diferencia de hora entre países

Cambio de hora, husos horarios y cómo estar en días distintos a menos de 400 km

Dos veces al año cambiamos la hora para ahorrar energía. Por esa razón se usan diferentes husos horarios que pueden llegar a hacer que dos puntos a menos de 400 km vivan en días diferentes

Foto: Cambio de hora (EFE)
Cambio de hora (EFE)
Autor
Tiempo de lectura6 min

Una de las cosas que viene asociada con el cambio de estación y la llegada del otoño es, sin duda, el cambio de hora. Este domingo, 29 de octubre, los relojes se atrasan una hora y a las 3:00 de la madrugada (hora peninsular) serán las 2:00, por lo que durante esta noche todos ganamos una hora de sueño (o de fiesta, para otros). Así, recuperamos la hora 'perdida' en el cambio de hora propio de la primavera, que tuvo lugar el pasado 26 de marzo.

El cambio obedece a una directiva comunitaria dirigida a favorecer el ahorro energético. Comenzó a generalizarse de forma desigual a partir de 1974 a raíz de la primera crisis del petróleo. Entonces algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz natural del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. La directiva se aplica desde 1981 y cada cuatro años se ha renovado de forma sucesiva. Esta normativa se aplica con carácter indefinido desde la aprobación de la Novena Directiva por el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión, en enero de 2001.

La directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por el Real Decreto 236/2002, de 1 de marzo. Su carácter indefinido de la aplicación del cambio de hora se adoptó por entenderse que el "buen funcionamiento de algunos sectores, no sólo el de los transportes y las comunicaciones, sino también otros ramos de la industria, requiere una programación estable a largo plazo". Sin embargo, son muchos los detractores del cambio horario que se produce dos veces al año, independientemente del huso horario en que se encuentren.

A propósito del cambio de hora, es importante entender cómo funcionan los diferentes husos horarios, que son las áreas en las que se divide la tierra: un total de 24 horas que marcan la diferencia horaria entre los distintos países y que se establecen en torno al tiempo universal coordinado (UTC), el huso horario que está ubicado sobre el meridiano de Greenwich. Así, desde este meridiano (el central), se van sumando horas si viajamos hacia el este y restando si lo hacemos hacia el oeste.

Husos horarios de todo el mundo, actualizado en noviembre de 2017 (CIA)
Husos horarios de todo el mundo, actualizado en noviembre de 2017 (CIA)

Y a pesar de que estamos acostumbrados a entender los cambios horarios en fracciones de hora completa, hay algunos casos peculiares en los que la diferencia horaria es de fracciones de media hora, o incluso algunos que se cuentan por cuartos de hora. En El Confidencial hacemos un recopilatorio de algunas curiosidades en torno a los husos horarios de todo el mundo:

1. Diferencias de horas y media

En algunos países, las diferencias horarias están marcadas por fracciones de medias horas. Con respecto a la UTC, por ejemplo, Irán tiene una diferencia horaria de (+) tres horas y media, Afganistán de (+) cuatro horas y media, India y Sri Lanka de (+) cinco horas y media, Birmania y las islas Cocos (Australia) de (+) seis horas y media y (+) Corea del Norte, de ocho horas y media. Las islas Marquesas, en la Polinesia Francesa, tienen un cambio horario de (-) nueve horas y media.

Cambio de hora en Australia (JohnCD-CC)
Cambio de hora en Australia (JohnCD-CC)

La razón por la que se le suma esta media hora al cambio horario está en su ubicación con respecto a los meridianos: India, un país con una enorme superficie, está ubicado entre los meridianos. Lo mismo ocurre con el resto de países, independientemente de su tamaño.

Venezuela modificó su huso horario añadiendo media hora —creando así una diferencia de (-) cuatro horas y media con respecto a la UTC— en 2007 cuando el entonces presidente, el fallecido Hugo Chávez, señaló que con el huso horario que tenían los niños tenían que "despertarse oscuro" e iban a la escuela "casi con el tetero en la boca". La acentuada sequía y la profunda crisis energética que vive el país obligó a Nicolás Maduro a retroceder y recuperar el huso horario anterior en 2016.

2. Cuartos de hora entre países y regiones

Otro caso, menos habitual, es la existencia de diferencias horarias fraccionadas en cuartos de hora. El clásico ejemplo es Nepal, que a pesar de compartir frontera con India y China, no comparte hora con ninguno de los dos países. Dada la peculiaridad de los horarios de los países que lo rodean, el caso nepalí es extremadamente curioso: si viajas de India a Nepal tendrás que adelantar el reloj 15 minutos, pero si el viaje es de Nepal a China, tendrás que adelantar la hora dos horas y 15 minutos.

Dentro de Australia existen los tres tipos de diferencias horarias: en fracciones de cuarto de hora, de media hora y de horas completas. La zona oriental (Brisbane, Sydney, Melbourne...) se encuentra en un área con una diferencia de (+) diez horas, mientras que la zona central es de (+) nueve horas y media y la occidental (Perth) es de (+) ocho horas y tres cuartos.

3. Países enormes... con una sola hora

Lo más habitual es que países con una gran extensión que atraviesan más de un meridiano tengan diferentes horas para aprovechar al máximo la luz del sol. Es lo que ocurren con Estados Unidos, que de punta a punta hay hasta cuatro horas de diferencia (en Alaska, hay (-) nueve horas y en Nueva York, (-) cinco), en Canadá, donde el cambio horario entre la punta más occidental y la más oriental es de cinco horas, o en Rusia, donde existen diez husos horarios distintos.

Sin embargo, China, que geográficamente podría abarcar hasta cinco husos horarios distintos comparte la misma hora en todo el territorio: una diferencia de (+) ocho horas con respecto a la UTC. Esto quiere decir que la prefectura de Kasgar, en la frontera occidental —muy próxima Kirguistán y Tayikistán— o la de Shungyashan —junto al distrito federal ruso de Lejano Oriente—, separadas por unos 6.000 kilómetros y con al menos tres meridianos de por medio, comparten hora.

4. Más de un día de diferencia

Dado que la Tierra se divide en 24 tramos horarios, existen dos puntos entre los cuales la diferencia horaria es de 24 horas: aquellos ubicados en el huso horario de (-(-) doce horas y los que se encuentran en el tramo de (+) doce horas. ¿Pero existe algo más allá? La respuesta es sí: las islas de la Línea, ubicadas en el archipiélago de Kiribati, en pleno océano Pacífico, que cuentan con una increíble diferencia horaria con respecto a sus islas vecinas.

Kiribati, en el Pacífico (Reuters)
Kiribati, en el Pacífico (Reuters)

El caso de estas islas es ciertamente peculiar, ya que comparten exactamente la misma hora que islas como Jarvis, Hawái, las de la Polinesia Francesa o las neozelandesas islas Cook, sin embargo, al estar en huso horario con la última hora del planeta, mientras en Hawái o Cook es un día, en las islas de la Línea es exactamente el día siguiente, a pesar de que la distancia entre ellas es relativamente corta —entre la isla de Jarvis y las islas de la Línea existen unos 400 kilómetros de distancia—.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios