BUSCA EL MOMENTO

Cuántas veces al día debes ir al baño (y son más de las que piensas)

En estos temas, cada persona es un mundo. Evelyn Lewin, una prestigiosa médica de cabecera, te ofrece las claves para tener una relación sana con tu intestino

Foto: ¡Ups! Te hemos pillado... (iStock)
¡Ups! Te hemos pillado... (iStock)
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

Aunque no lo creas, el número de veces que vas al baño en todo un día dice mucho sobre tu salud. Y a pesar de que siga dando un poco de vergüenza hablar de ello, es importante conocer los hábitos que tienen tu intestino y vejiga y cuál podría ser la mejor forma para tener una relación sana, y sobre todo satisfecha, con tu vientre.

Evelyn Lewin, una doctora experta australiana, reveló a 'Fox News' la frecuencia adecuada para hacer tus labores más íntimas, así como las líneas rojas que debes tener en cuenta. "La mayoría necesita comenzar el día vaciando su vejiga... y el resto del día van entre cuatro y diez veces al día", afirma. De media, establece que las personas van a mear entre seis y siete veces cada 24 horas, pero esto es solo una aproximación que puede variar.

Una alta frecuencia puede significar problemas de salud como diabetes, sobre todo si te sientes sediento

Factores como la edad, si la mujer está embarazada, los tipos de líquidos que toma (bebidas gaseosas, agua o alcohol), los medicamentos o las condiciones médicas, son aquellos que afectan en mayor o menor medida la frecuencia con la que visitas al Señor Inodoro. Pero sobre todo, según ella, "la cantidad de veces que se va al baño está directamente relacionada con cómo de débil o fuerte es tu vejiga".

No es un mito: puedes entrenar y 'domesticarla'. Si estás acostumbrado a orinar cada vez que sientes el menor impulso de ir, "es probable que orines más veces al día que alguien que ha entrenado su vejiga para retener más líquido antes de vaciarlo", señala Lewin. Si este es el caso, la doctora reconoce que es posible "entrenar la vejiga para retener más orina y con ello retrasar la primera señal por la que sientes que debes evacuar".

El mejor consejo: esperar cinco minutos justo después de sentir las ganas. Si no puedes aguantar de ninguna forma, acude a un especialista en caso de ser necesario. "La frecuencia podría indicar un problema de salud como la diabetes, especialmente si te sientes constantemente sediento y bebes más líquido". La médica aclara que si tienes la sensación de querer ir al baño constantemente y solo expulsas una pequeña cantidad de orina, seguida de una molesta sensación de ardor, esto podría ser un síntoma de que está sufriendo una infección del tracto urinario (ITU). "Si este es el caso, o si tu orina está manchada de sangre, deberías buscar ayuda lo antes posible", avisa.

En cuanto a las aguas mayores, Lewin admite que cada persona es un mundo. "Algunas personas van una vez al día, otras más de dos. Luego están aquellos que solo van una o dos veces por semana", reconoce. El estreñimiento es otro de los problemas más comunes asociados a la frecuencia con la que vas al baño. Lewin aconseja que para acudir al baño con regularidad es necesario comer alimentos con alto contenido en fibra (frutas, verduras y cereales) y, sobre todo, hacer ejercicio y beber mucha agua para mantener las heces blandas.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

A continuación, Lewin desmiente los mitos más comúnmente aceptados y más o menos relacionados con el tema.

No es necesario beber ocho vasos de agua al día. La dietista Gabrielle Maston asevera que en realidad no hay evidencia científica que respalde esta afirmación; sin embargo, como es obvio, reconoce que "es necesario mantenerse hidratado".

Sentir frío no te hace coger un resfriado. Una temperatura fría no tiene nada que ver con la probabilidad de contraer un resfriado o gripe. Al final, nos contagiamos de "rinovirus" a través del contacto físico o en el espacio compartido con las personas infectadas.

Comer huevos es malo para el corazón. En el pasado, existía un debate en torno a la idea de que el consumo de huevos aumentaba los niveles de colesterol en sangre. Un nuevo estudio sugiere que no existe ningún vínculo entre comer muchos huevos y el colesterol, un mayor riesgo de problemas cardíacos o de padecer diabetes tipo 2.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios