LOs puedes usar este verano

Los trucos para volar barato en primera clase

El experto Gilbert Ott no solo se conoce los cómos y porqués de los altibajos en los precios de los billetes, sino que además se aprovecha de ellos

Foto: Gilbert Ott es un habitual de la clase 'business' de los aviones. (Instagram)
Gilbert Ott es un habitual de la clase 'business' de los aviones. (Instagram)

A vista de consumidor, los precios de los vuelos de avión son un enigma indescifrable. Suben y bajan en cantidades astronómicas sin razón aparente, salen más baratos si antes realizamos una escala en la otra punta del planeta o por quiensabequé la primera clase, con todas sus comodidades, cuesta a veces la mitad. Sea como fuere, siempre nos enteramos de las ofertas, trucos y subterfugios tarde y son otros los que se lucran de estas tácticas tan productivas. Esto tiene que cambiar.

Gilbert Ott es uno de estos afortunados. No solo se conoce los cómos y porqués de estos altibajos, sino que además se aprovecha de ellos. Su especialidad es conseguir vuelos en primera clase por mucho menos de lo que suelen costar. Es decir, no tiene que empeñar un riñón ni ahorrar durante décadas. Lo curioso de todo ello es que su estrategia implica realizar operaciones que, a primera vista, parecen ir en contra del sentido común, como, por ejemplo, comprar millas aéreas sin necesidad de ir a ninguna parte o perder vuelos a propósito.

Usando sus trucos puedes volar desde Hong Kong a Sídney en primera por solo 40.000 millas (puntos) o, lo que es lo mismo, unos 940 euros

“A menudo pagar los billetes con puntos de la aerolínea es más barato que con dinero real”, afirma Ott a 'The Daily Mail'. “En principio, hay dos maneras de acumularlos: o bien gastas dinero usando una tarjeta de crédito específica (suelen tener acuerdos) o vuelas con una determinada aerolínea”, explica.

Comprar "millas" a la empresa

No obstante, hay una tercera opción que la mayoría desconoce. Ott asegura que a veces se pueden comprar directamente a la aerolínea: “Cada pocos meses, las empresas venden puntos como promociones, lo que significa que puedes hacerte con las cotizadas millas sin necesidad de volar a ningún lugar”. El próximo paso, claro está, sería reservar tu próximo billete por mucho menos del precio normal y aunque hayas gastado puntos, la jugada sigue valiendo la pena.

Los trucos para volar barato en primera clase

Where next? No seriously. Where's everyone headed next? ✈️🍾📷😎🌵

Una publicación compartida de God Save the Points (Gib) (@godsavethepoints) el

Ott pone el siguiente ejemplo: puedes volar desde Hong Kong a Sídney en primera con United Airlines, bebiendo champán todo el camino por solo 40.000 millas o, lo que es lo mismo, unos 940 euros. Una reserva tradicional costaría alrededor de 5.000 euros. La diferencia se nota. Utilizando el mismo método, consiguió volar de EEUU a Australia por 1.326 en primera, algo que podría costar unos 8.000. En turista, no le hubiese costado más de 900. El truco consiste no solo en saber qué aerolíneas ofrecen la compra de millas, sino cuáles las aceptan. Es decir, aunque no tengan el proceso de compra, muchas tienen acuerdos con las que sí lo tienen. Por eso, aunque tú compres los puntos en Alaska Airlines, puedes usarlas en el vuelo de Qantas de EEUU a Australia.

"Expiran en cuestión de horas"

También hay que estar al tanto de todas las ofertas que salgan. Todas esas promociones “expiran en cuestión de horas”, según señala el experto. Por eso, recomienda configurar alertas gratuitas usando Google Flights, Kayak o cualquier otra para enterarse al instante de si hay una bajada repentina del precio en la ruta en la que estás interesado. En ese caso, serás de los primeros en saberlo.

Los trucos para volar barato en primera clase

Not much, just chilling... At 41,000 feet. #luxurytravel #qatarairways #businessclass #avgeek #travelblogger #travel #wanderust #airbus #a350 #flight

Una publicación compartida de God Save the Points (Gib) (@godsavethepoints) el

Asimismo, Ott asegura que hay que perderle el miedo a la primera clase o a la 'business', pues a veces, por este azar indescifrable, puede salirnos más barato que en turista, especialmente en temporada alta. Tampoco es mala idea seguir blogs especializados en ofertas como 'Viajeros Piratas' o 'Secret Flying'. Las aerolíneas actualizan sus precios constantemente y, a su vez, ofrecen jugosas mejoras en los tipos de billetes. Muchas están escondidos en sus aplicaciones móviles, a las que solo es posible acceder si te las descargas previamente y te registras con tus datos.

A veces las aerolíneas venden puntos como promociones, lo que significa que puedes hacerte con ellos sin necesidad de volar

A Ott le ha valido la pena hasta comprar billetes en vuelos que ya están completos. A veces las aerolíneas venden más billetes de clase turista que el número de asientos de sus aviones y dicha jugarreta empresarial puede suponer una mejora considerable para el consumidor. En concreto, en periodos de máxima actividad, el truco le ha funcionado dos veces a pedir de boca.

Perder un vuelo adrede

Ott llama a su truco maestro el “billete escondido”. Consiste en reservar un vuelo a una ciudad y quedarse en la escala del medio, en el caso de que salga más barato que ir directamente a ese lugar intermedio. Utilizando este método, afirma que ha volado de Londres a Los Ángeles por 570 euros, cuando si lo hubiese hecho de la manera tradicional le hubiese costado más de 600. Una diferencia de solo 20 euros, pero las cantidades pueden ser mucho mayores. “Es una oportunidad excelente para ahorrar dinero”, destaca el experto.

Los trucos para volar barato en primera clase

A cualquiera le gustaría ascender a los altares de la élite viajera: ventajas gratis, acceso a zona VIP, comidas y bebidas gratis… os hacéis una idea. Sin embargo, conseguir este estatus requiere muchas millas a tus espaldas y muchos euros gastados por el camino. No obstante, algunas aerolíneas proponen el siguiente desafío: si acumulas un número X de millas en un tiempo determinado, entonces podrás acceder a este selecto club mucho antes que el resto, y sin haber vaciado tu cartera del todo. Por ejemplo, American Airlines normalmente requiere unas 100.000 millas, pero si aceptas el reto bastan 25.000 en tres meses. Algunos de los trucos que propone Ott requieren demasiado tiempo y esfuerzo, pero habrá a quien el empeño le valga la pena y, sin duda, representan al dedillo el batiburrillo de ofertas y artimañas que proliferan por el mundo de los viajes.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios