ES una CUESTIÓN DE AGUANTE

Las mujeres tienen más resistencia: pronto superarán a los hombres en los maratones

Se sabía que de media se fatigan menos en los ejercicios estáticos. Ahora un estudio replica las conclusiones para las actividades más dinámicas, como correr la prueba reina

Foto: Aguantan mejor el esfuerzo físico. (iStock)
Aguantan mejor el esfuerzo físico. (iStock)

“Ninguna mujer puede correr un maratón”. La frase le dolió a Kathrine Switzer (más viniendo de quien venía, su entrenador), pero, sobre todo, terminó de convencerla. Se veía capaz de conseguirlo, aunque por aquel entonces -1967- estaba prohibido: solo era cosa de hombres. “Fuera de mi carrera”, le gritó el director del maratón de Boston mientras le arrancaba el dorsal. Lo demás, es historia. Su novió placó al agresor, el momento quedó inmortalizado y ella se convirtió en la primera mujer en completar los 42 kilómetros y 195 metros corriendo.

Desde entonces, la relación entre el sexo femenino y la prueba reina no ha hecho sino crecer a pasos agigantados. 17 años más tarde de la gesta de Switzer, en Los Ángeles 1984, corrieron por primera vez en unos Juegos Olímpicos. Este mismo año la keniana Mary Keitany batió el récord mundial en la categoría. Y, según un nuevo estudio publicado en la revista científica 'Fisología aplicada, nutrición y metabolismo', esta progresión va a seguir el ritmo llegando incluso a superar las marcas de los hombres.

La energía de los hombres se redujo un 15% más que la de las mujeres tras ejecutar el mismo ejercicio (flexiones de pie) hasta 200 veces

Puede que de media sean más grandes y fuertes, pero las mujeres se llevan el gato al agua en cuanto a aguante se refiere. En las mediciones que se realizan tras las carreras, las féminas suelen estar considerablemente menos cansadas que los hombres. Si en algún momento se llevase a cabo una ultra-maratón, superando la cifra de los 42 kilómetros, lo más probable es que sea una mujer quien se suba a lo más alto del podio. Lo demuestra la investigación dirigida por Brian Dalton, profesor de neurofisiología de la Universidad de Columbia Británica, en Canadá, en la que le pidieron a ocho hombres y nueve mujeres de edad y condición física similares realizar 200 repeticiones de una flexión de pie, un ejercicio que involucra los músculos de la parte posterior de la pierna como al caminar.

Están en camino de superar las grandes marcas masculinas. (iStock)
Están en camino de superar las grandes marcas masculinas. (iStock)

Aunque los hombres empezaron a realizar las flexiones más rápido… aquel ritmo no duró mucho. La fatiga llegó antes para ellos. Su energía, concluye el estudio, se redujo un 15% más que la de las mujeres tras ejecutar el mismo ejercicio una y otra vez. “Sabemos desde hace tiempo que las féminas se fatigan menos durante las pruebas isométricas -ejercicios estáticos donde las articulaciones no se mueven, como mantener un peso-, pero queríamos saber si es también era cierto durante los movimientos más dinámicos”, señala Dalton. “Las mujeres pueden durar más que los hombres por un amplio margen”, resume.

Es difícil que partiendo de las mismas condiciones una mujer pueda alcanzar la misma capacidad de fuerza y potencia que la de un hombre, sin embargo quizá tengamos que cambiar nuestra imagen del supercorredor -generalmente un hombre de raza negra- por la de una mujer que, como demuestra la ciencia, aguanta todo lo que le echen.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios