publicado en la revista 'Plos One', que detalla que siete de cada diez alumbramientos tiene lugar fuera de la franja que va desde las 9 de la mañana a las 5 de la tarde. Y que la hora favorita de los más pequeños es la de las 4 de la mañana.

¿Hay alguna razón que explique este fenómeno o es pura coincidencia? Los investigadores sugirieron que es más probable que los bebés nazcan de noche debido a la evolución: nuestros antepasados ​​se reunían por la noche después de cazar durante el día, lo que daba una protección extra a las madres que daban a luz a últimas horas del día.

Es más probable que los bebés nazcan de noche debido a la evolución, ya que nuestros antepasados se reunían al final del día tras haber estado cazando

El estudio, dirigido por la Universidad de Londres y que analizó más de cinco millones de nacimientos en Inglaterra, descubrió que la hora y el día en que las mujeres dan a luz pueden variar significativamente según cómo sea el comienzo del parto y del método elegido para dar a luz: solo un poco más de la mitad de las madres tienen partos que comienzan de forma espontánea y natural, esto es, sin ser inducidos por medicamentos o cesárea.

Entre diario y de madrugada

Los investigadores descubrieron que la mayoría de los nacimientos se producían entre la 1 y las 6:59 de la mañana, alcanzando un pico a las 4 y un mínimo por la tarde. Asimismo, determinaron que era más probable que ocurrieran de lunes a viernes que en fines de semana o festivos.

Los nacimientos por cesárea o planificados fueron uno de cada diez, y fue más probable que ocurriese entre las 9 y las 11:59 de la mañana.

Los nacimientos de partos inducidos, que fueron una quinta parte de los nacimientos, tenían más probabilidades de ocurrir alrededor de medianoche de martes a sábado, y en días previos a festivos nacionales. También descubrieron que el día de Navidad y el día de San Esteban son las jornadas en las que menos nacimientos de producían.

placeholder

El autor principal del estudio, Peter Martin, dijo: "La experiencia a largo plazo y las diversas investigaciones han revelado que los nacimientos humanos sin intervención obstétrica son más frecuentes en la noche o en las primeras horas de la mañana. Esto puede deberse a nuestra herencia evolutiva. Nuestros antepasados ​​vivían en grupos que estaban activos y dispersos durante el día, y que se reunían para descansar por la noche. Así que un parto nocturno probablemente le brindaba una mayor protección a la madre y al bebé recién nacido".

"Esto no explica algunos de nuestros otros hallazgos, sin embargo. No fue sorprendente encontrar que las cesáreas programadas generalmente no se dan en días festivos, pero no es sencillo entender por qué el número de partos espontáneos, sin ninguna intervención obstétrica, fue menor en el día de Navidad y el de San Esteban que en otros días del año"

En España, también de noche

Que los bebés nazcan en la madrugada no es exclusivo de Inglaterra, pues en España también pasa. Un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid lo reveló tras analizar más de 4.500 nacimientos sucedidos en la Casa de Maternidad de Madrid entre los años 1887 y 1892, una época perfecta para estudiarlo ya que apenas había intervenciones obstétricas, por lo que los bebés llegaban al mundo cuando querían, y esto era, en efecto, por la noche.

Los investigadores sospechaban que el parto se rige, como el cuerpo, por el ritmo circadiano y que la luz, o la falta de ella, es lo que los produce

La explicación que encontraron fue la misma que la de sus colegas británicos: la luz y la evolución. También sospechaban que el parto se regía, como el cuerpo, por el ritmo circadiano y que la luz, o la falta de ella, era gran culpable de que el parto se produjese. Al parecer, en invierno, dado que las noches son más largas, la mayoría de partos sucedían de noche, mientras que en verano, al ser las noches más cortas, la mayoría de partos ocurrían entre las 8 y las 12 de la mañana.

Los científicos creen que la actividad del útero está sincronizada con los ciclos de luz y oscuridad por la melatonina, una hormona que se segrega en ausencia de luz y que pone en marcha otras hormonas que desencadenan el parto (oxitocina y noradrenalina). Por eso se dice que siempre se debe dar a luz en una habitación tenue.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Bebés
El redactor recomienda